Netflix estrena ‘Voces’, una de las películas de terror del año con una banda sonora de excepción

La película Voces, dirigida por Ángel Gómez Hernández, llegará a Netflix el próximo viernes 27 de noviembre, siendo uno de los éxitos en la taquilla española de este pasado verano. Distribuida por eOne Spain, fue vista en salas por más de 100.000 espectadores, consiguiendo ser la segunda cinta de terror española más vista en cines este año, después de Malasaña 32. Este próximo viernes 27 de Noviembre llega a la plataforma Netflix para ser disfrutada por sus suscriptores.

La película narra los extraños sucesos que le ocurren a una familia después de mudarse a una vieja casa a las afueras de Madrid. La familia formada por Sara (Belén Fabra), Daniel (Rodolfo Sancho) y Eric (Lucas Blas) pretenden comenzar una nueva vida, sin saber que esa propiedad ha sido conocida desde siempre en los alrededores como “la casa de las voces”. Eric es el primero en advertir que tras cada puerta se ocultan extraños sonidos y se intuyen voces que parece que intentan comunicarse con la familia. Lo que achacan en principio a un producto de la imaginación de Eric se convierte rápidamente en una inquietante realidad también para sus padres y a la que se unen en la investigación paranormal Ruth (Ana Fernandez García) y Germán (Ramón Barea).

Voces

Además, hay que prestar atención a la banda sonora de Voces, compuesta por Jesús Díaz, compositor y fundador de Music in silence, productora especializada en la composición y producción de música en 360º. Componer la B.S.O. de la película supuso un desafío para Music in Silence, que produjo la composición desde el confinamiento, en un camino que les ha llevado hasta Hungría, para colaborar con la Orquesta Sinfónica de Budapest.

Como consecuencia del estado de alarma, se creó una situación que imposibilitó contar con músicos de forma presencial por lo que se tuvo que grabar a distancia. Su partitura está inspirada en los aquelarres, llantos y conjuros de brujas que quedan reflejados en los ritmos de las percusiones, desafinaciones instrumentales.

Su banda sonora se construyó en torno a melodías rotas que simbolizan el sufrimiento, el miedo y las lamentaciones de los personajes, como el llanto de chelos desafinados que aparece de forma recurrente, a modo de leitmotiv, a lo largo de la película. Estos chelos se han usado como base del diseño sonoro de gran parte de sonidos de la banda sonora, tratados de tal forma que puedan parecer sintetizadores, atmósferas o sonidos inquietantes.

La composición sonora buscó reflejar el castigo y las torturas, y contó  con una coral de 15 mujeres que interpretan con sus voces los gritos guturales junto a los cánticos para formar un estado de trance musical, evocando a los rituales de bruja y magia negra; todo ello acompañado por textos escritos y cantados en enoquiano: lengua satánica que data del siglo XVI e idioma hablado por los ángeles y humanos de la bíblica Torre de Babel.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: