Crítica de ‘Pokémon: Detective Pikachu’: El día que Deadpool se disfrazó de peluche

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Pokémon: Detective Pikachu

Tras décadas disfrutando de Pikachu y sus amigos (y enemigos) en videojuegos, series, películas animadas, y cualquier cosa que se pueda vender tras estamparse la tierna y blandita figura amarilla de Pikachu, llega a los cines la primera aventura Pokémon de acción real, Pokémon: Detective Pikachu.

Protagonizada por Ryan Reynolds en el papel de Pikachu, el actor traslada sus gestos y voz, así como su personalidad, a la cara icónica del fenómeno mundial Pokémon, uno de los productos de entretenimiento multigeneracional más populares del mundo y la franquicia de medios más exitosa de todos los tiempos. 

La historia arranca con la misteriosa desaparición del detective Harry Goodman que obliga a su hijo Tim, de 21 años, a averiguar lo que ha sucedido. El detective Pikachu, antiguo compañero Pokémon de Harry, va a ayudarle en su investigación. Se trata de un súper-detective adorable y muy divertido que asombra a todo el mundo, ¡incluso a sí mismo! Tim y Pikachu descubren que pueden comunicarse entre sí de forma absolutamente increíble y juntos emprenden una emocionante aventura para desenmarañar el extraño misterio. Buscan pistas por las calles iluminadas con neón de Ryme City, una enorme metrópoli moderna donde los humanos y los Pokémon comparten un mundo hiperrealista de acción real. Obviamente, por el camino se encontrarán con distintos personajes Pokémon y descubrirán un escalofriante complot que podría destruir esta convivencia pacífica y amenazar a todo el universo Pokémon, pues no todo iban a ser escenas divertidas.

Al frente de la dirección de Pokémon: Detective Pikachu tenemos a Rob Letterman, acostumbrado a trabajar con personajes animados e historias para toda la familia como Pesadillas y Monstruos contra Alienígenas. Con su currículo no hace falta mucho para darnos cuenta que inicialmente está dirigida a los más pequeños, pero el guión se acuerda de todos los espectadores de más edad que vamos a disfrutar la película, y no sólo por los toques de humor, sino también por una premisa más oscura de lo que cabría esperar inicialmente.

El guion no pierde mucho tiempo en explicar las cuestiones básicas del mundo Pokémon, desde su existencia hasta la caza pasando por su origen, pues da por sentado que casi todos los espectadores van a conocerlas, y aún no siendo así, la película logra explicarlo bien y nadie se pierde con lo que está viendo. La historia retoma en cierto modo el argumento de la primera película de Pokémon en versión anime (de 1998), siendo realmente su fuente original un juego relativamente reciente con el mismo nombre que la actual.

El reparto humano esté encabezado por Justice Smith como Tim y  Kathryn Newton como Lucy, una reportera junior que trabaja en su primera gran historia, junto al nominado al Oscar Ken Watanabe como el teniente Yoshida, pero el director logra compensar la falta de interés en los personajes humanos con los Pokémon, estando claro que todo el peso de la película recae en Pikachu y la “nueva” personalidad que le han otorgado. Ver cómo habla este Pokémon, con un humor muy ácido, similar al que nos acostumbró Reynolds en Deadpool, pero suavizado para que la película llegue a más espectadores, hace que pueda ser disfrutada por igual por aquellos que conocen el mundo Pokémon como por aquellos que solo quieren pasar un buen rato sin haber cazado nunca con una Poké Ball. Reynolds le da ese toque irreverente al personaje que permite alejarlo de una historia “estilo Disney“, siendo mucho más “humano” que todos los hombres y mujeres de carne y hueso que le acompañan.

A nivel visual, el diseño de Pikachu y el resto de los Pokémon hace justicia a las entrañables criaturas, no sólo por ser fácilmente reconocibles, sino también por ser capaces de tener cada uno su propia identidad, y muchos de ellos con la suficiente personalidad como para lograr un spin-off. No podemos negar que nos deja con ganas de más, pero al menos cumple al presentarlos en pantalla desde el primer minuto, hasta el último, algo que claramente está dirigido para los fans, pero va más allá con una historia original de detectives.

Quién nos iba a decir que ver en pantalla grande una ciudad en la que conviven humanos y Pokémon no nos iba a resultar “algo postizo”, y la calidad de los efectos especiales y el trabajo por ordenador ha conseguido que no me sorprenda si giro mi cabeza y veo un Pokémon sentado en la butaca de al lado, pues se han esmerado mucho en recrear una urbe al más puro estilo Blade Runner donde los habitantes son tan convincentes y creíbles que los que podamos encontrarnos en la Cantina de Mos Eisley. El problema radica quizás en que los personajes humanos pierden importancia en este mundo de seres fantásticos que atrapan todas las miradas, y puede que se hayan reservado demasiadas especies de Pokémon, teniendo en cuenta la cantidad ingente que existe.

Pokémon: Detective Pikachu es  lo que los fans podrían esperar de la primera aventura Pokémon de acción real de la franquicia, realizada con mucho cuidado para no defraudar y no ser un mero producto taquillero. La primera piedra ya está puesta, y si logra cazar a los espectadores, tendremos secuelas para rato.


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Pokémon: Detective Pikachu’: El día que Deadpool se disfrazó de peluche
4.1 (82.35%) 17 vote[s]

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario sobre “Crítica de ‘Pokémon: Detective Pikachu’: El día que Deadpool se disfrazó de peluche

  • el 21 mayo, 2019 a las 21:13
    Permalink

    #11AñosNoescinetodo Tengo ganas de verla, la vere este fin de semana en la Bañeza

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: