Crítica de ‘Madre’: Cuando un corto se hace corto

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
Madre
 

Me ocurre con mucha frecuencia que después de ver un largometraje tengo la sensación de que lo que me han contado podían haberlo hecho en menos tiempo, que la historia, el asunto, el meollo de la cuestión no daba para tanto, que la idea estaba estirada y que tal vez podría haber funcionado bien como un cortometraje. En otras ocasiones, más raras, tengo la sensación contraria, es decir, que después de ver un corto me quedo con ganas de más, de que me desarrollen más los personajes, de saber de dónde vienen y hacia dónde van o, sencillamente, saber qué pasa luego.

Rodrigo Sorogoyen tiene una relación atípica con el cortometraje, no es el clásico director que tras una mas o menos larga trayectoria como cortometrajista da el salto al largo. De hecho, él confiesa que realizó varios cortometrajes que le sirvieron para aprender pero a los que califica de “invisibles”. Sin embargo, tras su debut en el cine codirigiendo 8 citas (2008) con Peris Romano, ha simultaneado sus dos primeros largometrajes, Stockholm (2013) y Que Dios nos perdone (2016) con la realización de cortometrajes. Antes de rodar la que hasta ahora es su última película, El reino (2018), que acaba de triunfar en los Premios Feroz y suma trece nominaciones a los Goya próximos a entregar, realizó un cortometraje titulado Madre que se estrenó hace ya un par de años en la Semana de Cine de Medina del Campo y, a sus muchos galardones (Goya incluido) acaba de añadir una nominación al Óscar al mejor cortometraje de ficción.

Volviendo a la idea inicial de estas líneas, Madre es uno de esos cortometrajes que a pesar de su sólida construcción argumental y de funcionar por sí mismo como entidad fílmica, provoca en el espectador la necesidad de más. Madre está construido en torno a tres personajes de los cuales sólo se nos permite ver a dos. Uno, la madre (Marta Nieto) está presente en todo momento, es el eje alrededor del cual Sorogoyen dispone su cámara y todo su dispositivo cinematográfico sin sacarla de los escuetos metros cuadrados de un apartamento y un rellano de escalera que aparece como única vía de escape. El otro, el hijo, es invisible. Escuchamos su voz a través del teléfono, vivimos su miedo sin verle y adivinamos su angustia dibujada en el rostro de Marta Nieto. Una conversación telefónica fragmentada ocupa la mayor parte de los dieciochos minutos de metraje. Más no se debe contar.

El tercer personaje (Blanca Apilánez) no es en absoluto desdeñable, se trata de otra madre, la madre de la madre (aquí no conviene utilizar la palabra abuela pues no es ese el parentesco que nos ocupa) con la que Sorogoyen compone otro vínculo maternal diferente en el que los afectos, los gestos, las palabras y el tono de voz son muy diferentes. Es otro tipo de madre, la que ha sustituido el incondicional amor que se ofrece a un niño pequeño por la preocupación con que se encara a los hijos cuando son mayores y no acaban de seguir el camino que se había proyectado para ellos.

Marta Nieto asume el protagonismo dando muestras de ser mucho más y mejor actriz de lo que hasta ahora el cine español le ha dejado demostrar. Hay mucho cine en estos dieciocho minutos de Madre, Sorogoyen tiene ya mucho oficio y maneja muy bien el tiempo y el espacio cinematográfico administrando hábilmente la información que da al espectador, pero el espectador necesita más. Necesita saber qué ocurre luego.

El próximo largometraje de Rodrigo Sorogoyen se titulará Madre, será la secuela de este corto y no creo que nadie que lo haya visto renuncie a ver qué pasa con esa madre y ese niño. Desconozco si esa era la idea de inicio o ha sobrevenido al calor del éxito y los reconocimientos, pero sea como sea, no se puede hacer mejor promoción a una película que con una precuela en forma de cortometraje. El Óscar sería la guinda, ojalá tenga suerte. 


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Madre’: Cuando un corto se hace corto
4 (80%) 5 votes

8.5

Puntuación

8.5/10

También te puede interesar

Un comentario sobre “Crítica de ‘Madre’: Cuando un corto se hace corto

  • el 29 enero, 2019 a las 21:06
    Permalink

    El trailer de lo que vendrá después…

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.