Crítica de ‘Ana y el Apocalipsis’: Una carnicería de lo más festiva

Las críticas de Cristina Pamplona “CrisKittyCris”:
Ana y el Apocalipsis

Que los zombies se llevan estupendamente con la comedia es algo que ya hemos comprobado infinidad de veces. Pero cuando una película riza el rizo, y a la ecuación de muertos vivientes y chistes le sumas números musicales y espíritu navideño, el resultado tiene un brillo de lo más refrescante. Ana y el Apocalipsis llega a nuestra cartelera navideña como alternativa a las comedias familiares, y decora estas fiestas con rojo sangre y vísceras jugosas.          

Ana no ve el momento de largarse de su pequeña ciudad, Little Haven. Ha hecho planes para recorrer el mundo tras terminar el instituto. Su padre, sin embargo, ya la ve entrando en la universidad, su mejor amigo John está enamorado de ella y el resto del instituto prepara la función anual de Navidad. El drama adolescente de Ana no le permite ver lo que está sucediendo a su alrededor: un virus zombie se está propagando por todo el país y no tardará en llegar a Little Haven.

Este es el segundo largometraje de John McPhail tras Where Do We Go From Here?. La película adapta el corto que en 2011 dirigió Ryan McHenry y que ganó el BAFTA a mejor cortometraje. McHenry, que se hizo popular gracias a su serie de vídeos Ryan Gosling Won’t Eat His Cereal, falleció en 2015, y a él está dedicada la película.

Ana y el Apocalipsis podría definirse como el hijo de Zombies Party y High School Musical. Hereda de la primera el gamberrismo y de la segunda la comedia adolescente y las canciones. El guion mantiene un equilibrio entre la carnicería del género zombie, las tribulaciones del instituto, la tragedia de la pérdida y un puntito de ternura navideña. Pero no nos llamemos a engaño; su tuétano es machacar cabezas para poder escapar, y eso, cuando la cartelera está monopolizada por títulos festivos y bondadosos, es de agradecer.

Sus personajes, estereotipados sin pudor, son una de las genialidades de este homenaje al terror zombie. Tenemos a la protagonista en un punto de inflexión vital, al pardillo que en realidad alberga al héroe y un villano más peligroso que los muertos en busca de carne humana. Incluso ese grupo de bullies de instituto recuerda a los soldados liderados por Christopher Eccleston en 28 días después que parecen disfrutar con la situación. Tampoco se oculta la influencia de Zombies Party en el guion; ese palo de cricket usado como arma, los delata.

El reparto se compone de caras prácticamente desconocidas a excepción de Savage, el villano de la película, que está interpretado por Paul Kaye, a quien los amantes de Juego de Tronos conocen como Thoros de Myr. Kaye es a nivel interpretativo lo más atractivo de la cinta y convierte a su personaje en un payaso histriónico y ridículo. Su número musical, “Nothing’s Gonna Stop Me Now” recuerda a Richard O’Brien en Rocky Horror Picture Show.

En cuanto a las canciones compuestas para la película, los cantantes escoceses Roddy Hart y Tommy Reilly se hacen cargo de música y letras. Aunque en un par de ocasiones, los temas parecen desconectados de aquello que aparece en la pantalla, hay un par de títulos geniales como “Hollywood Ending”, en donde participa todo el reparto, o “Soldier At War”, interpretada por Ben Wiggins, sin duda la mejor voz de la película.

Ana y el Apocalipsis no pretende convertirse en un clásico del género zombie, tampoco en una película adolescente de John Hughes y, desde luego, no es un musical de Metro Goldwyn Mayer, pero es tan irreverente y divertida que se ha hecho de inmediato un hueco en el cine navideño, cambiando el muérdago por vísceras, los regalos bajo el árbol por miembros arrancados y los buenos deseos por el instinto de supervivencia.


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Ana y el Apocalipsis’: Una carnicería de lo más festiva
4.3 (85%) 4 votes

7

Puntuación

7.0/10

4 comentarios sobre “Crítica de ‘Ana y el Apocalipsis’: Una carnicería de lo más festiva

  • el 12 diciembre, 2018 a las 14:09
    Permalink

    Curiosa película y bien llevada. Con sus momentos delirantes.

    Respuesta
  • el 16 diciembre, 2018 a las 13:54
    Permalink

    La vi en un tráiler, y no se a mi parece que me va a gustar, soy muy friki jaja

    Respuesta
    • el 20 diciembre, 2018 a las 17:42
      Permalink

      Ganas de conocer tu opinión 🙂

      Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.