63 SEMINCI. Sección Oficial. Crítica de ‘The Miseducation of Cameron Post’: Puro cine indie americano

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en la 63 SEMINCI: 
The Miseducation of Cameron Post 
 

Si ya saben que una ELA es una Esclerosis Lateral Amiotrófica, una DM una Diabetes Mellitus y HTA corresponde a Hipertensión Arterial, anoten un nuevo acrónimo de enfermedad, la AMS que no es otra cosa que Atracción por el Mismo Sexo, también llamada homosexualidad, para cuya curación periódicamente surgen curanderos iluminados que aseguran tener la fórmula redentora. No se asusten, por extraño que parezca, sigue habiendo gente convencida en pleno siglo XXI de que la homosexualidad es una enfermedad, generalmente producida por algún desarreglo en la infancia como por ejemplo una equivocada afición deportiva que provocó una confusión de género. Así que, queridos padres, no lleven a sus hijas al fútbol no sea que se les vuelvan lesbianas y, queridas madres, absténganse de que sus hijos se aficionen a la gimnasia rítmica o serán culpables de que se conviertan en gays.

Una de estas instituciones “curativas” pertenecientes a la Iglesia Evangélica es el destino temporal de Cameron Post (Chlöe Grace Moretz), una joven que en pleno baile de graduación del instituto, en 1993, ha sido pillada in fraganti dándose un buen repaso en los asientos traseros de un coche con su íntima amiga Coley mientras el bobalicón de su novio no se enteraba de nada.

Regentada por una especie de Srta. Rottenmeier con perenne sonrisa falsa en forma de psicóloga (Jennifer Ehle) y su hermano el reverendo Rick (John Gallagher, Jr.) un ex homosexual “curado” (no se lo cree ni él), esta especie de casa de reposo con el rimbombante nombre de “La promesa de Dios” ofrece la liberación de todo tipo de males adolescentes como drogas o exceso de autoplacer mediante terapias de grupo, conciertos musicales de grupos de rock evangelista, karaokes comunitarios y prácticas deportivas adecuadas como la edificante religimnasia, una suerte de aerobic en la que mientras estiramos el muslamen nos explican que nuestro cuerpo es de Dios y es a través de Dios que debemos mantenerlo en forma.

Cameron, totalmente desubicada, encuentra refugio en los dos únicos internos que parecen, como ella, inmunes a todas las terapias: Adam (Forrest Goodluck) y Jane (Sasha Lane) serán sus únicos confidentes y cómplices para huir del opresivo régimen educativo de dos hermanos que, a pesar de sus aires de superioridad moral, no parecen tener muy claro lo que hacen.

Basada en la novela homónima de Emily M. Danforth que fue un gran éxito de ventas en 2012 entre los lectores adolescentes estadounidenses, la película ha sido dirigida por la directora neoyorkina de ascendencia iraní Desiree Akhavan sobre una adaptación de la novela coescrita junto a Cecilia Frugiuele. El tratamiento narrativo es de manual de cine indie americano, de aquel que empezó a despuntar precisamente a principios de los noventa en los que se desarrolla la historia. No hay nada especialmente novedoso en The Miseducation of Cameron Post, de hecho es casi continua la sensación de que ya nos la han contado antes, aún así, estamos ante una película fresca y espontánea que a pesar de su gravedad, se desarrolla en un tono distendido que alterna momentos dramáticos con otros tremendamente divertidos. Contribuye al tono festivo dominante una banda sonora con un buen puñado de hits noventeros y la optimista dirección de fotografía de Ashley Connor.

Gran triunfadora del último Festival de Sundance, The Miseducation of Cameron Post se postula como uno de los grandes títulos del cine independiente americano del año, de esos que suelen colarse (cada vez con más fuerza) junto a las grandes producciones en las galas de entrega de los grandes premios anuales. Chlöe Grace Moretz hace probablemente el mejor papel de su carrera hasta la fecha y Desiree Akhavan se perfila con su segundo film tras Appropriate Behavior como uno de los nombres a tener en cuenta durante los próximos años.

 

8

Puntuación

8.0/10

También te puede interesar

2 comentarios sobre “63 SEMINCI. Sección Oficial. Crítica de ‘The Miseducation of Cameron Post’: Puro cine indie americano

  • el 23 octubre, 2018 a las 12:05
    Permalink

    Me suena a “Inocencia interrumpida” con Winona Ryder y Angelina Jolie en sus tiempos mozos y no sé qué pensar ya que esta no me gustó. Teniendo el aval de Sundance, le daremos una oportunidad.

    Respuesta
  • el 24 octubre, 2018 a las 06:30
    Permalink

    Es menos oscura que Inocencia interrumpida, menos turbia, al menos en las formas. El fondo es turbio pero está suavizado por un tono un poco más distendido, unos personajes más “queribles” y algunos toques de humor.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.