31 Semana de Cine de Medina del Campo: Palmarés

31 Semana de Cine de Medina del Campo: Palmarés
Sin puntuación

Ayer tuvo lugar la gala de clausura de la 31ª Semana de Cine de Medina del Campo, donde se entregaron los diferentes galardones, y en la que el cortometraje Silencio por favor, de Carlos Villafaina, se alzó con el Roel de Oro incluido en el 26º Certamen Nacional.

Este cortometraje “desnuda a mi familia” confesaba durante la cita medinense su director que, añadía, “simplemente quería contar cómo es el día a día de mi vida, una persona normal, con mi madre y mi hermano, con parálisis cerebral”.

Por su parte, el jurado de la Sección Oficial (Eva Gancedo, Ferrán Vilajosana, Juan Antonio Vigar, Lino Escalera y Marina Salas) decidió que era merecedor del Roel de Plata, el premio especial del jurado, La inútil, de Belén Funes. La historia de Merche, una mujer demasiado orgullosa para explicar cómo se siente, convencía a los miembros del jurado que también otorgan a la cinta los roeles al mejor director (Belén Funes), mejor actriz (Nausicaa Bonnin), mejor guion (Belén Funes y Marçal Cebrian) y mejor montaje (Berat Aragonés).

Los cinco profesionales del sector cinematográfico, en su deliberación, establecieron que merecían un lugar en el palmarés Sub Terrae, de Nayra Sanz Fuentes, como mejor cortometraje documental; y Areka, de Atxur Animazio Taldea, como mejor cortometraje documental, ambos dotados con un Roel. Tres galardones medinenses se llevó La última virgen, de Bárbara Farré: mejor sonido (Biel Blancafort), mejor vestuario (Lorena Mon y Carlota Montada) y una mención especial del jurado a la dirección, para Bárbara Farré.

Álvaro Cervantes se alzó en esta edición con el premio al mejor actor por su trabajo en Paraíso azul, de Daniel de Vicente y, de igual forma, Fede Jusid se llevó el de mejor música original por El alquiler, de Pablo Gómez Castro. El premio a la mejor fotografía fue compartido, pues cayó en manos de Alberto Bañares, por 72%, de Lluís Quílez, y de Alberto de Centeno, por Domesticado, de Juan F. Viruega.

El jurado joven, formado por casi doscientos jóvenes de la villa, quiso que El niño que quería volar, de Jorge Muriel se alzase con el premio de la juventud en el marco de la Sección Oficial. R.I.P., de Albert Pinto y Caye Casas, se hizo con el premio de la categoría de género fantástico y, por su parte, Será nuestro secreto, de Sergi González, recibió la mención del jurado joven, en el marco de la sección paralela del festival, La Otra Mirada. El jurado oficial de este apartado, determinó que el premio del apartado sería finalmente para Matria, de Álvaro Gago. Ya en el ciclo de El Cine de Castilla y León, los periodistas de medios locales, decidieron que Anagnorisis, de Arturo Dueñas, merecía el premio en esta categoría.

En el marco del Certamen Internacional, el primer premio del ciclo fue para el trabajo chino A gentle night, de Qiu Yang; mientras que el segundo recayó en la cinta portuguesa Fugiu. Deitou-se. Cai, de Bruno Carnide. Además, se otorgó una mención especial a Silent Campine, de Steffen Geypen (Holanda, Bélgica). El jurado joven decidió que Abraham, de Ali Kareem (Italia, Alemania, Iraq, Emiratos Árabes) se llevara el premio de la juventud del ciclo.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *