Maudie, el color de la vida

Hay personas cuya vida parece más pequeñita que la de los demás y cuya existencia pasa desapercibida. Bien por tener un físico peculiar, una enfermedad limitante, una personalidad huraña o todo al mismo tiempo, parecen condenadas a vivir en soledad, sin apenas relacionarse con sus congéneres y, en el peor de los casos, caer en la marginalidad y la exclusión social. Pero a veces ocurre el milagro y dos personas así se encuentran una a otra. De un modo, difícil de entender para los que vivimos una existencia convencional, consiguen ponerse a caminar juntas y entre ellas florece ese sentimiento casi milagroso, tantas veces sublimado en la literatura y el cine, llamado amor. Así es la vida de Maud Dowley (Sally Hawkins), una joven risueña y alegre de Nueva Escocia aquejada de una artritis progresivamente invalidante que, un buen día, encuentra a Everett (Ethan Hawke), un hosco pescador local que busca una asistenta que limpie y cuide su casa sin alterar demasiado su vida al margen del resto del pueblo.

Existen decenas (no me atrevo a decir cientos, pero podría ser) de películas acerca de la vida y obra de los más célebres pintores de la historia del arte. Algunas surgieron como grandes producciones hollywoodienses y se han convertido en clásicos como El loco del pelo rojo (Vincente Minelli, 1956) o El tormento y el éxtasis(Carol Reed, 1965), otras se sitúan en el olimpo del cine de autor como Andrei Rublev (Andrei Tarkovski, 1966) y otras producciones más pequeñitas, especialmente cuando tratan sobre pintores que no alcanzaron gran celebridad, pasan casi desapercibidas entre los estrenos cinematográficos del año. Y es una lástima porque la maraña de revienta-taquillas que pueblan la cartelera puede hacernos perder auténticas joyas como esta Maudie, el color de la vida sobre la vida de la pintora folk canadiense Maud Lewis.

Crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: