Crítica de ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’: Entretenida, pero demasiado melancólica

Las críticas de Óscar M.: Guardianes de la Galaxia Vol. 2

La secuela de la película más gamberra de las adaptaciones cinematográficas de Marvel, titulada (sin mucho esfuerzo) Guardianes de la Galaxia Vol. 2, recupera al grupo de héroes más variopinto que ha pisado el borde exterior de la galaxia en una nueva (aunque algo predecible y excesivamente melancólica) aventura.

El equipo liderado por Peter Quill (también conocido como Star-Lord) se enfrenta en esta ocasión a un desafío más allá de lo esperado: el propio padre de Peter. A partir de este punto, la historia flojea a nivel argumental, tiene demasiados altibajos (intentando mantener la acción en todos los hilos argumentales) y, puestos a sacarle defectos a la secuela, el mayor problema es que repite la historia de la primera película de manera casi esquemática.

Como si de una plantilla se tratase, en Guardianes de la Galaxia Vol. 2 volvemos a tener una alocada huida (en la primera fue de la prisión y en esta es de la nave de Yondu) y se repite el sacrificio de un personaje importante en el clímax final. Detalles que, podrían pasarse por alto si el conjunto fuera plenamente satisfactorio para el público, pero que, en esta ocasión, no pasan desapercibidos y llaman mucho la atención.

El guión (escrito por el propio director James Gunn) se preocupa demasiado en reforzar la idea de la familia que forman el dispar grupo y, aunque la secuela es entretenida y mantiene el nivel humorístico que caracteriza a esta franquicia, la línea argumental principal es socorrida y bastante previsible (casi es más interesante la introducción de la raza de los Supremos y su experimentación genética por su posterior repercusión en el Universo Marvel).

Probablemente, es un poco triste que se pueda comparar esta película con la saga de Fast & Furious y siga su mismo estilo, usando a los villanos de la primera parte ahora como aliados, pero este fácil recurso consigue que se pueda desarrollar y expandir la historia con una mínima inversión argumental y, de camino, ampliar el pasado de los personajes.

Centrándonos en el grupo protagonista, no hay mucha diferencia de roles respecto a la película anterior: conseguimos comprender un poco mejor la actitud de Rocket Racoon, Drax es menos importante en la historia y queda en un nivel más secundario (algo que también le pasaría a Gamora de no ser por el personaje de Nebula). Groot sigue siendo nuestro favorito (a pesar de su reducido tamaño) desde que consiguió que nos enamorásemos de él en los créditos finales de la primera parte y ahora tiene un papel más importante (de hecho, los créditos iniciales continúan teniendo al personaje como centro de la presentación).

Alrededor de los personajes que ya conocemos tenemos a un buen número de nuevos secundarios: Mantis, Ego, Stakar y la aparición de los numerosos Reavers (que prácticamente viven en ese interesantísimo planeta poblado por robots sexuales). Incluso se puede ver brevemente a Thanos en plena batalla contra algún similar.

La secuela continúa con su característico derroche colorista, amplía el universo conocido, y presenta nuevos planetas a cada cual más recargado y futurista (al estilo de los que pudimos ver en la segunda trilogía de La guerra de las galaxias). Respecto a la música (un detalle muy importante y destacado de la primera parte), la secuela ha optado por una selección musical menos conocida y más centrada en los temas de corte melancólico, reforzando una historia más intimista y familiar, dejando un poco de lado el tono de aventura espacial que tenía la anterior y que tanto gustó al público.

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 consigue entretener, aunque no llega a emocionar tanto ni es tan disfrutable como la primera entrega, y, aunque no se hace pesada, se echa en falta más novedad. Esperamos que la tercera parte (que ya está en camino) sepa aprender de estos errores, innovar, y mejorar el cierre de la trilogía.

2 comentarios en «Crítica de ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’: Entretenida, pero demasiado melancólica»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: