El Sr. Henri comparte piso

Llega a las pantallas de nuestro país El Sr. Henri comparte piso, uno de los éxitos de taquilla de nuestros vecinos franceses durante el año 2015, vecinos que han demostrado sobradamente dominar a la perfección este género de la comedia de tono amable, buenas intenciones y resultados entrañables, es decir, eso que los anglosajones llaman “feel-good movie” y que en España, tan aficionados a los anglicismos, algunos se han apresurado a importar y a mí me resulta un tanto estomagante (el término, no las películas).

El caso es que el realizador Ivan Calbérac adopta el tono de comedia desenfadada para acercarse con más descaro a temas mucho más trascendentes como la soledad de un anciano viudo, los temores de una jovencita estancada en esa puñetera edad de tomar decisiones vitales o la complejidad de los vínculos paterno-filiales y la necesidad de liberarse de los influjos castradores para poder elegir el camino que uno quiere seguir y no el que los progenitores han trazado para su prole siguiendo la tradición familiar a modo de “tu abuelo fue, yo he sido y tú vas a ser”. Esa necesidad de derribar los muros interiores construidos en nuestra personalidad desde la más temprana infancia a través de la educación recibida, tanto en el colegio como el ámbito familiar, tiene mucho que ver con el modo en el que cada uno manejamos nuestras debilidades y nuestra falta de confianza (tantas veces inculcada: ¿dónde vas tú si no vales para eso?) en las propias posibilidades.

Crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: