Resident Evil: El capítulo final

Alice y las entregas de Resident Evil son como esa amiga que te encuentras después de mucho tiempo y te resume su vida en cinco minutos y después puedes relajarte para disfrutar de todo lo que viene. Todas las secuelas de esta franquicia comienzan igual: con un recordatorio de los mejores momentos de las entregas anteriores. Y no es un mal planteamiento, teniendo en cuenta la continuidad que se pretende dar y que la propia saga se salta a la torera cuando le viene en gana (o cuando no encuentran forma de continuar la historia anterior, como en el caso que nos ocupa).

En Resident Evil: El capítulo final (sexta parte de la saga de zombies basada en la conocida franquicia de videojuegos del mismo nombre) recuperamos a Alice en un mundo ultra post apocalíptico, donde la raza humana ha sido prácticamente extinguida (ya he recuperado dos subtítulos de películas de la saga: Apocalípsis y Extinción) y donde no hay ni rastro de sus compañeros de la secuela precedente, a pesar de que el final de la quinta parte prometía un enfrentamiento en grupo contra infinidad de muertos vivientes.

Lee nuestra crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: