La música de ‘Pulp Fiction’ (1994), de Quentin Tarantino

Hablar de la banda sonora de Pulp Fiction es hablar de los gustos musicales de Quentin Tarantino. Un personaje con una colección de vinilos tan amplia y ordenada con miles y miles de categorías y subcategorías que solo él es capaz de entender.

La norma general suele ser que los guionistas y directores hagan una película y luego decidan la música que va a acompañar a la historia que van a contar. En el caso de Tarantino es justo al contrario. Se dice que cuando tiene una idea para una película, se mete en su habitación llena de vinilos y categorías, y busca una música apropiada para la idea que tiene en mente. Una vez que lo encuentra, es cuando se pone a finiquitar el resto del film.

Tarantino es un experto en coger canciones poco conocidas que le sirven para contar su historia, y que estas canciones se conviertan en auténticos hits, y que todos asociemos cada escena a la música que la acompaña. Pasado un tiempo volvemos a escuchar la canción y enseguida recordamos la escena de la película a la que va asociada. Pulp Fiction es un ejemplo claro de ello. Grandes artistas de la talla de Chuck Berry con temas menos conocidos que Tarantino se encarga de catapultarlas al éxito.
Escuchar la banda sonora de Pulp Fiction es remontarnos a los años 60, cuando la música “surf”estaba en pleno auge. Una música que fue cayendo en el olvido hasta que en 1994 se estrenó la película. De repente todo el mundo quiere hacer música surf, todos queremos tener en casa los cds de grandes artistas de la época, como Chuck Berry o The Beach Boys.
El ejemplo más claro lo tenemos con el tema que inicia la película, “Misirlou” de Dick Dale. La mayoría no se creerá que este tema tiene su origen en Grecia, siendo una de las canciones tradicionales griegas más conocidas, y que la primera grabación se realizó en 1927. Dick Dale fue el encargado de llevarla al éxito en 1960, y en 1994 Tarantino usó esta versión  para los créditos iniciales de la película.
Otra canción del género surf asociada a otra mítica escena es la de “Comanche”. Muchos piensan que la tortura a la que someten a Marsellus Wallace no habría sido igual sin el ritmo que marca el saxofón durante toda la canción. Y temas como “Surfrider” o “Bullwinkle Part II” ayudaron a que la música surf renaciera en una película en la que en ningún momento aparecen surferos, ni aparecen playas ni está ambientada en los años 60.
La banda sonora de Pulp Fiction no está compuesta sólo de música surf. No podemos olvidarnos del grandísimo Chuck Berry y el baile que se marcan John Travolta y Uma Thurman al ritmo de “You never can tell”. Es una de las escenas de baile más recordadas de la historia del cine.  A raíz de la película, todo el mundo en las fiestas pedía esta canción para imitar el baile con el que ganan el concurso John y Uma
Tambíen hay que mencionar la versión que Urge hizo de la canción “Girl, you´ll be a woman soon”. Se dice que mientras escribía el guión en 1992, Quentin Tarantino entró en una pequeña tienda de discos de Amsterdam y encontró esta versión. Escuchó el tema y al momento escribió la escena a la que acompaña en la película. Un gran acierto, sin lugar a dudas.
Y no nos olvidemos de Dusty Springfield, única artista británica de la banda sonora, con el tema “Son of a preacher man”.
Cuando se dice que Quentin Tarantino va a estrenar una nueva película, hay gente que suele estar más pendiente de la banda sonora de la película que de la propia película. El mimo con el que Quentin trata a la música en sus películas ha hecho que la gente esté deseosa por saber qué canciones habrá elegido para las escenas más impactantes de la película. O qué canción aparecerá en los créditos iniciales de las películas.
Una expectación ganada a pulso y con toda la razón del mundo.

Aquí os dejamos el podcast en el que hablamos de esta banda sonora, y podéis escuchar los temas que citamos:

También te puede interesar

Deja un comentario