Crítica de ‘Mad Max: Furia en la carretera’: ¡Sed testigos!

Las críticas de Fernando Quintero: Mad Max: Furia en la Carretera

Antes de comenzar esta crítica, he de decir que llevaba mucho (quizá demasiado) tiempo esperando para ver esta película, pero el hecho del tiempo que he aguardado para poder ver Mad Max: Furia en la carretera no ha sido condicionante para que, a lo largo de estos párrafos, llene de alabanzas el nuevo trabajo de George Miller. Y sería descuidado por mi parte no advertir a aquellos que no hayan visto Mad Max 2 que se abstengan de seguir leyendo, ya que desvelaré detalles de dicha película que quizá muchos no querrán saber y que harán que una vez vista vuelvan a este post para conocer esos detalles que mencionaré y así relacionarlos con Mad Max: Furia en la carretera


Y sin más dilación. Uno, dos. Uno, uno, dos. Rojo, negro, arranque.

Impactante, sobrecogedora, una película que te ata a la butaca…todos los sinónimos buenos que puedan atribuirse a una película de acción es lo que se merece este reinicio salido de la mente de George Miller. Quizá la manera más fácil de definir esta película y, que de paso pueda llegar a atraer a más espectadores, es diciendo que se trata de una película de acción típica de los 80, llevada al siglo XXI gracias a los efectos visuales y al gran presupuesto que ha recibido para que, en cada momento de oscuridad en la sala, se ilumine con una gran cantidad de explosiones, fuego e incluso la sensación de calor que se puede apreciar gracias a la ambientación del rodaje en las arenas del desierto. 
¿Por qué definir esta película como un clásico de acción típico de los 80? Su argumento simple y lineal es muy típico de este género de películas en dicha década, además de grandes dosis de feminidad y, sobretodo (y quizá lo más importante), la presencia del típico héroe de acción que tantas veces hemos visto en los Willis, Ford, Gibson y demás actores que monopolizaban las pantallas y las cintas de este género durante finales del siglo pasado.
Muchos quizá puedan criticar el trabajo de Tom Hardy, e incluso yo mismo salí de la sala un tanto decepcionado, pero a la hora de reflexionar, comprendí que su trabajo en la cinta es emulable a cualquiera de los actores mencionados anteriormente y puede que más meritorio, porque el trabajo físico y mental que ha debido soportar este actor colgado durante tantísimas escenas de un arnés, además de las condiciones nada favorables y las altas temperaturas, han demostrado que Hardy ha ocupado un hueco privilegiado en el típico héroe de acción americano, lugar en el que otros ya probaron y fracasaron en su intento, y ésto se debe a que, a pesar de no tener un gran guión para poder lucirse, si que ha llevado su presencia a la pantalla y se ha visto demostrado a pesar de haber sido eclipsado por algunos de sus compañeros. Si hubiera que sacarle un pero, sería al propio doblaje, que le ha hecho parecer la primera media hora como una persona convaleciente tras un gravísimo accidente. 
No hay que ignorar la participación del resto del elenco de la película, que han tenido que pasar por las mismas condiciones físicas y mentales del propio protagonista. Más de una vez, hemos oído hablar a Charlize Theron de las condiciones físicas por las que debía pasar y que, en el caso que se rodara un secuela de esta película (algo que ya es un hecho), debería pensarse si volver al set de rodaje por lo duro que ha sido el grabar esta película, algo que tendría que hacer porque, al igual que Tom Hardy ha desempeñado el buen papel del héroe de acción típico, Theron ha sabido llegar el mismo rol al lado femenino y de sobresaliente manera. Si hubiese que mencionar el trabajo de algunos de sus actores, sería el de Nicolas Hoult, quizá menos conocido por su poca dilatada carrera en comparación con los dos protagonistas principales, aunque su participación ha sido espectacular, llegando a proporcionar una de las frases que seguro harán historia en el cine y viene acompañada de una actuación demente y magistral. Para mí, es el actor más destacable de toda la película desde lejos. Hoult (más conocido por todos por interpretar a Bestia en las nuevas versiones de X-Men), ha conseguido desarrollar una gran cantidad de personalidades en un sólo personaje y se comprueba desde su primera aparición en la película hasta la última escena en la que le vemos.
Lo mejor de este tipo de películas son esos pequeños guiños que hacen esbozar un sonrisa para aquellos que se percaten de esos detalles que se relacionan con sus predecesoras. Mad Max: Furia en la carretera no es distinta de las demás y Miller  ha conseguido colar algún que otro detalle, como la caja de música (aunque con otra sintonía, la chaqueta de Max, que Hugh Keays-Byrne (el villano de la primera entrega) haya vuelto a las órdenes de Miller para interpretar a otro villano protagonista,… Aunque lo realmente increíble es que, después de 36 años de rodar la primera entrega de Mad Max, ha logrado con Furia en la carretera entregar al público un clásico de acción que seguro muchos recordaremos dentro de varios años. ¿Quién le diría a Miller cuando produjo el comienzo de Mad Max con 350.000 dolares australianos, que se serviría de 150 millones de dolares americanos para transformar el reinicio que tanto se ha esperado y que ha valido la pena?
¡Y qué fotografía! Si se me permite, es alucinante como han conseguido captar todos esos momentos claves en una única persecución de dos horas de duración. Sin llegar a spoilear, sólo se debe ver los tráilers y spots para comprobar el arduo trabajo del director de fotografía en incluso del responsable del storyboard para que haya conseguido salir todo tan milimetrado y plasmado de una forma tan majestuosa como la que se puede apreciar en toda la película. Y es que, lo realmente importante ha sido el storyboard, en el que se trabajó durante tres años y que ha servido de guión durante prácticamente toda la película, bastando con ver la ausencia de argumentos y la gran cantidad de gestos, escenarios y acciones que se muestran.

El único pero que se le puede encontrar a la película es el final abierto que, a pesar de anunciarse que Tom Hardy repetirá el mismo papel durante tres películas más, es algo demasiado evidente que, no sólo se demuestra con ver el final de la misma, sino durante todo el largometraje. Muchos son los detalles que se ven para saber que posiblemente la siguiente secuela girará en torno a aquella banda que protegía el petroleo en la segunda entrega. Aunque sí sería de agradecer volver a ver a aquel niño salvaje lanzando el boomerang y amputando miembros durante su recorrido.

Los especialistas, las persecuciones, los momentos de acongoje y tensión y sobretodo, esa dosis de locura, es algo que merece ser visto en el cine, porque todo esto unido a una gran banda sonora a ritmo de los tambores y la guitarra eléctrica escupellamas hace que Mad Max: Furia en la carretera se haya convertido en un futuro clásico de acción. 
¡Quá gran día!…¡Sed testigos!

4 comentarios en «Crítica de ‘Mad Max: Furia en la carretera’: ¡Sed testigos!»

  • el 19 mayo, 2015 a las 18:48
    Enlace permanente

    No la he visto aún, pero tengo muchas ganas(aunque curiosamente, siendo un FAN LOCO DE MEL GIBSON) no me gusten las peliculas de mad max.

    Dicho esto, y repito, sin haberla visto, no me extraña que Tom Hardy haya a gente que no le guste. Joder, tom hardy es un cara palo importante. El tipo debe tener un representante la mar de bueno, porque nos lo están tratando de colar como la nueva extrella del panorama de una u otra manera y a mi, personalmente me parece un actor sin carisma, inexpresivo y eso si, muy cachas. No sé porque puede protagonizar un peliculón Tom Hardy y venderlo como un gran actor, y no pueden hacer lo mismo con stallone, van dame o uno de estos… de verdad, me parece un actor vulgar.

    La critica, la verdad, se corresponde con casi todo lo qeu he leído por ahi…. o sea que cuando tenga un tiempillo….me las piro al cine.

    Respuesta
  • el 19 mayo, 2015 a las 21:51
    Enlace permanente

    Esperaba con ansia tu comentario!

    Tienes razón, Tom Hardy es una cara bonita en un cuerpo decente, pero recordemos los inicios de todos los actores, muy pocos se lucen sus primeros trabajos y Tom Hardy aun no ha hecho ningún dramón, a ver que tal está en 'Child 44'.

    Si es verdad que su expresividad es nula en sus películas y realmente me recuerda mucho a Harrison Ford, no sé porqué. Incluso hay una toma (que se puede ver en el tráier) donde saca el pulgar y por más que lo sigo observando, me parece ver a Harrison Ford, quien tampoco ha llegado a tener mucha expresividad en su rostro en su carrera cinematográfica y ahí lo tienes, futuro mito del cine.

    Se echa de menos a actores como Jack Nicholson, menos mal que aun hay esperanzas con otros como Gordon-Levvit

    Por cierto, no hace falta ser seguidor de la saga de Mad Max para que esta te guste.

    Respuesta
  • el 20 mayo, 2015 a las 12:28
    Enlace permanente

    Hmmmm…es cierto lo que dices de h.Ford….pero a diferencia de Ford,Hardy no mola 🙂 y Harrison Ford es el actor con los papeles más chulos de la.historia del cine.

    Hardy no convence.tronco.

    P.d: estrella no eXtrella (se me coló y me duelen los ojos, es lo q tiene escribir con móvil)

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: