Sigue adelante la idea de unir ’21 Jump Street’ con ‘Men in Black’

Sony Pictures ya sabe que tiene un gran filón con la franquicia 21 Jump Street, que en España se llamó Infiltrados en clase, y tras la secuela, 22 Jump Street -aquí conocida como Infiltrados en la Universidad-, ya están preparando una tercera entrega, titulada, como era de esperar, 23 Jump Street, aunque aquí sí que aún no sabemos que título se le pondrá al no saber donde se van a infiltrar en esta ocasión. Lo más curioso es que, según los emails filtrados hace un tiempo con motivo del ataque que sufrió Sony Pictures, se mencionaba la posibilidad de unir las sagas Men in Black y 21 Jump Street.
La idea original era que el director de Infiltrados en la Universidad, Phil Lord, trabajara con el productor Chris Miller,  contando con los actores Jonah Hill y Channing Tatum de Infiltrados en la Universidad, pero sin los auténticos Hombres de negro, que para nosotros siempre serán Will Smith y Tommy Lee Jones. Obviamente quedaba claro que la intención era infiltrar a Hill y Tatum dentro del equipo de los Hombres de Negro, investigando casos de extraterrestres, con lo que cambiarían el género de la saga, entrando en la ciencia ficción.

En una reciente entrevista, Lord y Miller han confirmado que Sony sigue trabajando en esta pintoresca idea, y Lord ha declarado:

“Nada ha cambiado. Sigue siendo una idea descabellada, y solo hacemos cosas que parece que vayan a ser terribles. Nos estamos concentrando en lo que podría ser una buena historia para Schmidt (Hill) y Jenko (Tatum), y en cómo relatar el próximo capítulo de sus vidas. Y quizás emplear a la vez criaturas de otros mundos “.

En Infiltrados en la Universidad, tras dejar atrás el instituto (por segunda vez), hubo grandes cambios para los oficiales Schmidt (Hill) y Jenko (Tatum), y tuvieron que infiltrarse en una universidad local. Pero cuando Jenko se convierte en el alma del equipo de fútbol y Schmidt se infiltra en artes escénicas, comenzaron a cuestionarse su amistad. No sólo tenían que resolver el caso, sino que también tenían que enfrentarse al hecho de mantener una relación adulta.
Infiltrados en clase recaudó 202 millones de dólares en todo el mundo con un presupuesto de 42 millones, motivo más que suficiente para que hicieran Infiltrados en la Universidad, y superando con creces su presupuesto. Veremos si la fusión de ambas sagas consigue llamar la atención del público, que al menos la idea es original, aunque cuanto menos peculiar.
Fuente: Slash Film

También te puede interesar

Deja un comentario