Sitges 2014. Crítica de ‘[REC] 4: Apocalipsis’: ¿Está el diablo? Que se ponga

Las críticas de Agustín Olivares: [REC] 4: Apocalipsis

Seguro que Jaume Balagueró y Paco Plaza no se imaginaron que aquella película sobre zombies, grabada al estilo “found footage”, iba a darles para cuatro películas. Pero así es, en muy poco días se estrenará en España [REC] 4: Apocalipsis, teóricamente la última (esto me suena… ¿No dijeron lo mismo de [REC] 2?), que huye definitivamente del metraje encontrado y, por fin, avanza en la historia.

[REC] 4 comienza con el rescate de Ángela Vidal del interior del edificio. Por fin consigue salir del infierno claustrofóbico en el que estuvo durante dos peliculazas, solo para acabar en otro infierno más húmedo (porque la trasladan a un barco, malpensados).

Si algo tiene de bueno esta nueva entrega es que, por fin, se avanza en la historia iniciada en [REC]. El traspiés dado en [REC] 3 (totalmente innecesaria, bajo mi criterio, puesto que no aporta nada a la saga ni al universo [REC]) se aparca al ver de nuevo en acción a Manuela Velasco, luchando contra más infectados, al tiempo que descubrimos (¡ATENCIÓN, SPOILER!) qué era aquel gusanazo que la Niña Medeiros le traspasó al final de [REC] (FIN SPOILER). Entre medias, tenemos más infectados (pero que ya no hablan… ¿Por qué?), monos locos, motores fuera borda (el equivalente a la motosierra de [REC] 3, pero sin tanta gracia), arpones, científicos un poco canallas y, por encima de todo, sobreactuación actoral. Y aquí reside el mayor hándicap de la película: la dirección de actores parece inexistente.

Actores de la talla de Hector Colomé o Mariano Venancio, sumados a los no tan veteranos (aunque sobradamente experimentados) Paco Manzanedo, Crispulo Cabezas o la propia Manuela Velasco, van de punta a punta del barco con cara de no saber muy bien qué están haciendo, recitando de memorieta sus frases como si de una obra de colegio se tratase. No se percibe ni un ápice de vida interior en ellos. Ésto afecta directamente a la percepción que el espectador tiene del conjunto, puesto que no está viendo a un soldado, un médico o un capitán de barco, sino que ve a un tipo que hace como que es un soldado, otro que hace como que es médico, y otro que hace como que es capitán de barco. El único que se salva es Ismael Fritschi y el actor que hace de filipino, cuya identidad no he conseguido averiguar. Por cierto, (Y OTROS DOS SPOILERS SIGUEN) ¿sabéis quién es el primero que la espicha? Si, el filipino. ¿Y sabéis que también hay un personaje negro? Si, también la espicha. Dos clásicos del género (FIN SPOILERS).

Argumentalmente, como película individual, poco que objetar. Quizá no hay tantos sustos como cabría esperar pero, es una película muy disfrutable y muy entretenida. No obstante, en conjunto con el resto de la saga, crea un agujero importantísimo que ya he comentado: ¡Los zombies/infectados/poseídos ya no hablan! Esto ya pasó en [REC] 3, aunque dado el ritmo adrenalínico propio de la cinta no se echó demasiado de menos. No obstante, en [REC] 4 hay diversas ocasiones en las que el diablo podría haber hecho presencia con alguna frase socarrona. ¡Pero espera! (¡ATENCION, SPOILER!) resulta que el demonio ya no está de por medio, en realidad los vuelve taraos un virus transmitido por el gusano loco… ¿WTF? ¿Por qué los autores no respetan su propia obra? ¿En [REC] 2 son poseídos, pero ahora ya no? F***n’ sh*t, ésto me cabrea.
No obstante, no todo es malo en [REC] 4. La factura técnica es muy fina. La fotografía, la música, los movimientos de cámara, el arte, la producción… La película luce genial, tiene un acabado espectacular y, además, tiene casquería suficiente para satisfacer a cualquier fan del genero y muchos puntos cómicos que te alegran la vida.
En definitiva, [REC] 4 entretiene mucho, aunque se permite unas licencias con respecto a las entregas anteriores que hacen llorar al niño Jesus (o mas bien, hacen llorar al diablo, por alejarlo de la saga). Técnicamente impecable, aunque con interpretaciones mejorables. Es la película perfecta para atiborrarte a palomitas y disfrutar de una tarde divertida con amigos/chati/chato, aunque si intentas robar un abrazo a tu ligue con la excusa de los sustos igual te quedas con las ganas: sustos hay pocos.

También te puede interesar

3 comentarios sobre “Sitges 2014. Crítica de ‘[REC] 4: Apocalipsis’: ¿Está el diablo? Que se ponga

  • el 5 octubre, 2014 a las 4:55 pm
    Permalink

    Pues vaya porqueria entonces.. Deberían haber seguido con lo del diablo. Podría haber sido una peli diferente de zombies, no siempre iguales con infectados y punto.. En fin..

    Respuesta
  • el 9 noviembre, 2014 a las 3:06 am
    Permalink

    muy buena la pelicula la tension el desenlace, creo que esta excelente el cierre de la saga. 8/10

    Respuesta
  • el 19 febrero, 2015 a las 2:36 pm
    Permalink

    La gran pregunta queme hago y que os deberíais de hacer todos…. es como se supone que se arranca y mantiene encendido un motor fuera de borda sin tener conectada la alimentación de combustible y agua? es simplemente de risa…. habría sido mas creíble que hubiese alguna motosierra en el barco…. jejeje

    Respuesta

Deja un comentario