Sitges 2013. ‘Gallows hill’: Terror a la americana bajo firma española

Las críticas de Agustin Olivares: Gallows Hill

Una de los sorpresas más agradables de Sitges 2013 fue conocer a la figura de Victor Garcia, director español responsable de películas como Return to house of the hauted hill, Reflejos 2 o Hellraiser Revelations. Tras una larga y agradable charla con el (que en los próximos días os traeremos) uno se plantea si es justo dejar caer todo el peso del resultado final de un film al director, tanto si es exquisito como si es un fiasco. Hay tantos elementos y tantas personas involucradas en la realización de una película, que el simple hecho de finalizarla ya es un triunfo.


En el caso de Gallows Hill los problemas también vinieron para amenizar la fiesta. El más grave fue la retirada del productor principal a falta de un día para empezar a rodar. Ésto, sumado a los muy reducidos tiempo de preproducción y a la forma propia de trabajar en Norteamerica , hace que poder ver Gallows Hill sea casi un milagro.
Un joven viudo viaja con su nueva prometida a Bogotá, con la intención de recuperar a su rebelde hija. Allí la familia sufrirá un accidente de coche, tras el que se refugian en un lúgubre motel. Cuando descubren que el dueño del lugar mantiene a una joven cautiva en el sótano decidirán liberarla.
Gallows Hill es una película de género al 100%. Sorprende en su segundo acto al darle una ligera vuelta de tuerca, no a la historia en si sino a la aparente pureza del género. Entretiene, la historia tiene gancho y estéticamente es muy llamativa.
A nivel técnico la película no tiene ninguna pega. La fotografía luce muy bien, las localizaciones están logradas, los efectos digitales y especiales convencen… pero el conjunto no acaba de convencer. ¿Por que? Creo que es debido a las interpretaciones.
El elenco que componen el frente interpretativo de Gallows Hill son Peter Facinelli (Carlisle Cullen en la Saga Crepusculo), Sophia Myles (Underworld) y Nathalia Ramos (Bratz: La película). Nathalia Ramos no ha tenido una carrera demasiado extensa, pero tanto Myles como Facinelli llevan en la palestra muchos años, tanto en el mundo de la televisión como del cine. En el caso de Nathalia quizá esa falta de experiencia pueda justificar la poca credibilidad de su personaje, pero en el caso de Facinelli parece que esté actuando de forma genérica, sin demasiadas ganas. Por su parte, Sophia Myles hace su papel correctamente.

No obstante, hay un elemento que condiciona mi opinión con respecto a las interpretaciones, y es el doblaje, o auto-doblaje. La película, pese a proyectarse en V.O., estaba doblada por los propios actores, o esa es la impresión que me dio debido a lo desapegado de los diálogos y de la interpretación, especialmente en el caso de Facinelli. El tono de voz no se correspondía con la intensidad de algunos momentos, y las voces sonaban sorprendentemente limpias y en un plano demasiado cercano. 
En definitiva, Gallows Hill es una película 100% Sitges, para amantes del cine de terror, posesiones, casas encantadas…  Tiene sus handicaps, pero entretiene, engancha y te deja un buen sabor de boca.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: