Sitges 2013, o cómo sobrevivir a la cinefágia

Diez días, con sus noches, han sido los que he estado en la bonita localidad de Sitges. Diez días viendo buen (y mal) cine y entrevistando a gente del mundo audiovisual. Diez días mágicos en los que he conocido a gente increíble y en los que he aprendido muchísimo de cine.
Durante los próximos días, de forma paulatina, os traeré multitud de entrevistas con las que, espero, poder compartir parte de ese aprendizaje que he adquirido. A menudo, una entrevista pasaba a convertirse en una conversación informal, llegando a estar más de una hora intercambiando pareceres sobre cualquier tema relacionado con el cine. Estas entrevistas son las más difíciles de transcribir, pero también las más interesantes, así que espero que, aunque tarde unos días, el resultado os resulte tan enriquecedor como a mi. No obstante, quizá este tipo de entrevistas resulten demasiado técnicas para aquellos que solo gozan con el anecdotario que envuelve a una nueva producción. También he intentado satisfaceros, amigos cinéfilos, no os preocupéis.

Algunas de las personalidades a las que he podido entrevista son Carlos Areces (Gente en sitios), Victor García (Gallows Hill), Leigh Whannell (Insiduous 2) y Manuel Carballo (Retornados), entre otros.
Por otro lado, también os traeré unas cuantas críticas de las mejores (y peores) películas que pude ver en Sitges 2013. Habrá bodrios, peliculones, fantasía, chinos, anime, madrileños… y, como novedad, un par de documentales que me han marcado especialmente. 
Estad atentos, a partir de mañana empezaremos a tope. Primera parada: Proxy.  

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: