58 SEMINCI. Sección Oficial. ‘Night Moves’: Tensa mirada al lado más oscuro del fanatismo ecológico

Las críticas de Carlos Cuesta en la 58 Seminci: Night Moves

Estoy convencido de que durante la proyección de Night Moves hubo más gente tentada como yo de buscar el mando a distancia para rebobinar hacia delante. Uno puede ser comprensivo con las películas lentas, con los personajes que hablan poco y con muchas otras cosas; y uno tiene que entender que las cosas requieren su tiempo (sobre todo si están bien hechas) y que la búsqueda de realismo empuja a unos tiempos cinematográficos cercanos a los de la vida. Otra cosa bien distinta es abusar de la paciencia del espectador.
La realizadora estadounidense Kelly Reichardt y su equipo realizan un excelente trabajo a la hora de recrear una acción de terrorismo ecologista contra una presa hidroeléctrica. Los personajes están bien configurados, los escenarios y la acción son absolutamente convincentes e incluso la temática es interesante. También lo son las tensiones dentro del trío que lleva a cabo la voladura, la seca desconfianza, su falta de entusiasmo personal, las motivaciones tan diferentes para los artífices de una misión con un objetivo aparentemente común. Pese a todo ello no he podido disfrutar demasiado de Night Moves. Quizá no sea una película dirigida a mí, pero lo cierto es que no me ha creado una conciencia de algo que no tuviera ya y tampoco me ha hecho disfrutar.

La película aborda tanto los preparativos de la acción como la asunción de las consecuencias y cómo convive cada uno de ellos con la hipotética culpa y la paranoia de ser descubiertos y encarcelados de por vida. La dificultad de grabar toda esta historia en espacio abierto me parece tan encomiable como la construcción de unos personajes fanáticos preparados para casi todo menos para calcular el impacto de sus pretensiones, de llegar a lograrse. 

Jesse Eisenberg (La red social) sigue acumulando papeles de tipos tranquilos de pocas palabras y un tanto asociales. Su actuación arisca y más turbia que de costumbre sorprende, inquieta y convence. El actor asume la vida de un ecologista integrado en una comunidad de agricultura sostenible y también supera el reto de modificar la actitud de su personaje conforme la tensión del momento se va acrecentando. Peter Sarsgaard (Jarhead) se mete en la piel de un exmilitar seco, poco agradable y egoísta que pese a todo resultará ser el más consecuente, puesto que no pretende partir de una posición de superioridad moral. Dakota Fanning (La guerra de los mundos) interpreta a un joven de familia rica que utiliza el dinero que le llega de su padre para financiar la escaramuza ecologista (entre otras cosas se ocupa de comprar la lancha donde colocarán los explosivos y que tiene por nombre Night Moves). Pese a su carácter duro y su aparente claridad de pensamientos, los acontecimientos demostrarán que su activismo se asienta más en la inconsciencia que en la responsabilidad.
La película relata unos hechos y sus consecuencias, pero también parece mandar un mensaje sobre la validez de los medios que empleamos para conseguir nuestros objetivos y la forma de imponer nuestras ideas. La noción de un ecologismo basado en pequeños proyectos continuados en vez de grandes acciones llamativas se filtra gracias a los personajes secundarios, cuya actitud hacia Josh (Jesse Eisenberg) se enfriará cuando descubren hasta dónde está dispuesto a llegar.

Night Moves se asoma a la perfección técnica, agrupa una buena lista de brillantes interpretaciones y cuenta una historia interesante de gran actualidad pero creo que se olvida del público a la hora de presentar la producción. Cuando todo parece contado la película se resiste a terminarse. Sin embargo me quedo con la forma excepcional en que retrata cómo se desmoronan ciertas férreas voluntades cuando la supuesta superioridad moral pierde el barniz de lo teórico y la realidad te cae encima como el agua desbordante de una presa destruida. 

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: