Crítica de ‘Brave (Indomable)’: Pixar roza la perfección técnica

Las críticas de David Pérez “Davicine”: Brave (Indomable) 

Brave (Indomable) invita a todos los espectadores a un original y emocionante viaje a través de las tierras mágicas de Escocia, junto a la testaruda, joven y aventurera princesa Mérida. Decidida a forjar su propio camino en la vida, Mérida se enfrenta a la tradición y desafía una costumbre milenaria que sin querer desata el caos, y la obliga a descubrir el verdadero significado de la valentía.
Tras un hermoso prólogo lleno de acontecimientos en los que se nos presenta a la princesa de la melena pelirroja Mérida (con la voz de Kelly Macdonald en la versión original), quien recibe un arco de tiro para su cumpleaños, bellos y elaborados fuegos fatuos flotan a través del bosque, y ve a su padre, el rey Fergus (Billy Connolly) perder una pierna frente a un oso feroz, la acción se desplaza hasta su adolescencia y su obligación de casarse, para ir descubriendo como, bajo la estricta tutela de su amada pero exigente madre Elinor (Emma Thompson). Mérida ha aprendido lo necesario, pero es una chica salvaje en su corazón, desesperada por sus días de descanso cuando puede cabalgar a caballo y perfeccionar su tiro con arco. En cuanto al matrimonio, nada podría ser menos atractivo: “Yo no quiero que mi vida termine. Quiero mi libertad”.

A partir de aquí se nos presentan a los principales pretendientes principales ofrecidos por los tres clanes. Es lógico pensar que esta primera media hora de acontecimientos nos arrastra hasta las expectativas de una historia en la que de alguna manera implica a una princesa rebelde, los problemas entre las familias y una aventura misteriosa. Pero se produce un giro, indicado en el guión coescrito por Mark Andrews, Steve Purcell, Brenda Chapman e Irene Mecchi, de una historia de Chapman, quien codirigió con Andrews, que bien podría ser aceptado por ser suficientemente familiar. Arranca de una manera espectacular y prometedora aunque luego va desarrollándose sin crecer aún más, intentando mantener el nivel, alto desde el inicio, con un drama culminante que es a la vez muy convenientemente arropado por elementos mágicos un tanto confusos. Quizás se echa en falta algún salto imaginativo, alguna broma inesperada y el clásico sentido de diversión y fantasía que habitualmente vemos en las producciones de Pixar, pero esta es una película más arraigada a la tierra, más realista, menos ilusoria, pero no por ello menos excepcional.
Gran parte del humor de Brave (Indomable) deriva del comportamiento pendenciero y zafio de los clanes escoceses, del padre de Mérida y de sus hermanos trillizos, lindos y traviesos con el pelo tan rojo como el de ella.  
Como toda gran película de Pixar, tanto la trama como la animación invitan a disfrutar de esta película tanto a adultos como a pequeños, mezclando una trama entretenida para los más maduros, con los valores que queremos inculcar a los pequeños, todo ello con una animación de calidad, siempre un paso por delante de sus competidores en el cine de animación, superándose en esta ocasión en las texturas, el movimiento del pelo de la protagonista, y los escenarios impecables de Escocia.
A nivel sensorial es enteramente una delicia, pues la belleza salvaje de Escocia, de los bosques verdes y los picos escarpados, es mostrado con una magnífica paleta de colores pictóricos y en 3D muy agradable. Es una película que nos arrastra a la realidad de la animación, por decirlo de alguna forma. Se aleja de esos personajes humanos vistos en otras producciones de Pixar, donde se buscaba y rozaba la caricatura, el cartoon, para revelar un diseño más realista de los humanos, los cuales encajan mejor en esos citados parajes ultrarealistas. Y obviamente, si el aspecto es más realista, su comportamiento también debe serlo, empleando los parámetros de personalidad más cercanos a producciones de imagen real que de animación, de ahí la ausencia de ese toque ilusorio de Pixar.
Realmente, si pensábamos que Disney había hecho un trabajo estelar de animación con el pelo de Rapunzel en Enredados, nos sorprendemos con lo que Pixar hace con los rizos rojos y salvajes de Mérida. El movimiento con gran detella en sus rizos rebeldes es asombrosamente realista. Pixar cada vez logra ser mejor y mejor en texturas y efectos de renderizado. Brave (Indomable) es una experiencia visualmente suntuosa, y su 3D nos sumerge completamente en su versión mítica de la vieja Escocia y sus montañas brumosas. Y el score de la banda sonora de Patrick Doyle y las canciones gaélicas de Julie Fowlis son igualmente exuberantes y atmosféricas.
La narración es sorprendente para un estudio cuyo mantra es que la historia lo es todo, y está repleta de los habituales momentos de “chicas al poder”, pero uno se pregunta si Pixar ha entrado en una nueva era donde se pone en juego la voluntad de hacer películas decentes, pero no geniales, donde entre más en juego la técnica y la historia realista, y no el entretenimiento sin límites… aunque, inevitablemente, Brave (Indomable) es una película para tener en toda videoteca que se precie.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Crítica de ‘Brave (Indomable)’: Pixar roza la perfección técnica

  • el 7 diciembre, 2012 a las 12:58 pm
    Permalink

    …ella es la cantante Tori Amos ,es identica al personaje…Buena Entrada!

    Respuesta

Deja un comentario