Sitges 2012: ‘Safety not guaranteed’ – Viaje al futuro por la vía independiente

Las críticas de Agustín Olivares: Safety not guaranteed

Una de las sorpresas más agradables que pude encontrar en el Sitges Film Fest. de este año es Safety not guaranteed, pequeña película norteamericana que utiliza los viajes en el tiempo como excusa para hablar del amor y las locuras que conlleva.

Un trío de empleados de una revista de investigación descubre un anuncio clasificado donde se busca un socio para viajar en el tiempo. Uno de los empleados desarrolla sentimientos por el paranoico pero atractivo solitario y trata de descubrir lo que realmente está haciendo.

Desde el principio de la cinta vemos que no estamos ante un blockbuster. El presupuesto es ínfimo, pero el talento del equipo creativo suple con creces este tipo de carencias. La fotografía luce profesional, la música acompaña la acción a la perfección, la dirección de Colin Trevorrow es sólida aunque sencilla, y las interpretaciones son de lo más convincentes.

Argumentalmente todo funciona. No hay ningún cabo suelto, y las subtramas resultan igual de interesantes que la trama principal. Los personajes están bien dibujados, con un carácter muy definido, el cual cambia a lo largo del filme en función de las experiencias vividas.

El tono de la película es esencialmente cómico, aunque no falta el drama. Es de agradecer que no se busque la lágrima fácil, sino más bien lo contrario: busca la empatía con los personajes, y a partir de ahí dejar que el espectador se involucre en la trama, o no. Y lo consigue.

En definitiva, Safety not guaranteed es un film notable, con una factura impecable, un argumento sólido y unas interpretaciones convincentes.

También te puede interesar

Deja un comentario