Entrevista con Ben Snow, supervisor de efectos especiales de ‘Piratas del Caribe: En mareas misteriosas’

Con motivo del lanzamiento al mercado doméstico de la colección completa hasta la fecha de la saga Piratas del Caribe, hemos tenido ocasión de entrevistar junto a otros medios de comunicación al supervisor de los efectos especiales de la última entrega, Piratas del Caribe: En mareas misteriosas, Ben Snow. Nuestra intención era publicar la entrevista antes o a lo largo del día, pero por motivos laborales y la cantidad de preguntas y respuestas de dicha entrevista me ha sido imposible hacerlo. Las que os presentamos a continuación son sólo una parte pero se intentará publicar el resto más adelante.

Pero antes de pasar a la sección de preguntas y respuestas queremos indicar un poco quien es Ben Snow y en que otros proyectos conocidos ha trabajado hasta la fecha. Snow creció en Australia donde estudió informática y filmografía en la capital y sus primeros trabajos fueron para publicidad y créditos de apertura entre otras cosas. Fue en 1994 cunado abandonó Australia para unirse al equipo de Industrial Light & Magic (ILM) donde su primer trabajo fue crear una imagen tridimensional de la nave espacial “Enterprise B” para Star Trek: la próxima generación. Poco a poco fue abriéndose camino participando en la creación de imágenes para Twister, Deep Impact y Pearl Harbor. A partir de 2002 es cuando empezó a actuar como supervisor de efectos espaciales para películas como Star Wars: Episodio II – El ataque de los clones, Van Helsing, Iron Man, Terminator Salvation, Iron Man 2 y la última Piratas del Caribe: En mareas misteriosas.

Y ahora sí pasamos a la entrevista:

Cuando produjo las escenas de las sirenas, ¿en qué se inspiró para el movimiento de éstas y su aspecto?
Queríamos evitar el aspecto clásico de mujer con cola de pez visto en las últimas películas con sirenas por lo que estudiamos mamíferos marinos y peces para el movimiento de las sirenas. También tuvimos a nadadoras de sincronización y atletas profesionales que grabamos en el set para guiarnos en la animación. En cuanto al aspecto, intentamos crear algo distinto a lo visto hasta ahora manteniéndolo a su vez anclado a la realidad. Nos guiamos por la vida marina, la piel humana, etc. y también compramos pescado en el mercado y les hicimos un montón de fotos. Al final las sirenas tenían una piel escamosa con una envoltura parecida a la de las medusas.

¿En cuanto influyó el 3D en su trabajo y cuales son los problemas y posibilidades que ha tenido con ello?
Estábamos excitados ante la perspectiva del 3D. La plataforma 3D de ILM ya estaba bastante solidificada tras “Star Tours 3D” de Disney y Avatar e hicimos algunos trabajos preliminares para asegurarnos que los ajustes 3D de los efectos visuales fueran perfectos. Jugamos con la idea de añadir más profundidad a las escenas bajo el agua. También nos aseguramos de ver nuestra labor en la sala de cine más grande de ILM porque con el 3D el tamaño de la imagen importa cuando se revisa el trabajo. Siempre queríamos verlo tal como lo verían los espectadores.

Cuando trabajo sobre un personaje animado, ¿Qué es lo más importante para usted?
Queremos que el personaje sea algo único y fantástico, pero también arraigado a la realidad para que sea creíble. En cuanto a las sirenas, el tener material audiovisual de animales marinos, nadadores y actores a disposición como referencia contribuyó a hacerlo posible.

Si compara su trabajo en Piratas del Caribe con Iron Man, y antes de eso a La Momia (por ejemplo), ¿cuales son las diferencias principales en lo que a su trabajo se refiere y a las herramientas empleadas?
Piratas tenía más criaturas orgánicas respecto a las superficies de metal duras de Iron Man por lo que tenía algunos retos de La Momia. No obstante las herramientas de hoy han evolucionado muchísimo desde que trabajé en esa película. Por entonces aún experimentábamos con la captura de moción facial y desde entonces se ha convertido en una técnica útil y fiable. Nuestras capacidades para capturar los movimientos de los artistas en sets o localizaciones reales son muchísimo más reales que las que teníamos para La Momia. Pudimos hacer uso de mejoras que hicimos sobre esas técnicas para Iron Man y otras películas y llevarlas un paso más allá para conseguir una combinación perfecta entre los cuerpos de las actrices y las colas de las sirenas.

Si compara Piratas del Caribe: En mareas misteriosas con las otras partes de la saga, ¿donde cree que están las principales diferencias visuales?
Éramos conscientes de encajar en el mundo de las películas Piratas del Caribe y estar a la altura de los efectos establecidos en las anteriores entregas. No obstante, Rob Marshall trajo su propio sentido visual a la serie. Quería asegurarse que los elementos más fantásticos fueran lo más arraigados posible a la realidad y trajo una valentía a la película. También hizo hincapié en la trama y los personajes de Piratas del Caribe: En mareas misteriosas y los aspectos visuales que, aunque sigan siendo de alta calidad, ésta vez tienen un papel más bien secundario. Todo gira más entorno a la aventura y la trama.

¿Cuál es la parte más divertida de su trabajo?
La mejor parte de mi trabajo es idear el aspecto y movimiento que ha de tener algo y luego hallar la manera de cómo vamos a poder conseguir hacerlo. Y las sirenas fueron en ese sentido una enorme oportunidad. He sido un admirador de las sirenas durante muchos años y me gustaba particularmente el hecho de que eran más bien depredadores en vez de amables sirenas. El mayor reto fue mantener su belleza y a la vez hacer que dieran miedo. Trabajar con Rob Marshall, Charlie Gibson y el equipo para lograr los aspectos visuales fue muy divertido y el entusiasmo de Astrid Berges-Frisby que vino a ILM para que la fotografiáramos y escaneáramos e hiciéramos pruebas de movimiento para conseguir una mejor sirena fue contagioso. Lograr como capturar los movimientos en el set y luego aplicarlos a la sirena animada por ordenador era una pasada ya que implicaba hacer uso de las últimas herramientas para captura de movimiento y algunas nuevas que inventamos de paso.

Ben, tiene una gran carrera trabajando en numerosos taquillazos populares pero, ¿Cuáles son sus películas favoritas en las cuales ha trabajado)?
Me encantó trabajar en Piratas del Caribe: En mareas misteriosas. Aún teniendo los retos de encontrar el mejor aspecto para las sirenas. También me divertí mucho con Galaxy Quest (Héroes fuera de órbita), película sigo disfrutando viéndola. Las películas Iron Man fueron una pasada ya que pudimos colaborar con Jon Favreau y Marvel a la hora de crear en la gran pantalla un nuevo héroe y ayudamos a lanzar la franquicia. Y mi labor en Star Wars Episodio 2 fue una gran oportunidad para mi carrera y además me permitió tener más libertad para de presentar nuevas maneras de crear efectos debido a la gran calidad de trabajo y la relación colaborativa que George Lucas ofreció.

¿De donde sacó las ideas para el aspecto de las sirenas?
El aspecto de las sirenas fue fruto de una larga discusión con Rob Marshall y la exploración de mucho arte conceptual. Hablando con Rob éste nos mostró algunos diseños que se habían realizado previamente, algunos dibujos clásicos de sirenas, fotografías de moda submarina e incluso un par de imágenes de modelos vestidas de sirenas. Nos dijo a Aaron McBride, nuestro director de arte VFX, y a mi lo que le gustaba y no le gustaba de todo ese material. Una imagen que le gustaba mostraba a una mujer con una cola de pez muy ajustada que aún así permitía distinguir el contorno de sus piernas. También habló mucho de la belleza de Astrid Berges-Frisby y como algunos de los conceptos anteriores se asemejaban más bien a criaturas. Al mismo tiempo estuvimos observando distintos tipos de vida acuática e intentando ligar la sirena a la vida marina de los anteriores personajes de Piratas que queríamos incluir. También discutimos como podía transformarse. Al final llegamos a un cuerpo ligeramente escamoso con una envoltura fina. La idea era que cuando estaba mojada, la envoltura sería transparente y se podría ver destellos de luz de las escamas. Pero cuando estaba seca, se asemejaba más bien a piel humana. Fue un proceso divertido el inventar la ciencia que acompaña a esos seres.

Durante la planificación de las escenas, ¿Cuáles fueron sus mayores preocupaciones para el producto final?
Nuestras mayores preocupaciones fueron proporcionar las mejores sirenas que podíamos, intentar y crear sirenas para la gran pantalla y estar a la altura de la calidad de trabajo que vimos en las anteriores entregas de Piratas del Caribe.

Varias nominaciones al Oscar en su currículo. ¿Supone presión de cara a futuros proyectos esperar mantener ese nivel de “perfección”?
En absoluto. Siempre intentamos y conseguimos superarnos con cada proyecto nuevo.

También te puede interesar

Deja un comentario