Sobredosis simiesca: Ideas para la secuela de ‘El origen del planeta de los simios’

En los últimos días estamos viviendo una fiebre cinéfila sin precedentes. Tal es el afán y la ambición por hacerse un hueco en la cartelera que se están reservando fechas para estrenar dentro de tres años (sin tener aún película) o, como en este caso, promocionando secuelas antes, incluso, de que se estrene la primera película.
Una mezcla de ambos fenómenos es el que ha sufrido The Amazing Spiderman 2, que ya tiene fecha de estreno cuando aún no se ha estrenado la primera parte. Y, ahora, le toca el turno a El origen del planeta de los simios, que ya tiene planteadas ideas para su continuación.

Su director, Rupert Wyatt, seguramente animado y envalentonado por las críticas favorables y una recaudación inicial de 54 millones de dólares, ha revelado lo que todos esperábamos tras ver la primera parte: se ha reservado escenas más espectaculares para la (posible) continuación.
Dado el interés que está mostrando 20th Century Fox en el proyecto “simio” no es extraño que, al menos, una secuela sí llegue a realizarse, aunque sea un remake de la película original o, en su defecto, una continuación de El origen del planeta de los simios que aún se sitúe cronológicamente antes de El planeta de los simios (de 1968), contando cómo los simios se hacen con el dominio del planeta.
Ruper Wyatt ha tenido varias ideas: desde realizar “La chaqueta metálica con monos” hasta saltar 8 años en el futuro de la historia y mostrar a la siguiente generación de simios evolucionados y mucho más inteligentes. Mostrar las batallas contra los humanos, cómo se hicieron con el control de las ciudades o cómo acorralaron a los humanos y comenzaron a utilizarlos y esclavizarlos.
También ha comentado que la historia de la secuela podría incluir a humanos que se pasan al bando de los simios y trabajan para ellos, frente a los de su propia especie. Además, la raza humana podría trasladarse a vivir a instalaciones subterráneas y sólo subir a la superficie con máscaras de gas (para evitar el virus), para “deshumanizarlos” frente a los simios.
Fuente: bleedingcool

También te puede interesar

Deja un comentario