El actor Andy Whitfield apartado de los sets de rodaje por un linfoma

“Andy siempre será Spartacus. Y mi intención no es emularlo. Como actor, uno nunca debe tratar de parecerse a nadie. No puedes y no debes. Honestamente quisiera pensar que la razón que me trajo hasta aquí es que yo también tengo el alma de Spartacus”, dijo recientemente Liam McYintire, al actor australiano que aceptó calzarse sandalias, colocarse taparrabos, mostrarse semi desnudo y exprimir litros de sangre artificial en la segunda temporada -o más bien, la tercera- de la serie Spartacus, que llegará a la pantalla chica en enero de 2012.


Rodada en Nueva Zelanda, y escrita y producida por Steven S. DeKnight como una mezcla del film 300 con la miniserie Roma y algo de realidad -el trasfondo es la Tercera Guerra Servil-, la primera temporada de Spartacus: Sangre y arena tuvo 13 episodios de 55 minutos cada uno.

Pero justo cuando los productores comenzaron a planificar la segunda temporada, se toparon con un gran inconveniente: el musculoso Andy Whitfield fue diagnosticado con un linfoma de no-Hodgkin, que lo apartó del set.

Fue por esta razón, y para ganar un poco de tiempo mientras Whitfield era sometido a radio y quimioterapia, que la cadena televisiva Starz tomó una apresurada -y no por ellos menos interesante- opción: rodar una precuela en la que ahonda en el origen de cada unos de los aspirantes a gladiadores en el ludus de Léntulo Batiato. El del galo Crixus, que de esclavo pasa a convertirse en Campeón de Capua. El de Enomao, cuyo título de Gladiador es cambiado por el de Doctore o entrenador de la casa de Batiatus. O el del gladiador sirio Ashur, quien pierde su estatus de luchador luego de ser herido en una pierna por Crixus. Pero el protagonista es Gannicus (interpretado por el australiano Dustin Clare), el sobradísimo gladiador de cabello rubio cuyo rostro se semeja al de Colin Farrel.

Spartacus: Dioses de la arena es el nombre de la precuela, que sólo duró seis episodios, y en la que no se escatima en batallas entre gladiadores, intrigas, tapabarros y sangre artificial.

Sólo que a pesar de los meses que duró grabarla, y los meses que de tratamiento médico al que estuvo sometido Andy Whitfield, el cáncer no ha podido ser controlado. Así que los productores de la serie tomaron una nueva decisión: en vista del éxito del teleshow, eligieron a un nuevo actor para encarnar a Spartacus.

Su nombre es Liam McYintire y no es un recién llegado. Australiano de nacimiento, ha trabajado en series como Neighbours, Rush y, más recientemente, en un papel diminuto en The Pacific (HBO); amén de que acaba de protagonizar la película independiente Frozen Moments. Pero de seguro será con Spartacus que su nombre se llenará de brillo. De allí que haya aceptado someterse sin chistar a durísimas jornadas de gimnasio para ensanchar sus bíceps y tríceps, y cuadricular sus abdominales.

También te puede interesar

Un comentario sobre “El actor Andy Whitfield apartado de los sets de rodaje por un linfoma

  • el 12 agosto, 2011 a las 3:48 am
    Permalink

    Thanks for that space. But could please tell me the most in depth the current state of Andy. I am very worried, Please I beg you with all my heart.

    Gracias por dicho espacio. Pero podrian hacerme el favor de informarme mas a profundidad el estado actual de Andy. estoy muy preocupado, Por favor se los ruego con todo mi corazon.

    Respuesta

Deja un comentario