‘Esperanza y Gloria’: La guerra para los niños

Las críticas de Manuel M: Esperanza y Gloria

Película centrada en lo que se ha venido a llamar el frente interno, es decir, la retaguardia, Esperanza y Gloria, del gran director John Boorman (Excalibur) nos narra sus propios recuerdos personales de infancia, durante la Segunda Guerra Mundial (S.G.M.), en un Londres atacado constantemente por la Luftwaffe alemana. No es realmente cine bélico, en el sentido más estricto, de “acción”, pero sí se trata de mostrarnos, desde los ojos de un niño, a través de los recuerdos infantiles de un anciano, cómo se vivía la S.G.M. en Londres.

Es una película bastante pausada, en la que la cotidianeidad más inocente se mezcla con aparatosos sucesos, fascinantes desde el punto de vista de un niño, y peligrosísimos desde el de un adulto. Mezcla realismo con situaciones un tanto absurdas, queriendo dejar en el espectador un regusto dulce de nostalgia, que conforma un brutal contraste con lo que sucede a su alrededor.

Por su peculiar planteamiento debemos avisaros que puede resultar incluso aburrida. Salvando algunos momentos que nos recuerdan a la clásica Sra.Miniver, podemos terminar la película sin tener muy claro si nos han contado algo interesante o digno de mención. Cierto es que el planteamiento era muy arriesgado y casi experimental, pero eso no impide decir que alguien con el historial de Boorman no nos va a tener pegados a la silla como en otras de sus producciones.

A nivel de premios no fue muy bien tratada, aunque ciertamente eso puede ser debido a que se estrenó en 1987, el mismo año que esa enorme película que es El Imperio del Sol, de Steven Spielberg.

En definitiva, una película con un planteamiento sobre la guerra muy distinto al que estamos acostumbrados a ver en esta sección de cine bélico, que va a provocar reacciones contrapuestas: O se adora por el trato infantil, nostálgico e íntimo que nos plasma Boorman, o se rechaza por su lentitud y su poca profundidad argumental.

Que aproveche

Nota: La edición evaluada ha sido editada por Suevia.

También te puede interesar

Deja un comentario