Kevin Bacon habla sobre su papel de villano en ‘X-Men: First Class’

Kevin Bacon ya ha confirmado, recientemente, que dará vida al villano Sebastian Shaw en la próxima película centrada en los personajes de Marvel X-Men, dirida por Matthew Vaughn, quien ya sabe lo que es realizar una película de superhéroes, pues dirigió Kick-Ass, aunque ahora le tocará dirigir a un grupo auténtico de hombres mutantes con poderes, y que llevará por título X-Men: First Class.
A pesar de que el actor, de 52 años de edad, es, como él mismo reconoce, “bastante conocido”, sigue disfrutando de una especie de estatus de celebridad redescubierto gracias a su talento en bruto, papeles memorables y la fama de la cultura pop, aunque las cosas no siempre le han resultado faciles. De hecho, la estrella, tras 35 años en el negocio, no da nada por sentado.
Según dijo Bacon, se trata de su papel más importante de acción desde El hombre sin sombra, a pesar de que esta película no era precisamente una producción que exigiera al actor un gran esfuerzo físico. Además, declaró: “Voy a dejar que los actores más jóvenes hagan eso. Soy más de esos que ‘me siento en mi silla y destruyo el mundo'”.

El personaje que da vida Bacon en esta nueva entrega de los X-Men es un mutante que posee la capacidad de absorber la energía cinética y transformarla en fuerza bruta. Es el líder de la sucursal de Nueva York del Club Hellfire, una sociedad secreta y exclusiva que trata de dominar el mundo, aunque, de cara al público, es un hombre de negocios yuna persona común.

Fuente: Philadelphia Style

También te puede interesar

Deja un comentario