55 SEMINCI: Segunda jornada (I). ‘En familie’: El sacrificio de lo duro y la fragilidad de lo fácil

Las críticas de Carlos Cuesta: En familie

Buena acogida del público para el drama familiar En familie (Una familia), película de la directora danesa Pernille Fischer Christensen que nos habla de la familia, del compromiso, del legado personal, profesional y vital y de las prioridades de la vida.
Richard Rheinwald es la cabeza de la tercera generación de una empresa familiar de panaderos orgullosos de ser proveedores de la Casa Real danesa y del origen humilde de esta compañía, recurrente tema de conversación en el seno de esta casa. Superada una dura enfermedad por parte de aquél, Ditte, una de las dos hijas surgida de un matrimonio fracasado, decide aceptar la proposición de aceptar un trabajo en Nueva York y trasladarse allí con su novio.
Las complicaciones y las duras decisiones vendrán cuando Ditte descubra que está embarazada y deba decidir entre su vida familiar y profesional. Su dilema personal se complicará más aún cuando acabe inmersa en una espiral de dudas, privación y sacrificio cuando la salud de su padre vuelva a empeorar.

En familie nos sitúa sobre un mapa familiar complejo, dos hijas de un matrimonio y un hijo y una hija de una relación posterior. A ello le sumamos un cabeza de familia tozudo, vigoroso, mayor pero joven de espíritu, pletórico tras la noticia de la remisión de su cáncer, obsesionado con el que será su legado, su panadería, y preocupado porque nadie lo pueda continuar. Ditte es el orgullo de sus dos hijas mayores, y la marcha de aquélla para trabajar en una galería internacional supone, antes o después, el fin de la obra familiar.
Una producción intensa, bien narrada, con una fabulosa actuación de Jesper Christensen como cabeza de familia y muy notable de Lene Maria Christensen (Ditte), aunque todo el plantel cumple correctamente su función, permitiendo llegar a un planteamiento de los conflictos familiares realista, creíble y emocionante.
Grave historia con una grave banda sonora y unos temas musicales oportunos y potentes, que quizá se regocije demasiado en la pena y el dolor en algunas ocasiones. La película tiene tiempo para la euforia, la ternura y la reconciliación en una película en el que el sacrificio, la rigidez mental y la obstinación son las claves para entender las duras decisiones que todos ellos se verán obligados a asumir.
Nadie como el personaje principal es capaz de resumirlo en una frase. “Con sólo lo duro, la vida sería algo ordinario. Con sólo lo fácil, sería insípida”. Los que vean En familie se reconocerán en algunas escenas, y reconocerán a los que quieren en otros. Otros pensarán que a veces nuestro terquedad es lo que hace duro lo fácil. La familia, es la familia.

También te puede interesar

Deja un comentario