Crítica de ‘El aprendiz de brujo’

Las críticas de Manuel M: El aprendiz de brujo

La última película de Jon Turteltaub, es una producción para niños, con magos, fantasía basada en los mitos de Merlin, y el típico toque hollywodiense en una historia que entretiene siempre que no busques una película inolvidable.

Aunque no sea la mejor de las películas sobre el tema, tiene bastantes puntos a su favor: El despliegue de efectos especiales es el adecuado, sin sobrecargar al espectador con situaciones imposibles o irrealistas. Los combates mágicos tienen emoción, pero, a la vez, se entienden, y no saturan al espectador. En este sentido, la labor de coreografía y el estudio de las escenas de combate es muy bueno. El espectador no pierde nunca la noción de lo que pasa, ni tiene que añadir cosas de su cabeza para entender qué sucede. Además, la unión ciencia-magia, según el guión permite realizar “trucos” que no son sino efectos de la ciencia y la física, lo que le dá un toque “académico” original a la pelicula.

El argumento es tremendamente sencillo: Antiguo mal que es liberado en el mundo, y joven aprendiz que debe aprender rapidamente de su maestro para evitar que la Humanidad desaparezca en la enésima amenaza mortal. Sin embargo la acción comienza a acelerarse rápidamente, después de un inicio un tanto anodino, de manera que el espectador no tiene tiempo de aburrirse. Es un guión previsible, cierto, pero la película va a buen ritmo de manera que no hay tiempo de criticar esa previsibilidad. En ese sentido, tan solo criticar, quizás, que el desenlace es algo rápido, sin apenas darnos tiempo para caer en la cuenta de que “ya es el final”.


Para rematarlo, hay diversos homenajes a varias películas de fantasía, alguno de ellos realmente entrañable. Hay más de uno, y en distintos lugares. Algunos muy evidentes, otros no tanto, pero merece la pena ver la película prestando atención a cada detalle, para encontrar dichos homenajes.

Encabezan el reparto Nicholas Cage, Jay Baruchel y Alfred Molina, como Balthazar (el mago bueno,) Dave (el aprendiz), y Maxim (el mago malvado), respectivamente. Cage y Baruchel hacen una gran pareja, y se nota que hay química entre ellos: Las escenas que comparten son las mejores de la película. Alfred Molina es un gran malo, elegante y cruel. Me ha encantado su actuación, y creo que él también ha disfrutado con la misma. Se nota que estaba realmente metido en su papel

En un rol más secundario, Teresa Palmer, como la novia de Dave, y Monica Bellucci, como la novia de Balthazar, cumplen con su cometido con eficacia.

En definitiva, una película recomendada para los más pequeños, pero que los adultos pueden ir a ver sin ningún miedo a aburrirse, porque es suficientemente entretenida y bien hecha como para salir del cine con la sensación de haber pasado un buen rato.

Que aproveche

Deja un comentario