Álex de la Iglesia triunfa en el Festival de cine de Venecia

Ha concluido el Festival de cine de Venecia, donde teniamos los españoles todas las miradas puestas para ver si Alex de la Iglesia lograba llevarse el gran galardón con su última película, Balada triste de trompeta, y muchos esperaban que tener en el jurado a Quentin Tarantino podría hacer que recayeran algunos premios sobre sus amigos, sobre todo teniendo en cuenta que el director fue pareja de Sofia Coppola durante un tiempo, y que , lo que nos interesa, Tarantino ha sido amigo y admirador de de la Iglesia, algo que no era ningún secreto.
Pues bien, a pesar de esos rumores, esos no han sido los motivos por los que  Somewhere y Balada triste de trompeta han logrado llevarse premios de este certamen, ya que la calidad de ambas producciones ha quedado clara, sobre todo con las buenas críticas recibidas por ambas.
  
La Mostra ha premiado con el León de Oro a Sofia Coppola, que muestra como no está en el cine sólo por ser hija de quien es, y nos deleita con otra película que capta perfectamente las sutilezas de nuestro día a día, con un impactante estilo visual. La película nos presenta una estrella de cine que vive pasando los días en un hotel entre rodaje y rodaje metiéndose todo lo que encuentra a su paso, y empleando el sexo con admiradores para llenar el vacío de su existencia
Ahora bien, lo mejor ha llegado al saber que Alex de la Iglesia ha logrado el reconocimiento como mejor director y guionista, llevándose el León de Plata con  una historia que mezcla lo esperpéntico con el terror, todo ello aderezado con su humor negro en Balada triste de trompeta. El director, que ya sabe lo que es escribir un libro, ha logrado un guión en perfecta amonía con una gran cantidad de géneros unidos, todo ello en una película tan personal como arriesgada. “Estos días en Venecia han sido lo más felices de mi vida”, aseguró en el escenario del Palazzo del Cinema.

Con este doble reconocimiento, de la Iglesia logra sumar galardones al escaso palmarés español en el Festival de Venecia, donde hasta ahora estaban Mar adentro con un premio especial y Copa Volpi para Javier Bardem, Jamón, Jamón con el León de Plata al mejor director para Bigas Luna, y Mujeres al borde de un ataque de nervios y La teta y la luna, ambas reconocidas por su guión.
Vincent Gallo ha logrado el premio al mejor actor, la Copa Volpi, por su papel en Essencial killing, algo polémico, pues se han visto  varias interpretaciones sobresalientes, como las de Antonio de la Torre y Carlos Areces,e incluso Silvio Orlandy. En el apartado femenino tenemos que  la mejor actriz ha sido  Ariane Labed, protagonista de la película griega Attenberg, algo que quizás sorprenda a muchos, pues las papeletas apuntaban al trabajo de Natalie Protman en Black Swan, pero parece que premiar a una actriz estadounidense no es algo que guste en Venecia..
El Premio Especial del Jurado ha recaído en el polaco Jerzy Skolimowski, y el Premio a toda una carrera se lo ha llevado  Monte Hellman, aunque ninguno de los dos estaban en las apuestas del fin de semana, aunque ya sabemos que un Festival sin polémica y sin premios pintorescos sería muy aburrido.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Álex de la Iglesia triunfa en el Festival de cine de Venecia

Deja un comentario