lunes, junio 17, 2024

Crítica de ‘Sisu’: Soberbia película con una indómita belleza y una depurada puesta en escena

Las críticas de Laura Zurita:
Sisu

Finlandia, 1944. Un soldado retirado descubre oro en el desierto de Laponia. Mientras intenta llevar el botín a la ciudad y comenzar una nueva vida, sus deseos se ven truncados cuando un grupo de soldados nazis liderados por un brutal oficial de las SS harán todo lo posible para que ese oro no pise la ciudad. De este modo se desata una tremenda lucha de un sólo hombre contra todo un batallón alemán en la que la sangre y partes de cuerpo cercenadas salpican toda la pantalla.

Sisu está escrita y dirigida por Jalmari Helander e interpretada por Jorma Tommila, Aksel Hennie, Jack Doolan, Onni Tommila Mimosa Willamo. La película se estrena  en España el 28 de abril de la mano de Sony Pictures Spain.

Crítica de ‘Sisu’: Soberbia película con una indómita belleza y una depurada puesta en escena

Excelente acogida en Sitges 2022

Sisu tuvo una gran acogida en Sitges 2022, donde se llevó cuatro premios: Mejor largometraje, mejor actor (Jorma Tommila), mejor música (de Juri Seppä y Tuomas Wäinöl) y Mejor fotografía (de Kjell Lagerroos). Tanto premio tiende a crear expectativas, con las que puede resultar difícil cumplir, pero Sisu lo hace.

«Sisu» es una palabra finlandesa que significa el valor extremo, sacar fuerzas de flaqueza cuando la situación es desesperada. Buen título para una película como esta, en la que un solo hombre  se enfrenta a un enemigo poderoso, con muchos pertrechos y ningún miramiento.

El director de Sisu reconoce varias influencias. Se basó en parte en la historia de Simo Häyhä, un mortal soldado finlandés que mató a más de 500 rusos, al que llamaron La muerte blanca. Otra inspiración, que nos resultará más familiar por estos lares, es la de John Rambo en Acorralado. Pero decir que esta película es un Rambo finlandés no le hace justicia; Sisu es una película muy distinta de la famosa película de Stallone en ambientación, estilo y puesta en escena.

El argumento es muy simple. El protagonista, Aatami Korpi, vive una vida de ermitaño en la seca y fría soledad de los páramos de Finlandia. Vemos que es un hombre muy fuerte, muy solo y muy triste, que en su día tuvo hogar y familia y parece haberlo perdido todo, hasta que encuentra una veta de oro.

Con su recién adquirido botín se pone en marcha, topando poco después con una columna de alemanes, que están de retirada. Los alemanes saben que vana perder la guerra, están amargados y exhaustos y solo quieren hacer todo el daño que puedan antes de salir del país. Empieza entonces una lucha sin cuartel entre los nazis y un hombre que es la quintaesencia del «sisu». Siente que no tiene nada que perder, y lucha como si no pudiera morir.

SisuTécnicamente soberbia

Lo que distingue a Sisu de otras películas es su indómita belleza. La fotografía recibió merecidamente el premio da la mejor fotografía en Sitges, y compone una mirada triste y serena a un mundo sumido en la desolación y la perdida. La puesta en escena es depurada y tranquila, con unos encuadres y unos colores de belleza pictórica, que contrastan fuertemente con la violencia que a veces se dará en la pantalla. Parece que estemos asistiendo a una tragedia griega, una lucha colosal en el más literal sentido de la palabra.

Como contraste, a veces la violencia es tan exagerada y visceral (en el más estricto de los sentidos, con vísceras y sangre salpicando la pantalla) que resulta cómico. El espectador sonríe muy divertido y un poco desconcertado, y no sabe muy bien cómo reaccionar ni dónde meterse.

Sisu está dividida en episodios, marcados con tipografías típicas de los carteles de las películas de Viejo Oeste. Porque Sisu también tiene cierto aire de Western nostálgico y crepuscular, sucio, triste y desencantado. De hecho, el héroe cabalga hacia el atardecer cuando lo interrumpen y empieza la matanza.

Sisu

Música y reparto de Sisu al nivel del apartado técnico

La banda sonora está en perfecta consonancia con el tono solemne y descarnado de Sisu. Las composiciones van desde temas que evoca grandes producciones bélicas hasta fragmentos que recuerdan a las composiciones de Enio Morricone  a los grandísimos títulos de Sergio Leone.

El protagonista, Jorma Tommila, está presente durante casi todo el metraje, pero tiene literalmente solo un par de frases. No es un orador, y su habilidad para la supervivencia no tiene nada que ver con sus dotes sociales. Es un papel muy físico y, solo con miradas y gestos, compone todo un personaje.

Sisu es una película espectacular y violenta, que destaca por su indómita belleza, su soberbio acabado técnico, su banda sonora y su fotogénico y adusto protagonista.


¿Qué te ha parecido la película Sisu?

Sisu

8

Puntuación

8.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES