lunes, junio 17, 2024

Crítica de ‘Hanna y los monstruos’: Ser diferente no es malo, nos hace únicos

Las críticas de Ignacio Mittenhoff:
Hanna y los monstruos

Hanna y los monstruos nos presenta a Hanna, una adorable niña a la que le apasionan mucho los monstruos. Un día cumple su sueño y consigue viajar a Monsterville, el pueblo en el que habitan estas criaturas. Para su sorpresa, en este lugar descubre que los monstruos son seres que temen a los humanos y que tienen muchos miedos y complejos. A algunos de ellos no les importa que Hanna los haya visitado, pero otros monstruos no están de acuerdo en que una humana esté de paseo por su mundo, e intentarán utilizar a la pequeña para cerrar de una vez por todas cualquier contacto con el mundo exterior. Esto pone en peligro a Hanna, que corre el riesgo de quedarse atrapada para siempre y no pueda volver a su casa…

A los mandos de la dirección de Hanna y los monstruos encontramos a Lorena Ares, directora y guionista junto con Carlos Fernández De Vigo del cortometraje Amanece la noche más larga, nominado en 2022 al Premio Goya en la categoría de mejor cortometraje de animación. El guion está firmado por la guionista de animación y programas infantiles Cristina Broquetas (Gina Ginger & Charlie Chives) y por Ángeles Hernández, David Matamoros, Raúl Portero y José Pérez Quintero. La película se estrena en cines de España el 21 de abril de 2023 de la mano de Alfa Pictures.

Hanna y los monstruos

La base de Monstruos S.A. pero con caminos diferentes

Al ver Hanna y los monstruos es inevitable pensar en otra película donde los monstruos son también protagonistas: Monstruos S.A.. El parecido entre ambas películas es enorme: tenemos a una niña protagonista a la que no le dan miedo los monstruos, tenemos unos monstruos que sienten autentico pavor por el simple contacto con la niña, y tenemos una evolución entre ambos bandos que acaba como todos esperamos que acabe. Es verdad que el desarrollo es diferente en las dos películas, ya que mientras que en la película de Pixar los monstruos son una civilización estable y modernizada, en Hanna y los monstruos Monsterville se ha creado como lugar de refugio para unos monstruos inadaptados que han decidido huir de los humanos por el trato que han recibido. Misma base, diferentes caminos.

Visualmente la película es realmente preciosa. Filmada en animación en 3D, con estilo 2D, al verla me ha recordado a mi infancia cuando me sentaba delante del ordenador a jugar a mis aventuras gráficas favoritas. La estética de Hanna y los monstruos me ha recordado a una aventura llamada Day of the Tentacle (o Maniac Mansion 2). Los paisajes y decorados, tanto interiores como exteriores, me han transportado a los años 90, y me han recordado que no todo es tecnología actual, y que se pueden hacer cosas muy bonitas que nos evoquen recuerdos del pasado.

Hanna y los monstruos

Monstruos de todos los tamaños y colores

El elenco de personajes no es muy extenso. Por un lado tenemos a Hanna, una niña con una marca de nacimiento en su rostro que la hace esconderse y no sentirse a gusto con sus iguales, y que siente verdadera pasión por los monstruos, ya sean en cuentos o en peluches. Incluso no le importa disfrazarse de monstruo en el colegio aunque el resto de niños y niñas vayan disfrazados de otra cosa.

Por otro lado tenemos a los monstruos, un grupo muy desconfiado, que han tenido que ocultarse de los humanos en otro mundo para poder vivir tranquilos. Se nos presentan dos bandos: el bando bueno, liderado por Loba, muy desconfiada con los humanos, junto a Yeti, Nessie y Closet, el siempre temido monstruo del armario, al que le apasiona ropa humana; por el otro lado tenemos el bando malo, liderado por Gárgola, con un plan para acabar con todos los humanos, y Cíclope, su fiel ayudante, quien no dudará en ayudar a Hanna, pero siempre será fiel a su querida Gárgola. Los dos juntos forman una pareja muy cómica, que seguro harán reír a los mas pequeños con sus meteduras de pata.

Mención a parte se merece un personaje que aparece poco, pero que más de uno se sentirá identificado con él: el papá de Hanna, un señor muy barbudo que quiere a su hija por encima de todo, y cuya reacción final cuando vea las nueva amistades de su hija nos hará soltar una carcajada al público más adulto.

Hanna y los monstruos

Película dirigida a un público muy infantil

La película va dirigida a un público extremadamente infantil, y es algo que se nota desde el principio. La temática, los diálogos, el desarrollo de la película,… todo va dirigido para «peques muy peques». El mensaje que nos enseña es muy educativo: no importan las diferencias que podamos tener con respecto a otras personas, lo importante es aceptarnos tal y como somos. Es algo bueno ser diferentes, tener nuestra propia personalidad. El valor de la amistad también está presente durante toda la película, tanto las nuevas amistades entre niña y monstruos, como las amistades más consolidadas entre los propios monstruos. Es muy importante que una película destinada a un público infantil (el tope lo pondría en los 6 o 7 años) les enseñe estos valores desde muy pequeñitos.

En definitiva, Hanna y los monstruos es visualmente muy bonita, con un mensaje claro y educativo, y hará las delicias de los más pequeños durante los algo menos de 80 minutos que dura.


¿Qué te ha parecido la película Hanna y los monstruos?

Hanna y los monstruos

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Póster de ‘Tu madre o la mía: Guerra de suegras’, de Chus Gutiérrez

Ya está disponible el cartel de Tu madre o la mía: Guerra de suegras, la nueva película de Chus Gutiérrez (nominada al Goya por...