martes, abril 16, 2024

Crítica de ‘Night Raiders’: La guardiana de los niños

Las críticas de Daniel Farriol:
Night Raiders

Night Raiders es un drama de ciencia-ficción canadiense que está escrito y dirigido por Danis Goulet (Ivy, Reservation Dogs). La historia nos sitúa en un futuro post-apocalíptico donde la población es controlada de tal manera por el ejército que los niños son considerados propiedades estatales y reclutados en escuelas militares para luchar a favor del régimen. Niska es una madre que lucha por mantener a salvo a su hija de este destino.

Está protagonizada por Elle-Máijá Tailfeathers (Blood Quantum, Stellar), Brooklyn Letexier-Hart, Amanda Plummer (Showing Up, Ratched), Shaun Sipos (Black Diamond, Insomnia), Eric Osborne, Alex Tarrant, Gail Maurice, Birva Pandya y David MacInnis. La película se ha estrenado en Movistar+ el día 22 de Febrero de 2023.

La ciencia-ficción como denuncia al acoso sufrido por el pueblo indígena canadiense

Night Raiders es un curioso cruce de ciencia-ficción, wéstern y drama social que nos plantea una distopía post-apocalíptica ambientada en el año 2043 cuando un régimen militar autoritario se ha hecho con el poder separando a los niños de sus progenitores para educarlos estrictamente como pequeños soldados que luchen en favor del régimen. En el fondo, se trata de una descarnada alegoría acerca de la colonización a que fueron sometidos los pueblos indígenas norteamericanos y hacia el sistema educativo actual que aún discrimina a sus descendientes.

De hecho, la propia directora franco-canadiense Danis Goulet pertenece a la comunidad métis, es decir, es una mestiza con sangre amerindia en sus venas que sabe perfectamente de lo que habla. Su película utiliza el género de la ciencia-ficción como potenciador de la situación dramática de unas personas que viven al margen de la sociedad, sin apenas medios para subsistir y que son despojados de la única cosa que les queda: su identidad. Está claro que la película se trata de un retrato-homenaje que pone en valor la resiliencia del pueblo cree, uno de los mayores grupos indígenas que habita actualmente en Canadá, incluso algunos de los personajes secundarios que aparecen en la película se expresan utilizando su lengua materna como ejemplo del legado cultural que aún conservan.

Night Raiders
Hijos de las mujeres

Si tenemos en cuenta lo estrictamente cinematográfico, Night Raiders también puede verse como un remake apócrifo de Hijos de los hombres (Alfonso Cuarón, 2006), en clave feminista y reivindicativa. En ambas películas, por distintos motivos, los niños son considerados como un bien común que puede ser la clave para salvar a la humanidad de su extinción (física o moral), por lo que sus protagonistas lucharán hasta la extenuación y poniendo en riesgo sus propias vidas para mantenerlos fuera del control totalitarista de los estados.

En Night Raiders, la guardiana de los niños es Niska (Elle-Máijá Tailfeathers), una joven mestiza que cuida en las montañas de su hija Waseese (Brooklyn Letexier-Hart). Sin embargo, esa vida solitaria y huraña será descubierta por uno de los drones que vigilan la zona, lo que atraerá la atención del ejército y obligará a las fugitivas a buscar un nuevo lugar donde refugiarse. Es por eso que decidirán pedir ayuda a una vieja amiga de la madre, Roberta (Amanda Plummer), una mujer que envió hace años a su hijo a la academia militar y que ahora está perdiendo la cabeza en una ciudad devastada donde no existe el futuro.

Cuando Waseese también sea reclutada por los militares, a Niska solo le quedará la opción de recuperar sus orígenes y unirse a la resistencia indígena para cambiar las cosas sin saber que algo mucho más grande está por venir.

Night Raiders
La rebelión indígena llega al cine

La directora Danis Goulet integra con acierto y de una manera fluida toda la espiritualidad de las creencias y tradiciones cree dentro de su argumento para así gestionar mejor el fondo de temática social que en verdad es lo que le importa transmitir al público. Precisamente, una de las razones que le llevó a realizar esta película, fue la violenta respuesta que en 2016 tuvo la Guardia Nacional hacia jóvenes de comunidades nativas que protestaban oponiéndose al oleoducto Dakota Access cuya construcción debía pasar por la reserva india de Standing Rock.

Night Raiders tiene un fuerte componente de crítica social, pero no descuida en ningún momento su condición genérica mediante una ambientación apocalíptica de ciudades sumidas en la miseria y una población que sucumbe a la desesperanza. Es un filme de bajo presupuesto que se une a otros producidos en Canadá con similares intenciones reivindicativas a través de los códigos de la ciencia-ficción o del terror como era el caso de Blood Quantum (Jeff Barnaby, 2019), aquella extraña película de zombis, también protagonizada por Elle-Máijá Tailfeathers, donde los indígenas eran los únicos inmunes a un contagioso virus.

Tal vez, Night Raiders no sea demasiado sorprendente en sí misma al caer en algunos lugares comunes que nos traerán a la memoria otras películas apocalípticas similares, también se echa en falta una mayor carga psicológica para los personajes secundarios, sin embargo, mantiene siempre el interés y su enfoque pro derechos de los indígenas americanos la hace única y muy estimable.


¿Qué te ha parecido la película?

Night Raiders

6.5

Puntuación

6.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Teatro | Crítica de ‘Quiero colapsar a tu lado’: Comprometida y original

Las críticas teatrales de Laura Zurita: Quiero colapsar a tu lado Dos amigas y un amigo deciden emprender un viaje hacia los claroscuros de la crisis...