martes, marzo 5, 2024

SUNDANCE 2023. Crítica de ‘A Thousand and One’: Los desheredados de Harlem

Las críticas de Daniel Farriol en el Festival de Sundance 2023:
A Thousand and One

A Thousand and One es un drama estadounidense que está escrito y dirigido por A.V. Rockwell. La historia sigue a una mujer que secuestra a un niño de seis años del sistema de servicios sociales. Madre e hijo se proponen recuperar su hogar, así como su identidad y estabilidad, en la vorágine cambiante de la ciudad de Nueva York. Está protagonizada por Teyana Taylor (White Men Can’t Jump, El Rey de Zamunda), Aaron Kingsley Adetola, Aven Courtney, Josiah Cross, William Catlett (The Devil You Know, Los reyes de Baltimore), Terri Abney, Don DiPetta, Lia Lando, Ava Eisenson y Tara Pacheco. La película se ha podido ver en Enero de 2023 dentro de la U.S. Dramatic Competition de la programación del Festival de Sundance 2023.

Un drama social que critica la actuación política de las instituciones

A Thousand and One es un drama social que sigue durante dos décadas la vida que intentan construir juntos una madre y su hijo en la ciudad de Nueva York. Será un trayecto duro y lleno de obstáculos que comienza en el año 1993 en Rikers Island (prisión de máxima seguridad) y concluye (o no) en 2005 con un Harlem pre SoHa inmerso en pleno proceso de blanqueamiento a causa de la gentrificación. La debutante A.V. Rockwell propone una historia de apariencia sencilla sobre la fuerza del vínculo maternofilial con un evidente trasfondo crítico que salpica directamente a las instituciones que deberían regular el estado del bienestar para todos los ciudadanos y a los políticos que lanzan discursos vacíos que no ayudan al desempeño diario de los más desfavorecidos.

La cámara de Rockwell alberga toda la rabia acumulada de Spike Lee, el amor de barrio de Scorsese y la estilización dramática de Barry Jenkins, pero su ópera prima prefiere centrarse tanto en sus personajes protagonistas que a veces abandona el desarrollo argumental de la trama. La gran baza de la película acaba siendo esa madre coraje, Inez, interpretada por una arrolladora Teyana Taylor que secuestra a su hijo de los servicios sociales para darle una oportunidad en la vida que ella nunca tuvo.

La relación madre-hijo está descrita en tres grandes bloques donde el chaval, Terry, está interpretado por tres actores distintos, a los 6 años (Aaron Kingsley Adetola), a los 13 (Aven Courtney) y a los 17 (Josiah Cross), para así mostrar, a lo largo de tres edades cruciales, la transformación de alguien que no tenía futuro tras haber accedido a la educación y a una vivienda digna donde vive con su madre y con Lucky (William Catlett), que será quien ejercerá de padre.

El paisaje urbano de Harlem

A través de ese armazón argumental de aspecto casi neorrealista, A Thousand and One transcurrirá perezosamente por algunos lugares comunes del melodrama, siendo más interesante todo aquello que permanece invisibilizado en un segundo término. Las vidas de los personajes nos regalan pequeños dramas cotidianos y discusiones familiares que siempre tienen como sonido de fondo los discursos políticos de Rudy Giuliani o Michael Bloomberg. Otro ejemplo, es la amenazante presencia policial en las calles que registra sin motivo aparente a Terry por el simple hecho de ser negro (lo vemos una vez, se comenta que es algo habitual en otro diálogo).

Son detalles, si se quiere, menores dentro de la estructura del guion, pero son los que acaban definiendo el posicionamiento político de la directora hacia la historia que explica en un reclamo de que el verdadero sueño americano debería tener en cuenta a todos aquellos desheredados de Harlem que nunca fueron tenidos en cuenta.

Otro aspecto interesante a considerar en la película es la manera en qué muestra los cambios sociales que van modificando el paisaje urbano del barrio y que en especial afectan, para bien y para mal, a la comunidad afroamericana, pero lo hace sin caer en los tópicos de siempre de películas similares. Por eso, el joven protagonista no será tentado en ningún momento por el submundo de las drogas o la delincuencia, todo lo contrario, consigue acceder a una buena escuela donde demuestra su inteligencia y su comportamiento resultará intachable.

Mentiras y necesidades

Sin embargo, Rockwell incide constantemente en la idea de un sistema obsoleto que siempre beneficia a los mismos y que, por otro lado, niega oportunidades a gente que de verdad lo necesita. Inez y Terry construyen su pequeño mundo cuasi perfecto alrededor de una gran mentira que finalmente será revelada, lo que pondrá en cuestión la utilidad real de los servicios sociales (más allá del análisis que podamos hacer respecto a las implicaciones éticas que conllevan algunas decisiones que toman los personajes).

Esa deriva final que trastoca todo lo construido con tanto esfuerzo se simboliza muy bien a través de una casa cayéndose a pedazos y llena de goteras por culpa de la falta de mantenimiento que los nuevos dueños del edificio dispensan para así poder echar a los inquilinos de allí con la única intención de rehabilitar las viviendas, encarecer los precios y alquilárselas después a gente blanca. La idea del progreso con su rostro más feroz. A Thousand and One es también el retrato sincero sobre el sentimiento de pertenencia a un lugar y también sobre la necesidad de sentirse necesitado, por los demás y por la sociedad en su conjunto.


¿Qué te ha parecido la película?

A Thousand and One

6.9

Puntuación

6.9/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

‘Mano de hierro’: Netflix estrena tráiler y confirma la fecha de estreno

Netflix ha publicado el tráiler de Mano de hierro, el nuevo thriller de acción de Lluís Quílez (Bajocero) que se estrenará mundialmente el próximo...