Crítica de ‘Saint (Sint)’: Terror navideño en los canales de Amsterdam

Las críticas de Daniel Farriol:
Saint (Sint)

Saint (Sint) es un filme de terror neerlandés con elementos de comedia negra que está escrito y dirigido por Dick Maas (El ascensor, Amsterdamned: Misterio en los canales). La historia nos sitúa en el día 6 de Diciembre donde, según una antigua tradición infantil, San Nicolás se presenta a modo de Papa Noel, regalando golosinas y dulces a todos aquellos niños que se han portado bien, sin embargo, este año quien hace acto de presencia es un fantasmagórico San Nicolás dispuesto a sembrar el caos y la muerte a su paso.

Está protagonizada por Caro Lenssen (Johan, Stille Nacht), Cynthia Abma (Men from Mars, Familieweekend), Egbert Jan Weeber (Only You, Speech), Bert Luppes, Escha Tanihatu, Huub Stapel y Terrence Sinclair. La película se presentó en España en el Festival de Sitges 2011. Ahora puede verse en plataformas como Amazon, Apple TV o Google Play.

La festividad de San Nicolás

Saint (Sint) nos propone una terrorífica aventura navideña que se basa en una curiosa festividad neerlandesa poco conocida por estos lares donde se aúna lo religioso con lo pagano. El «sinterklaas» o la Fiesta de San Nicolás se celebra la víspera del 5 de diciembre o durante el día 6, en lugares como Países Bajos, Bélgica o Luxemburgo, también en zonas específicas de otros países centroeuropeos o de las antiguas colonias neerlandesas. Se considera a San Nicolás como el precursor de Santa Claus, ya que posee una iconografía parecida (barba blanca, traje rojo) y su modus operandi es el de traer regalos o dulces que deja en los zapatos de los niños que se han portado bien durante el año.

En realidad, la figura del benefactor tiene un origen cristiano que se inspira en San Nicolás de Bari, un obispo del siglo IV, que viaja en barco de vapor desde Alicante (aunque vivió en la actual Turquía) acompañado por unos pajes llamados Zwarte Pieten (los Pedritos) que son quienes realizan el trabajo sucio de llevar los regalos a las casas a través de las chimeneas. Existe cierta controversia con la apariencia física de estos últimos ya que su piel negra parece derivarse de la época esclavista aunque otras versiones apuntan a que su piel está teñida por el hollín de las chimeneas.

San Nicolás viste traje de obispo, una mitra episcopal como sombrero, capa roja y un báculo a modo de «bastón de mando», desplazándose por encima de los tejados sobre un caballo blanco llamado Amerigo. Lo más divertido de todo es que a los niños malos se los lleva con él a España a modo de castigo.

La leyenda de cuento se vuelve oscura

Al igual que ha pasado en multitud de ocasiones en el cine de terror con el mito de Santa Claus, en Saint (Sint) se aprovecha toda esa liturgia bienintencionada que potencia el espíritu navideño para darle una vuelta de tuerca y convertir a San Nicolás en un ser fantasmagórico que en lugar de regalos trae muerte y destrucción. La idea que plantea la película es que cada 32 años, coincidiendo con noches de Luna Llena, los cuentos infantiles con los que se alimenta la ilusión de los niños adquieren una dimensión real mucho más macabra convirtiendo la leyenda en una cruel venganza de San Nicolás.

Según la película el obispo no era el milagroso benefactor que resucitaba niños y hacía ricos a los pobres, mostrándonos durante el prólogo de la película que se trataba de un malvado cacique que tenía sometido a su pueblo hasta que un día este se rebeló contra él para darle muerte junto a sus discípulos incendiando el barco en el que viajaban (por eso huele a chamusquina cada vez que sus espectros se acercan a alguien).

Bajo esa premisa se nos ofrece un cuento navideño que mezcla terror gore con comedia negra donde veremos a San Nicolás descuartizando a gente que no cree en su existencia al considerarlo producto de una leyenda popular. Tal y como pasaba en los Gremlins (Joe Dante, 1984), solo un hombre, Goert Hoekstra (Bert Luppes), cree que es real y por ello se ha estado preparando durante años para confrontarlo, sabemos que tiene motivos suficientes relacionados con su pasado para hacerlo. Esa parte conspiranoica del relato podría haber funcionado mejor si el guion no se empeñara en presentarnos como protagonistas a unos imberbes adolescentes que son carne de slasher (se abusa del jump scare gratuito) y que están definidos mediante estereotipos de brocha gorda que lo único que consiguen es que no tengamos ninguna simpatía hacia ellos.

Los canales y la niebla

Saint (Sint) es un producto fallido que no encuentra el equilibrio entre ninguno de sus elementos. El terror se combina con la comedia negra de forma desigual y sin apostar claramente por ninguno de los dos géneros. Parece querer tener un espíritu familiar y, sin embargo, hay escenas de mutilaciones que rozan el gore light (en parte porque los efectos digitales no son muy creíbles). También hay algo del estilo ochentero de la Serie B, pero con un tratamiento que busca desmarcarse de lo cutre a través de una ambientación más esplendorosa, en especial, en las secuencias donde vemos a San Nicolás cabalgando por encima de los tejados de las casas o, por ejemplo, en todo lo que acontece bajo la niebla que cubre los canales.

Es una pena que la película se quede a medio camino de tantas cosas porque la premisa no podía ser más sugerente para cualquier fan del terror. El director neerlandés Dick Maas tuvo su mayor época de esplendor en los años 80 con dos películas de género que obtuvieron bastante éxito entre sus círculos de espectadores como fueron la cult movie El ascensor (1983) o Amsterdamned: Misterio en los canales (1988). Aquí juega con elementos de ambas pero sin lograr trasladarlos con acierto a una época donde ha evolucionado el género.

En nuestra retina solo quedarán momentos aislados como la secuencia del hospital (totalmente desconectada argumentalmente con el resto), el diseño de un San Nicolás desfigurado por las llamas e imágenes sueltas casi siempre derivadas de la atmósfera malsana propia de un cuento gótico, sin embargo, todo eso acaba siendo insuficiente por culpa de un guion y unos personajes que no tienen el más mínimo interés.


¿Qué te ha parecido la película?

Saint

4.5

Puntuación

4.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: