Crítica de ‘Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad’: Desenterrando a Santa Claus

Las críticas de Daniel Farriol:
Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad

Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad es una comedia negra finlandesa con elementos fantásticos y de terror que está dirigida por Jalmari Helander (Sisu, Caza mayor), el cual también co escribe el guion junto a Juuso Helander. La historia nos muestra a un grupo de científicos que se encuentra realizando unas excavaciones en el norte de Finlandia y hallan enterrada en el hielo a una extraña criatura. Siguiendo sus pasos, el pequeño Pietari descubrirá la verdad oculta tras el rostro de Santa Claus.

Está protagonizada por Jorma Tommila, Onni Tommila, Tommi Korpela, Rauno Juvonen, Peeter Jakobi, Per Christian Ellefsen, Jonathan Hutchings e Ilmari Järvenpää. La película triunfó en el Festival de Sitges 2010 donde se alzó con los premios a Mejor Película, Mejor Director y Mejor Fotografía. Se estrenó en salas comerciales de la mano de Vértigo Films el 23 de Diciembre de 2022. Ahora puedes verla en Filmin.

¿Y si Santa Claus no fuera exactamente quién creemos que es?

La gran baza que maneja la película Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad es acercarse a la figura de Santa Claus y al manido cuento navideño a partir de una original premisa como es la de convertir al bonachón gordinflón creado por la Coca-Cola en una especie de animal mitológico que habita en los bosques de Laponia.

El cineasta finlandés Jalmari Helander rodó antes dos curiosos cortometrajes sobre el mismo tema, Rare Exports Inc. (2003) y The Official Rare Exports Inc. Safety Instructions (2005). En formato de falso documental nos mostraba allí la caza de unos Santa Claus asalvajados que eran instruidos cuál pequeños salvajes truffautianos para comportarse en sociedad, serenar sus ansias de canibalismo y aprender el noble oficio de escuchar las peticiones de regalos de los tiernos infantes sentados en su regazo. Una vez los Santa Claus eran domesticados por los cazadores, eran empaquetados en cajas de madera y repartidos por todo el mundo para que la Navidad fuera un éxito.

Con esa misma idea en la mochila, aunque renunciando al tono documentalista de los cortos, la película se inicia con una excavación en la montaña de Korvatunturi donde un científico cree haber encontrado, por fin, al verdadero Santa Claus congelado a varios metros bajo tierra. En ese entonces aún desconoce que no es exactamente el tipo bondadoso que aparece en los cuentos navideños, pero desenterrarlo podría hacer revivir un espíritu navideño que parece haberse diluido en la sociedad actual y que, sin embargo, aún conserva el pequeño Pietari, un niño que vive en un pueblo cercano y observa con entusiasmo la excavación confiando en la existencia del legendario personaje.

Una mirada al fantástico de los 80 desde el costumbrismo nórdico

El problema que tiene Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad es que el interés se va desinflando a medida que avanza la película. El arranque en la excavación es estupendo, así como la recreación ambiental del pueblo lapón rodeado de nieve donde vive el niño protagonista con su padre. Helander se mueve entre el humor costumbrista y el cuento fantástico utilizando para ello una atmósfera visual que recuerda mucho al cine ochentero de Carpenter o Spielberg según sea el tono de cada escena. Por desgracia, la mezcla genérica no termina de cuajar, el ritmo de la acción es inconstante, y el viraje paulatino desde el terror a un cine de corte más familiar, se queda un poco a medio camino de todo.

La película cosechó un gran éxito durante el Festival de Sitges 2010 donde el Jurado de aquel año la hizo merecedora de los premios a Mejor Película, Mejor Director y Mejor Fotografía, aunque bien es verdad que la reacción del público estuvo mucho más dividida. El propio Jalmari Helander ha repetido triunfo con su última película en Sitges 2022 con Sisu, un wéstern de aventuras ambientado en la Segunda Guerra Mundial.

Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad es mucho menos gamberra de lo que cabría esperar. Sí que tiene ideas rompedoras que consiguen darle una vuelta de tuerca al género navideño y desmitificar algunos de los iconos de estas fiestas, pero la sensación final es que le falta mala leche (el Santa Claus real merecía una aparición estelar en el desenlace) y que el gélido humor nórdico hubiera necesitado adentrarse más en la Serie B palomitera debido a lo insólito de su propuesta. Si buscas un cuento familiar más siniestro de lo habitual puede servirte como entretenimiento, pero si lo que quieres es ver un filme de género más adulto te acabará decepcionando.


¿Qué te ha parecido la película?

Rare Exports

5.8

Puntuación

5.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: