domingo, julio 14, 2024

Crítica de ‘La bala perdida 2‘: Thriller de acción francés a todo gas

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
La bala perdida 2

Después de lavar su nombre, el brillante mecánico Lino solo tiene un objetivo en mente: vengarse de los dos policías corruptos que mataron a su hermano y a su mentor. Alban Lenoir (Sangre francesa) y Stéfi Celma (¡Llama a mi agente!) protagonizan La bala perdida 2, thriller de acción trepidante escrito y dirigido por Guillaume Pierret, y cuyo reparto completan Pascale Arbillot, Sébastien Lalanne y Diego Martín. La película se estrena en Netflix el 10 de noviembre de 2022.

Una secuela inesperada

Netflix es capaz de cancelar series de éxito o de no dar luz verde a secuelas de películas de las que todos esperamos ver una nueva entrega, pero también logra sorprendernos con una secuela que parece surgir de la nada cuando nadie la esperaba. La bala perdida 2 es una secuela de (obviamente) La bala perdida, y no serán muchos quienes se acuerden de esta película, siendo yo mismo uno de ellos, lo que no dice mucho de la original.

La bala perdida es una película francesa estrenada en Netflix en 2020, de esas que buscan captar espectadores a base de acción y adrenalina, pero cuyo nivel de calidad no superaba lo que se esperaba de una película como para que se quedara en nuestras retinas y esperásemos ver una continuación. Ahora bien, no debió funcionar mal en la plataforma dado que han decidido ahora continuar con la historia.

La película continúa unos meses después de la original. Después de la muerte de Charras, Lino (Alban Lenoir) y Julia (Stéfi Celma) toman el mando y montan la nueva unidad de estupefacientes. Resuelto a dar con los asesinos de su hermano y su mentor, Lino persevera en su persecución y no dejará que nadie se interponga en su camino.

Que no falte la acción

Si hay algo que recuerdo de la primera película, es que tenía un buen montaje a la hora de mostrarnos las escenas de acción, con buenos combates cuerpo a cuerpo y, especialmente, dignas persecuciones de coches. La bala perdida 2 no quiere perder lo bueno de su predecesora, por lo que hacen más énfasis en la acción y logran un buen resultado, aunque perjudica a la parte dramática, por lo que el protagonista no puede demostrar su talento interpretativo pero si sus dotes con los puños y al volante.

Si Netflix vio que la primera película funcionó para lo que ellos esperaban, es lógico que hayan repetido en los créditos, con la única diferencia de que el guion aquí ha sido asumido por completo por el director, Guillaume Pierre. No es que el director sorprenda en ningún momento, pero hace un buen uso de la cámara, consiguiendo persecuciones dinámicas y peleas violentas que compensan en parte los agujeros de guion y la falta de una trama mejor desarrollada, pero no es el objetivo de la película, siendo una película de venganza sin pausa que se ve del tirón sin tiempo a reflexión.

Venganza desde Francia

La bala perdida 2 no es una película que brille por su narrativa, pero como cualquier thriller de venganza aleatorio lo único que deben presentarnos es a un protagonista que quiere justicia por un crimen impune y deja los escrúpulos en casa a buen recaudo. En la era de The Raid y John Wick, las películas de acción deben aprender a destacar con algo innovador, pero no todas pueden y acaban relegadas a plataformas, como es el caso, cumpliendo con los mínimos que se las exige.

Como curiosidad, y acostumbrados a grandes películas de acción con coches como Fast & Furious que llegan desde Estados Unidos, el cine francés sigue ofreciendo de vez en cuando películas de acción que no necesitan de pantallas verdes para ofrecer explosiones y persecuciones, consiguiendo destacar gracias a una buena fotografía, imágenes sombrías y planos acelerados.

En comparación con su predecesora, esta segunda entrega ofrece algo más cuando se complica el caso y la lucha contra la corrupción se vuelve más compleja, pero eso no quiere decir que tengamos que esperar que mejore el guion, como tampoco debemos esperar que el reparto sea excepcional. Alban Lenoir vuelve a meterse en la piel de Lino, quien tan solo se define por su deseo de venganza, explotando como consecuencia que de la mecha tan corta que tiene a la hora de saltar y volverse realmente brutal. Se trata de un personaje que es una máquina de pelear, pero al final termina exactamente en el mismo lugar donde nos lo encontramos al principio, por lo que hay una ausencia total de desarrollo o progresión en los personajes. Como curiosidad, en esta ocasión tenemos cameos españoles, dado que cruzan la frontera, y colaboran con reparto nacional para dar vida a miembros de la Guardia Civil, como es el caso de Diego Martín.

La bala perdida 2 no necesita de su predecesora para que el espectador comprenda lo que está viendo, y aunque viene bien conocer a los personajes, rápidamente somos capaces de comprender sus motivaciones y dejarnos llevar por la acción sin límites y las persecuciones repletas de adrenalina, siendo una película de acción sólida con una historia desordenada pensada para quienes ansían desconectar en Netflix y disfrutar a todo gas.


¿Qué te ha parecido la película La bala perdida 2?

La bala perdida 2

6.1

Puntuación

6.1/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Avance oficial de ‘El Hoyo 2’, que llega a Netflix en octubre

El Hoyo fue una de esas agradables sorpresas que te encuentras en Netflix, y supuso un soplo de aire fresco a lo que habitualmente...