70 SSIFF. Zabaltegi-Tabakalera. Crítica de ‘Cerdita‘: Crítica social bañada de sangre y humor negro

Las críticas de David Pérez «Davicine» en el 70 Festival de San Sebastián:
Cerdita

La realizadora Carlota Pereda debuta en el largometraje con Cerdita, película que también escribe y que se inspira en el corto homónimo que le valió numerosos galardones nacionales e internacionales entre los que se encuentran los Premios Goya y José María Forqué al Mejor Cortometraje de Ficción, o el prestigioso Slamdance Russo Brothers Fellowship.

Este crudo thriller rural lleno de tensión, venganza, miedo, polvo y sudor está protagonizada por Laura Galán (aclamada protagonista del corto Cerdita, también ha participado en películas como Orígenes Secretos), Richard Holmes (Hasta el cielo), Carmen Machi (Nieva en Benidorm), Claudia Salas (Élite), Irene Ferreiro (Skam), Camille Aguilar (Maricón perdido), José Pastor (La templanza), Pilar Castro (Ventajas de viajar en tren), Chema del Barco (El plan) y Adrian Grösser (Merlí). La película se presenta a nivel mundial en el Festival de Sundance 2022, y se presenta en España en la sección Zabaltegi-Tabakalera de la 70 edición del Festival de San Sebastián.

Un miedo muy real

En Cerdita, para Sara, el verano solo significa tener que soportar las continuas burlas de las otras chicas de su pequeño pueblo. Pero todo terminará cuando un desconocido llegue al pueblo y secuestre a sus acosadoras. Sara sabe más de lo que dice, y tendrá que decidir entre hablar y salvar a las chicas, o no decir nada para proteger al extraño hombre que la ha salvado.

Carlota Pereda ha optado por presentar Cerdita bajo la forma de un thriller rural español a pleno sol del verano extremeño, donde no faltan los helados, siestas, señoras a la fresca y, por supuesto, el miedo al qué dirán. La película gira alrededor de un miedo que surge de la vida real, pues ser adolescente puede ser aterrador, y su personaje principal es alguien cercano a nosotros, no siendo extraño que cualquier espectador conozca a alguien como ella y pueda ponerse fácilmente en su lugar (o al menos debería ser capaz a poca empatía que tenga).

Viaje interior a través de la impotencia y la rabia

El acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado, y cada vez más tiene lugar fuera del aula y se centra en las redes sociales, pues los tiempos cambian y los acosadores se adaptan a ellos.

No son pocas las películas que han tratado tanto el acoso como el ciberacoso en jóvenes que son diferentes y no entran en los cánones que parece que la sociedad actual ha decidido determinar que son los correctos, y por ese motivo Cerdita decide dar una vuelta de tuerca a este problema, optando por usar el horror como medio para explorar el miedo y la vulnerabilidad de una adolescente atormentada por sus compañeros de clase y vecinos del pueblo.

La protagonista, Sara, se siente impotente y rabiosa, desesperada por encajar como casi cualquier adolescente, pero en su entorno no se lo ponen fácil. No tiene amigas que la defiendan de quienes se burlan de ella, y sus padres no son capaces de comprender y gestionar los problemas por los que pasa su hija. Si bien hubiera sido más fácil transformar ese odio en violencia, Pereda elige con acierto que sea una tercera persona la que lleve a cabo lo que podríamos llamar «venganza», y mostrarnos el dilema moral al que Sara debe enfrentarse cuando la policía comienza a hacer preguntas, debatiéndose entre revelar la verdad o proteger al hombre que la salvó, lo que hace que ésta sea una historia moral reflexiva y profundamente personal con la que se aborda la violencia social normalizada

Slasher social de venganza y mayoría de edad

Carlota Pereda no se conforma con mostrar el tema del acoso de una forma diferente a la que podríamos haber visto en una película más puramente de corte social, y también da un giro al género slasher y las historias de venganza. Tenemos elementos de ambos géneros de películas pero optan por tomar unas premisas más realistas en esta mezcla de géneros dando como resultado un thriller de gran intensidad.

No faltan las escenas violentas y sangrientas que harán las delicias de los fans del género, pero en esta ocasión la intimidación tiene más peso que la violencia explícita, aunque no por ello se aleja del Slasher, pues de algún lado tienen que surgir los asesinos en serie dado que nadie nace siendo un criminal. Como hemos visto en múltiples ocasiones, un pasado tortuoso y una infancia atormentada son buenas bases para tener ganas de matar a quienes realizan el mal, pero suele ser una condición necesaria aunque no suficiente para que alguien acabe siendo como Dexter.

Para completar este popurrí, Pereda también se anima a incluir otro género en la película, un género que grandes alegrías ha dado al cine actual, y es que las historias sobre la mayoría de edad cada vez reciben más elogios y ganan premios. Esta «coming-of-age» no es la típica que estamos acostumbrados a ver, pero sí que han elegido sabiamente a una protagonista con la que dar veracidad a este paso de la infancia a la adolescencia, o más bien de la adolescencia a la madurez más dura.

Reparto a medida del acoso

Laura Galán interprete de forma convincente el personaje tan difícil que tenía entre manos, y carga sobre sus hombros todo el peso y el impacto de la película, recreando con acierto las emociones de una joven que es odiada a pesar de ser un alma cándida.

La joven actriz mantiene el tipo augurándose en ella un futuro prometedor, y eso que la acompañan actores de renombre con mucho palmarés que podrían haberla hecho sombra, como Carmen Machi en el papel de su madre, o Julián Valcárcel como el padre, ambos con todos los clichés que nos podemos imaginar en unos padres españoles pero no evitando que sean convincentes y retratados de forma natural. Mención especial merece Irene Ferreiro como Claudia, una «antigua amiga» de Sara que se posiciona del lado incorrecto del acoso, siendo necesario destacar de ella una escena en la que requiere de cierta ayuda y nos ofrece una interpretación potente, devastadora y sorprendentemente creíble. Al frente del casting han estado Arantza Vélez y Paula Cámara, y es en parte gracias a su trabajo que disfrutamos de tan elogiable resultado.

Cuando todo juega a tu favor

El realismo y la veracidad de las interpretaciones de Cerdita va a juego con el increíble trabajo de Rita Noriega en la dirección de fotografía, consiguiendo dotar de aún más realismo a la película, sintiendo en cada plano como el calor nos abrasa y la tensión que se vive queda reflejada en cada una de las escenas gracias a una paleta de colores luminosa en exteriores, siendo tenue y apagada tanto en interiores como en la oscuridad del campo. No hay película de género que se precie que no tenga una fotografía oscura e impecable, y Noriega logra combinar a la perfección paletas de colores que podrían emplearse en géneros muy distintos, pero manteniendo una uniformidad y coherencia visual excepcional.

Cerdita es un debut de los que se recordarán durante mucho tiempo, dejando el listón muy alto para Carlota Pereda gracias a la notable forma de presentarnos una rabiosa película de género aderezada con grandes dosis de sangre, crítica social y mucho humor negro.


¿Qué te ha parecido la película Cerdita?

Cerdita

8.5

Puntuación

8.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: