Crítica de ‘Loving Highsmith’: Diario íntimo de una buscadora perpetua

Las críticas de Daniel Farriol en el AFF 2022 y en el 75 Festival de Locarno
Amando a Highsmith (Loving Highsmith)

Amando a Highsmith (Loving Highsmith) es un documental suizo-alemán que está dirigido por Eva Vitija-Scheidegger (My Life As A Film – How My Father Tried To Capture Happiness) que también coescribe el guion junto a Sabine Gisiger y Andres Veiel. Basada en los escritos personales de Patricia Highsmith y en los relatos de su familia y sus amantes, la película arroja nueva luz sobre la vida y la obra de la famosa escritora de novelas de suspense, impregnada de temas relacionados con el amor y su influencia decisiva en la identidad. Tiene las intervenciones de Patricia Highsmith (material de archivo), Marijane Meaker, Monique Buffet, Tabea Blumenschein, Judy Coates, Courtney Coates Blackman, Dan Coates y Gwendoline Christie (voz en off). La película ha podido verse en la Sección «Panorama Suisse» del 75 Locarno Film Festival 2022. Se ha estrenado en España en Filmin durante el Atlàntida Film Festival en Julio-Agosto de 2022.

La novelista/maga del suspense

Loving Highsmith es un documental-homenaje sobre la fascinante figura de la novelista estadounidense Patricia Highsmith, maga del suspense y mujer adelantada a su tiempo que se autodenominaba a sí misma como una «buscadora perpetua». Nacida en Texas el 19 de enero de 1921, se convirtió en una figura clave de la literatura del siglo XX con sus más de 30 libros publicados en los que profundiza en la psicología de sus personajes a través del crimen, la ambigüedad moral y el sentimiento de culpa, ya sea por ausencia o presencia del mismo. Entre sus obras destaca la serie de cinco novelas que dedicó a Tom Ripley y otros títulos tan emblemáticos como «Extraños en un tren», «El precio de la sal / Carol», «Las dos caras de enero» o «El grito de la lechuza», entre otras. Sus tramas elaboradas con inteligencia y una capacidad visual inusual que era intrínseca a su lenguaje narrativo provocaron que gran parte de sus novelas hayan sido adaptadas al cine y a la televisión.

La cineasta suiza Eva Vitija-Scheidegger se acerca a la biografía de alguien a quien admira, pero centrándose más en su vida que en su obra, para descubrirnos a una mujer única e independiente para reconvertirla casi en un personaje de ficción que muestra distintas caras a lo largo de su existencia. El documental rescata multitud de imágenes de archivo en que aparece la novelista para ilustrar con la voz en off de Gwendoline Christie sus pensamientos más íntimos extraídos de los propios cuadernos y diarios privados que Highsmith escribía y guardaba con recelo para desahogarse de todo aquello que no quería/podía/atrevía manifestar en público o hacia los demás. De hecho, ella misma aseguraba que «escribir es un sustituto de la vida que no puedo vivir». A todo ese valioso material videográfico recuperado se le añaden algunas entrevistas actuales a mujeres que fueron importantes a lo largo de su vida, junto a extractos de algunas de las adaptaciones cinematográficas de su obra para poner un mayor contexto al significado de sus textos en el entorno social en que fueron escritos.

Una crónica incompleta

En el aspecto formal, Loving Highsmith es un documental de visionado ameno que también resulta un trabajo sólido de documentación que nos puede descubrir a muchos datos desconocidos sobre la novelista a través de imágenes de archivo suculentas que harán las delicias de sus admiradores. Sin embargo, la impresión final que nos deja es que el acercamiento a la escritora es demasiado sesgado, dejando muchos pliegues de su compleja personalidad en un esbozo o simplemente obviados, en especial aquellos que son los más conflictivos. «Mi vida es una crónica de errores increíbles», manifestaba la escritora en un momento de su vida. Así pues, estamos ante un documental apasionante por el personaje que retrata más que por la visión de la cineasta que lo realiza.

Más allá de lo que asevera este testimonio fílmico en formato documental, se dice que la escritora era misántropa, racista, alcohólica, comunista e incluso misógina, sobre todo en los últimos años de su vida donde se acentuaron algunas actitudes que la mantenían bastante alejada de las demás personas, pero también fue alguien cuya mirada desprendía magia y que acaparaba la atención de todo aquel con quien se cruzaba. Fue una mujer seductora y moderna que vivía fuera de los límites de la moralidad constreñida de la sociedad americana de la época en que le tocó vivir y que, tal vez por eso, acabó residiendo la segunda mitad de su vida en una Europa que le otorgaba cierta libertad y tranquilidad.

Luces y sombras

El punto de vista principal del documental está narrado a través de algunas amantes que pasaron por su azarosa vida sentimental, ya que la escritora fue una mujer bastante promiscua que vivió su sexualidad con total plenitud, descubriendo que era homosexual tras haber cumplido los 20 años. En su famosa novela «El precio de la sal / Carol», escrita bajo el seudónimo de Claire Morgan, combina una anécdota de su vida real con una historia de amor lésbica maravillosa en la que puso mucho de su ser y de las emociones suyas más privadas. La novela sería llevada a la gran pantalla décadas después en una inolvidable adaptación realizada por Todd Haynes con Cate Blanchett y Rooney Mara en los papeles protagonistas.

Esa novela tan icónica dentro del movimiento LGTBI por incorporar un final feliz que rompía con los estereotipos de la época, acaba siendo para la cineasta suiza el motor de esta biografía que focaliza demasiado la narración en la condición sexual de la escritora y, sin embargo, relega otros aspectos de su personalidad fuera de los márgenes explorados. El otro hilo argumental principal que encontramos presente en el documental es la conflictiva relación de amor-odio que mantuvo la novelista con su madre a lo largo de toda su vida.

Loving Highsmith acaba siendo poética, romántica y bella, pero también incompleta y frustrante por todo lo expuesto anteriormente, ya que la sensación final que nos queda es la de haber vislumbrado tan solo un pedacito pequeño de las luces y sombras de una gran mujer, dejando bastante aparcado también un análisis más profundo de su legado literario, entre cuyas páginas podríamos encontrar muchas más claves para entender quién fue realmente Mary Patricia Plangman, alias Patricia Highsmith. Recomendable como aperitivo para seguir indagando en su biografía y obra.


¿Qué te ha parecido la película?

Loving Highsmith

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: