Crítica de ‘Mister8’: Poliamor como medida de autoprotección

Las críticas de Daniel Farriol:
Mister8

Mister8 es una serie finlandesa creada por Teemu Nikki (El hombre ciego que no quería ver ‘Titanic’, Nimby) y Jani Pösö (Sekasin, #lovemilla). El primero también se encarga de la dirección y de escribir los guiones junto a Antero Jokinen y Vesa Virtanen. La historia nos presenta a una mujer, María, que tiene una relación con un hombre diferente para cada día de la semana hasta que conoce a Juho, por desgracia, no hay un octavo día en la semana. A pesar de eso, el hombre no cejará en su empeño de tener una relación con ella y buscará la manera de obtener un hueco en su agenda semanal. Está protagonizada por Pekka Strang (The Knocking, Los perros no llevan pantalones), Krista Kosonen (The Swarm, Tove), Olli Rahkonen, Matti Onnismaa, Jari Virman, Amir Escandari, Jouko Puolanto y Joonas Saartamo. La serie se ha estrenado en España a través del canal AMC+ el día 16 de Junio de 2022.

Una comedia romántica diferente

La serie finlandesa Mister8 se alzó con los galardones a Mejor Serie y a Mejor Interpretación Individual (Pekka Strang) en la cuarta edición de Canneseries celebrada en 2021. Se trata de una divertida y original vuelta de tuerca a las comedias románticas que posee un planteamiento estructural bastante curioso en un formato de episodios cortos de entre 25 y 30 minutos. La historia nos presenta a Juho (Pekka Strang), un ingeniero que había trabajado como actor porno, y a María (Krista Kosonen), una enigmática mujer que es la CEO de una importante empresa que construye cajas negras para los aviones.

Esos dos personajes se encuentran por casualidad en un restaurante donde han sido plantados por sus respectivas citas, así que acabarán cenando juntos y sintiendo una fuerte atracción el uno por el otro. Sin embargo, después de una noche de pasión, la chica pregunta al hombre si se considera celoso y, al contestarle este que sí, ella le cierra la puerta a continuar viéndose, aunque parece retarle discretamente a que la busque. Juho se obsesionará con localizarla para conseguir una segunda cita con ella, pero se encuentra con algo del todo inesperado. María ya tiene pareja, concretamente siete parejas distintas, un hombre para cada día de la semana… De ahí viene el título de la serie, Juho se convertiría en el octavo novio, pero no quedan días libres en la semana de María…

El poliamor como escenario para una prueba de eliminación

Cada uno de los hombres cumple para la chica una expectativa distinta que le permite no aburrirse en una única relación, puede pasar el rato con un entrenador personal, un poeta, un cocinero, un humorista… Juho se considera un hombre normal que no destaca por tener ninguna afición predilecta, bueno sí, hallará un placer insano en ir eliminando adversarios para que la bella María tenga más tiempo libre para estar con él y convertirse así en el único hombre que acapare su corazón.

Mister8 utiliza cada uno de los episodios para centrarse en mostrar las artimañas de Juho contra uno de los otros novios (asociados a un día de la semana, 8 novios=8 capítulos), cuyo rostro será tachado en los créditos iniciales a medida que consiga eliminarlos de ese extraño juego amoroso. Juho empieza siendo el chico de los lunes y con la inestimable ayuda del chico de los lunes al que sustituye, un bombero despechado que quiere vengarse de todos sus ex compañeros, investigará los puntos débiles de sus contrincantes para que sean descartados por María.

Teemu Nikki deconstruye la típica comedia romántica a través de un afilado humor ácido que deja de lado las habituales dosis de edulcorante que encontramos en el género romántico. La serie está rodada en blanco y negro, una decisión puramente estética que le da un aspecto estilizado y preciosista a la imagen, alejada del romanticismo hollywoodiense. Los episodios tienen un ritmo muy ágil, utilizando un montaje moderno que incorpora la pantalla partida en las secuencias de sexo, y también destaca al contar con un desfile de personajes suficientemente pintorescos para que la serie nos resulte entretenida.

Una perversa reflexión sobre las relaciones

El poliamor que practican en la serie, consensuado y con un contrato por escrito con normas explícitas a cumplir, evita una dependencia emocional hacia la otra persona, especialmente en María que es quién obtiene una diversidad de personalidades y actividades diarias que sería imposible lograr con una sola persona. Lo queremos todo, nuestras expectativas hacia los demás son tan altas que difícilmente pueden cumplirse. María cree haber encontrado la solución teniendo 7 parejas en lugar de 1. Además ese estilo de vida le permite ejercer un control perfectamente delimitado de sus emociones en cada una de esas relaciones (los hombres incluso reciben una compensación económica por cumplir con su cometido).

Pero todo eso también es un claro síntoma de superficialidad y del miedo que tiene la chica a enamorarse de verdad de alguno de ellos, algo que podría sucederle con Juho que es quién muestra un interés real por ella que va mucho más allá de las 24 horas estipuladas en el acuerdo. Por eso, aunque el hombre actúe de manera poco ética para conseguir esa atención, poco a poco, va ganándose el tiempo de su vida que se va liberando al eliminar a los otros amantes. Pero que sucederá cuándo solo quede uno, ¿será suficiente para ella o ya se habrá acostumbrado a una relación múltiple que inhabilita los celos y el sentimiento de posesión o pertenencia? Mister8 hace una perversa reflexión desde el humor sobre las relaciones modernas y sobre la falta de compromiso existente en las parejas actuales.


¿Qué te ha parecido la serie?

Mister8

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: