Crítica de ‘Miguel Ángel (El Pecado)’: Cine de época muy actual

Las críticas de Laura Zurita:
Miguel Ángel (El pecado)

Miguel Ángel vive momentos de angustia y éxtasis de su genio creativo, mientras dos familias nobles rivales se disputan su lealtad, la cual se pone a prueba cuando el Papa León X, de la familia Medici, accede al papado y le entrega un nuevo encargo lucrativo: la fachada de la basílica de San Lorenzo. Obligado a mentir con el fin de mantener los favores de ambas familias, Miguel Ángel es atormentado gradualmente por sospechas y alucinaciones que lo llevan a examinar su propia moral y sus fracasos artísticos.

Miguel Angel (El pecado) está dirigida por Andrei Konchalovsky, y cuenta en su reparto con Alberto Testone, Jakob Diehl, Yuliya Vysotskaya y Orso Maria Guerrini. La película se estrena en España el 6 de mayo de 2022, y la vimos en un preestreno organizado por la distribuidora, Surtsey Films, en los cines Embajadores en Madrid.

Un genio imperfecto

Es bueno saber desde el principio que Miguel Ángel (El pecado) no es un biopic hagiográfico al uso. Nos muestra unos pocos años en la vida del genio, en su etapa de madurez creativa y vital. Se inicia en el momento en el que termina El tormento y el éxtasis (Carol Reed, 1965) -para muchos la mejor película sobre Miguel Ángel, a la que se hacen sutiles referencias-, y finaliza pocos años después, en medio de las rencillas internas de la política florentina. Miguel Ángel ya es un autor consagrado, que ya nada tiene que demostrar. El flamante David se alza en su lugar en Florencia, y los frescos de la Capilla Sixtina son celebrados como divinos.

Físicamente, este Miguel Ángel tiene poco que ver con el apuesto Charlton Heston, que podría haber sido modelo de un escultor él mismo. Pequeñajo y contrahecho (como cuentan sus biógrafos que era en realidad), Miguel Ángel más bien parece una gárgola. Es de destacar el excelente trabajo de Alberto Testone. En una interpretación muy física, y muy humana, su Miguel Ángel es avaricioso, desaseado, falaz y marrullero, pero también generoso con su familia, trabajador, inteligente, visionario y todo un genio.

La perfección y el amor por su trabajo

Los detalles nos van contando que Miguel Ángel es un enamorado de su trabajo. Hay una sensualidad evidente en su relación con el mármol, tanto con los bloques en bruto, que acaricia con devoción, como con sus obras en marcha, en las que trabaja con una desmedida obsesión por los detalles. En un extremo, las escenas en las canteras nos muestran la importancia del buen hacer de estos artesanos, a menudo invisibles. En el otro, la escena en la que Miguel Ángel está puliendo con arpillera una pierna de su Moisés nos hace entender la escala de sus trabajos, y la perfección que, casi maniáticamente, buscaba (y conseguía).

El diseño de producción es de primera clase, las localizaciones y los vestuarios son perfectos, y nos retrotraen a unas ciudades de otra época, sucias, pedregosas y peatonales. Cada encuadre, cada toma, están cuidados al máximo, tanto en sus detalles de miserias humanas como en las localizaciones, de una belleza espectacular.

Miguel Ángel (El pecado) está muy lejos de ser una de esas obras de época en las que las actuaciones huelen tanto a naftalina como los trajes de los personajes. Aunque vestidos con otras modas, los personajes están llenos de vida y transmiten sentimientos y pasiones universales.

A veces el relato se pierde un poco, como si el metraje original hubiera sido más largo y se hubiera solucionado con un montaje algo apresurado, pero esos momentos son poco, y se compensan con creces por la belleza de la obra como un todo.

En resumen, Miguel Ángel (El pecado) es una obra brillante, un retrato muy humano de Miguel Ángel en su contexto.


¿Qué te ha parecido la película?

Miguel Ángel (El pecado)

8

Puntuación

8.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: