Crítica de ‘Midnight’: Persecución silenciosa

Las críticas de Daniel Farriol:
Midnight

Midnight es un thriller surcoreano escrito y dirigido por Kwon Oh-Seung. La trama nos muestra a un psicópata despiadado que suele matar cuando llega la noche hasta que se topa en su camino con una madre y su hija, ambas sordomudas, que no se lo pondrán nada fácil para convertirse en sus siguientes víctimas. La medianoche en Seúl será testigo silencioso de una persecución sin cuartel. Está protagonizada por Jin Ki-joo (Little Forest, La vida secreta de mi secretaria), Wi Ha-joon (Gonjiam: Haunted Asylum, El juego del calamar), Park Hoon, Kim Hye-Yoon, Kil Hae-yeon, Eun-Woo Bae, Min-woo Choi y Oh Ji-Young. La película se ha estrenado en Filmin el día 8 de Abril de 2022.

El juego del ratón y el gato

Midnight es un entretenido y eficaz filme de suspense que sigue la estela de la mejor tradición del thriller surcoreano protagonizado por asesinos en serie que tantos éxitos ha ofrecido a su cine durante las últimas dos décadas. La sorprendente ópera prima de Kwon Oh-Seung parte de una premisa argumental tan sencilla como la del juego del ratón y el gato, pero destaca como un ejercicio de estilo brillante que sabe manejar la tensión dramática para mantenernos pegados a la butaca/sillón al borde de la taquicardia pese a lo inverosímil que resulta todo lo que sucede en pantalla. Es una película modesta, de bajo presupuesto y pocas localizaciones, que sucede casi a tiempo real durante una noche infernal.

La historia nos muestra a Do Shik (Wi Ha-joon), un joven de apariencia corriente que en realidad es un psicópata despiadado que busca a sus presas durante las solitarias noches del extrarradio de Seúl. Su modus operandi consiste en perseguir aproximadamente a medianoche a mujeres indefensas a las que introduce en su furgoneta para torturarlas con una colección de armas blancas y objetos punzantes que guarda en su interior. Tras decir esto hay que advertir que no debes esperar encontrarte con una película tan salvaje y explícita como Encontré al Diablo (Kim Jee-woon, 2010), en realidad, en Midnight veremos poca sangre y aún menos asesinatos, ya que el director concentra todos sus esfuerzos en crear un clima de intriga mucho más sutil y hitchcockiano, por decirlo de alguna manera. La cosa se complicará cuando el asesino vea truncado su último asesinato, el de una joven que regresa a casa tras una cita, al tener que interrumpir el macabro ritual ante la aparición en el lugar de Kyung Mi (Jin Ki-joo) y su madre (Kil Hae-yeon), ambas sordomudas, las cuáles pasarán a convertirse en su próximo objetivo.

Un ejercicio de estilo que está por encima de la verosimilitud

Midnight entra en materia casi desde la primera escena y se mantiene así hasta el final. No necesita grandes explicaciones de quiénes son los personajes ni tampoco desarrollar un pasado traumático para justificarlos psicológicamente. La intención de Kwon Oh-Seung es puramente recreativa y lo hace imprimiendo un ritmo frenético que no te suelta en ningún momento aunque bien es cierto que el guion sí se podría haber trabajado un poquito más para no caer en el absurdo de algunas situaciones. Y es que, a veces, el asesino parece empeñado en hacer todo lo posible para no matar a sus víctimas y alargar la persecución hasta el infinito y más allá. Secuencias tan improbables y rocambolescas como la del interior de la comisaría o la que acontece por las calles del centro de la ciudad podrían distanciar al público, sin embargo, el director se las ingenia para mantener la emoción y la sensación de amenaza constante sin dar un segundo de descanso.

Que la madre e hija perseguidas sean sordomudas permite al director experimentar de forma inteligente con el punto de vista, incorporando en el clímax dramático de distintas secuencias la ausencia de audio en algunos planos para entender el contraste de lo que está sucediendo con cómo es la verdadera percepción silenciosa de ambas mujeres frente a ese entorno hostil. No es algo casual ni baladí. Esa incapacidad de comunicarse que tienen las mujeres con los demás, al igual que de advertir un peligro inminente, además de aumentar la vulnerabilidad de las protagonistas y el vínculo irrenunciable existente entre ellas dos, sirve también como metáfora sobre una sociedad poco empática e incompetente a la hora de hacer el esfuerzo en comprender el sufrimiento ajeno, podemos verlo con claridad en la larga secuencia final en una ciudad de neones tan artificial como fría con gente más pendiente de sus móviles que de socorrer a la chica acosada por el asesino. Con una estupenda fotografía nocturna y unas interpretaciones más que solventes, Midnight es un emocionante thriller repleto de persecuciones que no resulta nada pretencioso y que, sin inventar nada nuevo, ofrece un entretenimiento palomitero de primer orden.


¿Qué te ha parecido la película?

Midnight

7.2

Puntuación

7.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: