Centenario Ava Gardner: Crítica de ‘Magnolia’ (1951)

Las críticas de Daniel Farriol:
Centenario Ava Gardner
Magnolia (1951)

Magnolia (Show Boat) es un drama romántico en formato de musical dirigido por George Sidney (Scaramouche, Escuela de sirenas). El guion está escrito por John Lee Mahin (Misión de audaces, Mogambo), adaptando la novela de Edna Ferber (Gigante, Cimarrón) y, a su vez, el musical de Jerome Kern y Oscar Hammerstein II. La historia sigue a la hija de un capitán de barco-teatro que se enamora de un galán que comienza a trabajar como actor en el espectáculo, pero su romance de cuento de hadas se ve amenazado por la adicción al juego de él. Está protagonizada por Kathryn Grayson, Ava Gardner, Howard Keel, Joe E. Brown, Agnes Moorehead, Robert Sterling y William Warfield.

La versión a color de «Show Boat»

La versión de 1951 de Magnolia, dirigida por George Sidney, fue la tercera adaptación al cine del musical «Show Boat» tras las versiones de 1929, dirigida por Harry A. Pollard y Arch Heath, y de 1936, dirigida por James Whale, que es la considerada unánimemente por crítica y público como la mejor de las tres. La mayor ventaja de esta versión protagonizada, entre otros, por Kathryn Grayson, Ava Gardner y Howard Keel, es haber tenido la posibilidad de rodarse en Technicolor lo que dota al musical de un colorido muy vistoso, en especial, durante los números musicales, ya que hay que recordar que las anteriores adaptaciones cinematográficas eran en blanco y negro.

Otro aspecto importante a considerar de Magnolia que la hace más interesante que otros musicales de la época, es que la trama incorpora elementos de crítica social sobre la discriminación racial que no solían aparecer en musicales de este tipo cuyas temáticas solían reducirse únicamente a una trama romántica de «chico conoce a chica», algo que aquí también existe, pero junto a ese subtexto que enriquece mucho la historia principal. La película se ambienta a principios del Siglo XX, en un barco-teatro que navega por el río Mississippi atracando en diversos puertos para ofrecer la obra «Tempestad y luz» y un espectáculo musical que también sirve como excusa para incluir los diversos números musicales que se integran en la película de una forma fluida. A partir de ahí, encontramos una historia de amor más convencional entre la hija del capitán, Magnolia Hawks (Kathryn Grayson) y un galán-malote llamado Gaylord Ravenal (Howard Keel) que resulta ser un adicto al juego.

Ava Gardner se luce, aunque volvió a ser doblada

El personaje que aquí interpreta Ava Gardner, Julie LaVerne, es el más interesante de todos, pese a aparecer tan solo unos 30 minutos en pantalla. Al principio del filme se nos presenta como la estrella del espectáculo, con una de esas apariciones reservadas a las estrellas de Hollywood, con Ava descendiendo las escaleras del barco. Tras una disputa a puñetazos, un marinero despechado tras haber sido rechazado por la mujer decide contar su secreto a las autoridades: es mestiza. Debido a las leyes racistas de la época, pierde su empleo y es marginada socialmente, acabando alcoholizada mientras canta en bares de mala muerte.

Sin embargo, su gran corazón servirá como catalizador del amor central entre Magnolia y Gaylord, así que es un personaje de importancia capital en la trama que, además, reserva a la actriz un par de secuencias de gran lucimiento en el tramo final. Está espléndida cuando debe mostrar la decadencia física y psicológica de Julie, es una pena que la película relegue a ese personaje a un rol secundario cuándo ahí está el verdadero quid de la cuestión, pero supongo que entonces Magnolia se titularía Julie.

Como en otras ocasiones anteriores, la voz de Ava fue injustamente doblada en las canciones, en esta ocasión por la cantante Annette Warren. La actriz se había preparado de manera concienzuda el poder interpretarlas con su propia voz (algo que, por suerte, se pudo comprobar en la edición de un disco posterior), pero los magnates de los estudios buscaban la perfección vocal más que el tono rasgado y sureño que poseía Ava, algo que tan bien hubiera encajado con el personaje. Eso sí, en esta ocasión, el playback resulta más creíble que en otras películas donde fue doblada.

El subtexto racial por encima de los números musicales

Para el papel de Julie LaVerne fueron consideradas Judy Garland o Dinah Shore, pero fue finalmente Ava la escogida para encarnar a esa mujer birracial cuyo origen incluso estuvo a punto de ser censurado (el precedente de haber mantenido ese detalle en la versión de 1936 lo acabó impidiendo). Julie es un personaje envuelto en un halo de trágico que desemboca en un triste final disfrazado de happy end con su silueta viendo partir el barco donde una vez fue feliz. Aunque es cierto que la película tiende a perfilar a los personajes afroamericanos con ese molesto punto de simpática exótica que tenía la Mammy interpretada por Hattie McDaniel en Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939), el tema racial cobra otra dimensión mucho más profunda gracias, tanto al personaje mestizo de Julie, como al de Joe (William Warfield) interpretando la desgarradora letra de «Ol ‘Man River».

Los números musicales están filmados por el director George Sidney con suficiente pericia, siendo los momentos más memorables de la banda sonora las canciones «Can’t Help Lovin’ Dat Man» y la mencionada «Ol ‘Man River», cuya recordada secuencia con un barco zarpando en mitad de la neblina fue curiosamente filmada por Roger Edens, productor asociado no acreditado, que sustituyó al director tras sufrir una indisposición temporal. Magnolia es un musical que no ha envejecido del todo bien (el personaje de la madre es lamentable), pero aún conserva el encanto del Hollywood dorado y que, más allá del romance central, contiene elementos diferenciadores que marcaron un sendero para que los musicales posteriores integraran temáticas sociales mucho más profundas en sus guiones sin perder de vista por ello la pasión por el entertainment dirigido al gran público.


¿Qué te ha parecido la película?

Magnolia

6.8

Puntuación

6.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: