Crítica de ‘Granizo‘: Tragicomedia de redescubrimiento

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Granizo

Un famoso meteorólogo que falla al prevenir una destructiva tormenta de granizo se ve obligado a huir a su ciudad natal, donde emprende un viaje de redescubrimiento. Granizo es una tragicomedia dirigida por Marcos Carnevale, escrita por Fernando Balmayor y el oscarizado Nicolás Giacobone (Birdman), estando protagonizada por Guillermo Francella (El secreto de sus ojos), Peto Menahem, Romina Fernandes, Martín Seefeld, Laura Fernández, Eugenia Guerty, Viviana Saccone, Horacio Fernández, Norman Briski y Nicolás Scarpino. La película se estrena en Netflix el 30 de marzo de 2022.

Al mal tiempo, buena cara

Cuentas veces no nos hemos acordado de la familia del «hombre del tiempo» de la televisión al decir que tendríamos un día soleado y nos ha cogido una tormenta sin paraguas en medio de la calle. Pues ese es el punto de partida de Granizo, en la que Miguel Flores, un famoso meteorólogo de la tele, se convierte en el enemigo público número uno por no predecir una tormenta de granizo terrible. Su caída en desgracia lo obliga a dejar la gran ciudad (Buenos Aires) y buscar refugio en Córdoba, su ciudad natal. Lo que empezó como una huida acaba siendo un viaje de autodescubrimiento tan absurdo como humano.

Se trata de una historia simple de un meteorólogo que era famoso pero perdió todo por un simple error, centrándose en el impacto que un simple error puede tener sobre cualquier cosa. Bien es cierto que se han realizado muchas películas sobre ese mismo punto de partida, cambiando la profesión y por tanto el tipo de error, pero aquí sirve de motor para un viaje de autodescubrimiento muy bien rodado con un impecable reparto y una inmejorable puesta en escena.

Fama perdida como lágrimas en la lluvia

Como una estrella fugaz es el paso por la fama de las celebridades televisivas. Pocas estrellas son capaces de aguantar durante años en el candelero, y Granizo se encarga de mostrarnos la fugacidad de esas personas que se adueñan de las pantallas a una velocidad meteórica por los gustos de los espectadores más que por su trabajo en sí.

Una vez logran el éxito, en muchos casos son incapaces de mantener su propia vida personal, como es el caso del protagonista de la película, capaz de pronosticar el tiempo pero no mantener cerca a su propia hija, tanto a nivel físico como emocional. Esa parte de la historia es la que permite a Marcos Carnevale combinar la comedia costumbrista con el drama sobre las tragedias familiares. Igualmente, nos ilustran sobre las reacciones de los fandoms cuando personas conocidas se equivocan, pasando de héroes a villanos en un instante.

También juega un papel importante el granizo que da título a la película, y para el que han contado con unos sobresalientes efectos especiales que no me esperaba encontrar en una película así, siendo muy importante el granizo que cae del cielo y sus consecuencias devastadoras tanto para el impacto visual en el espectador como en la vida de lo protagonistas.

Francella acapara todo el protagonismo

Sorprende el escaso desarrollo de personajes secundarios que podrían haber ayudado a ampliar algo más la historia principal, estando muy centrada Granizo en la historia de redescubrimiento de Miguel, interpretado por Guillermo Francella, y en un segundo plano tenemos a su hija, interpretada por Romina Fernandes.

Guillermo Francella no necesita presentación, es capaz de exprimir al máximo cualquier papel al que se enfrenta, y nos lleva del drama a la comedia con una facilidad que parece innata. Él solo puede hacer que una película funcione gracias a su magnífico don para que empaticemos con sus personajes, pero a veces viene bien conocer algo mejor a los secundarios que ayudan a ampliar el mundo del personaje principal. Romina Fernandes, por su parte, se ha ganado el odio de los Cordobeses al plasmar con poca fortuna el acento de Córdoba, algo que no notamos en España pero que en Argentina ha sido visto con malos ojos.

Luis, un taxista fanático de Miguel interpretado por Peto Menahem, y el abuelo Don José, encarnado por Norman Briski, son presentados en la película como si fueran dos personajes más de una comedia alocada protagonizada por Francella. Si bien podrían suponer un punto de inflexión que marcara un antes y un después en la vida de Miguel, al final quedan como un relleno que aporta poco a la parte dramática de la historia y podría haber funcionado mejor. Ambos, junto a la hija de Miguel, podrían haber tenido historias más amplias pero quedan como subtramas sin emoción alguna, y la tensión dramática se diluye en escenas anticlimáticas.

Granizo es una historia de autodescubrimiento emotiva y conmovedora cuando trata el vínculo padre-hija, con la intención de contarnos muchas cosas pero se olvida de una gran parte de ellas a medio camino, sorprendiendo el giro final más propio de otro género que de una comedia dramática.


¿Qué te ha parecido la película?

Granizo

6

Puntuación

6.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: