Crítica de ’Mulholland Drive’: No hay banda, ni un Hollywood de ensueño

Las críticas de Daniel Jiménez:
Mulholland Drive

Mulholland Drive es un drama-onírico, escrito y dirigido por David Lynch; una película que en un principio iba a ser un spin off de Twin Peaks, en formato serie. De la idea inicial de haber sido una serie de televisión, pasó a adaptarse como un telefilm, que acabó por ser distribuida en las salas de cine. Esta imperial cinta de Lynch le sirvió para alzarse con premios notorios como el Premio a Mejor Director en el Festival de Cannes de 2001, al igual que en el Festival de Toronto de dicho año.

Si Corazón Salvaje fue la película que hizo trizas la propia concepción de lo que entendemos como el “sueño americano”, Mulholland Drive arremete contra Hollywood, exhibiendo su cara menos amable y perversa. Una cinta en la que confluyen los sueños, pesadillas y secretos más oscuros de uno. La película está disponible para su visionado, en la plataforma de streaming de Filmin. Realizamos esta crítica con motivo de la proyección de la película en el cine MK2 Cine Paz, dentro del ciclo llevado a cabo por Alejandro G. Calvo.

I’ve Told Every Little Star

A nivel formal, es evidente que Mulholland Drive no cuenta con un acabado asombroso, dado lo que comentábamos antes, acerca de cuál era la idea inicial que se tenía respecto a este proyecto. No obstante, cuando cuentas con un director de la talla de David Lynch y una historia tan magistral, es inevitable que la magia y la grandeza del cine salga a flote. La atmósfera de la que se ve impregnada la historia, yendo desde el suspense más sórdido, hasta el drama romántico más trágico y pasional, hizo que esta película se convirtiera en icónica instantáneamente.

Es una contraposición constante a la que nos somete como espectadores el director, sabiendo perfectamente cómo construir una narrativa surrealista a priori, pero que acaba teniendo una coherencia muy clara de principio a fin. La llegada de Betty a Los Ángeles está llena de una luminosidad que se materializa a través de la consecución de su sueño de ser actriz. Sabemos que hay algo sombrío ante tanto esplendor y belleza, pero no es hasta la última media hora de la película, que Lynch acaba uniendo todas las piezas del puzle. Ese misterio, surrealismo y al fin y al cabo toque onírico, lo maneja magistralmente el director, tanto a nivel narrativo, como a nivel de montaje.

Sixteen Reasons

No es de extrañar que Mulholland Drive sea considerada como una de las grandes películas de este siglo, dada la simbiótica catarsis onírica que se da, donde se desdibujan los límites de lo real y lo ilusorio. Lynch demostró que con pocos medios se puede seguir haciendo una película que revuelva al espectador por dentro, causando una experiencia memorable y para nada indiferente.

No es perfecta a nivel de producción ni mucho menos, pero en cierta parte eso también es un aliciente que inesperadamente la potencia y la hace genuina. No tiene la factura, ni la excelencia estética de películas como Carretera perdida o Terciopelo azul, pero acaba siendo tan magistral como sus antecesoras al abordar con tanta audacia,  los límites de lo real y lo irreal.

Además, con Mulholland Drive, Lynch demostró otra vez ser uno de los mejores directores de actores, al apostar tan fuertemente por una joven Naomi Watts que, por casualidades de la vida, era una de las miles actrices buscándose la vida en Los Ángeles de principios de los 2000; tal y como le pasa a su personaje en la película. No sólo Naomi Watts asombró al mundo con su papel de Betty, sino que también volvió a poner en el escaparate cinematográfico a la maravillosa Laura Harring.

Llorando

Todo pega un vuelco en la última media hora del film. La ya palpable maestría de Lynch para moverse entre el mundo de los sueños y la realidad, acaba por ser del todo arrolladora en la manera de esbozar el desenlace final de la cinta. Como hemos comentado antes, todo empieza a cuadrar y empezamos a entender el cómo se han construido narrativamente las dos horas anteriores de la trama. Pocas películas generan ese impacto y esa famosa catarsis cinematográfica de la manera en la que lo hace Mulholland Drive, porque, al fin y al cabo, todo es una ilusión y en efecto, no hay banda.

Y hablando de banda, toca hablar evidentemente de la grandiosa banda sonora realizada por el maestro Angelo Badalamenti. Es otro de los aspectos técnicos con los que cuenta Mulholland Drive, que hace que se quede incrustada en el imaginario fílmico de uno. Hay una fuerza, misticismo y tragedia en esta banda sonora, que a lo largo de los años se ha convertido en una de las más icónicas del cine de autor.

Conclusión

Mulholland Drive es una de las experiencias cinematográficas más fascinantes de la historia del cine. Lynch desdibuja y lleva a las máximas su ambición como realizador de ahondar en los mundos oníricos y en los límites entre lo real y lo irreal. La película anti-hollywoodiense por excelencia, que no solo se limitó a abordar esa senda, sino también consiguió trazar una historia de suspense, pasión y lágrimas. La cinta que dio a conocer al mundo a la maravillosa Naomi Watts, que desprende una química arrolladora junto a Laura Harring. En definitiva, una de las cintas que uno tiene que ver al menos una vez en la vida.


¿Qué te ha parecido la película?

Mulholland Drive

10

Puntuación

10.0/10

2 comentarios en «Crítica de ’Mulholland Drive’: No hay banda, ni un Hollywood de ensueño»

  • el 15 marzo, 2022 a las 22:24
    Enlace permanente

    Una aproximación en clave alucinatoria a una fábrica de sueños que, en realidad, envasa pesadillas al vacío. La película describe un descenso, en espiral, hacia esa manifestación sumamente terrena del Infierno, disfrazada de espejismo pseudorreligioso, que llamamos Hollywood.

    Respuesta
  • el 16 abril, 2022 a las 05:21
    Enlace permanente

    Que grande Lynch ..tenía un bodrio televisivo que no pudo vender ..hizo un revuelto gramajo …y los criticos y pseudointelectuales se mojaron la bombacha. Madre mia ..la acabo de ver …jajaja reitero aplausos para David que además le pagaron por esto. La mwjor pelicula del siglo xxi jajajajajajajajaja

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: