Crítica de ‘Malnazidos‘: Buen reparto y ambientación para una comedia desigual

Las críticas de Óscar M.:
Malnazidos

Malnazidos es la adaptación al cine de la novela «Noche de difuntos del 38» de Manuel Martín Ferreras, de cuyo guion se han encargado Jaime Marqués Olarreaga y Cristian Conti. Tras meses de sangrientos combates durante la guerra civil española, un capitán de la quinta brigada cae prisionero del bando enemigo y la única posibilidad de escapar a la sentencia de muerte es hacer frente a una misión imposible, pero un peligro mayor del esperado obligará a los bandos rivales a unirse contra un nuevo y desconocido adversario, los zombis. Tendrán que dejar de lado el odio mutuo y trabajar unidos para salir con vida.

Dirigida por Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro, cuenta con un reparto formado por Miki Esparbé, Aura Garrido, Luis Callejo, Álvaro Cervantes, Jesús Carroza y María Botto, junto a Manel Llunell, Mouad Ghazouan, Dafnis Balduz y Sergio Torrico. La película se estrena en cines españoles el 11 de marzo de 2022 de la mano de Sony Pictures Entertainment Iberia.

Zombis del pasado

Malnazidos podría ser la versión española de aquella locura de serie subzeta llamada Zombis nazis de 2009, pues ambas tienen a los zombis como enemigo común, aunque la novedad de ahora es situar la acción durante la Guerra civil española (mucho más creíble que reanimar a zombis congelados) y que ambos bandos se pongan de acuerdo para defenderse.

Aunque por el camino también hemos perdido bastante del componente gore y sangriento que se disfrutaba en Dead Snow (título americano de Zombis nazis), dejando a Malnazidos como una versión desangrada demasiado blanca para evitar una calificación para adultos y tener una taquilla limitada, y, aunque tiene una explicación durante la película, es poco satisfactoria y llega demasiado tarde a los espectadores.

La adaptación se ha convertido en un producto transversal (como les gusta llamarlo a los que trabajan en marketing) a través de la propia novela, la película y un videojuego donde el jugador puede vivir en primera persona prácticamente toda la trama. Y para dar un mayor realismo, la ambientación temporal es algo que se ha trabajado mucho, se aprecia en el vestuario, la peluquería y las localizaciones elegidas, lugares aislados, en mitad de la España profunda mientras se desarrolla una guerra de hermano contra hermano, al mismo tiempo que la zona se infecta de zombis.

Facha, fascista y nacionalista

El guion escrito por Jaime Marques y Cristian Conti podría ser el que más veces contiene la palabra «facha» en sus diálogos, los personajes no se reprimen a la hora de insultarse unos a otros y eso da pie a bastantes diálogos cómicos entre rojos y fachas, suavizando un poco el enfrentamiento y quitando importancia a la situación bélica.

De la misma forma, la película evita tomar un posicionamiento con alguno de los bandos, teniendo personajes agradables y antipáticos en ambas filas, algo que más que lastrar a Malnazidos refuerza su vocación de historia cómica y desenfadada, aunque el mayor problema sea esa sensación constante de contención, perdiendo la posibilidad de haberse convertido en la locura que se esperaba.

El tráiler daba muy buena sensación (aunque enseñara algunos de los mejores chistes), pero tomarse demasiado en serio a sí misma y la acumulación de escenas dramáticas y excesivamente estiradas dejan una sensación de una idea poco explotada y quedarse a medio camino entre la comedia y el drama, como en tierra de nadie, tal vez para intentar contentar a cierta parte del público.

Lo curioso que sucede en esta adaptación es que los golpes cómicos funcionan y desatan la carcajada en los espectadores, pero esos momentos de comedia están demasiado diseminados por la película y no consiguen crear un ambiente general desenfadado, como se intenta expresar con esos recursos, quizás la losa de situarse en ese periodo concreto de la historia española es demasiado pesada como para quitársela de encima con bromas.

Las mujeres, al frente

En el apartado interpretativo, claramente destacan las actrices por encima de los actores a pesar de ser evidentemente secundarias y donde los personajes masculinos secundarios también están desaprovechados, a veces por falta de diálogos, por eliminarlos de la historia demasiado pronto o por no desarrollarlos del todo (los personajes de Sergio Torrico, Jesús Carroza y Álvaro Cervantes quedan un poco difusos y con una evolución mínima).

Las actrices María Botto y Aura Garrido sobresalen por encima de sus compañeros, aunque sus personajes sean más limitados y se diluyan en el grupo, pero ellas se encargan de sacar partido a cada frase o cada plano para que ellas sean más comentado de la película, confirmando esa teoría de que en el cine no hay papel pequeño si se sabe aprovechar bien. Ambos personajes son unas pequeñas joyas en mitad de tanto disparo, tanta testosterona y tanta masculinidad belicista.

Ellas son, en gran parte, las que consiguen salvar el conjunto de Malnazidos, haciendo que minimicemos los defectos de ritmo constantes o la falta de gamberrismo que deseábamos con la propuesta y que valoremos también el trabajo del resto del reparto, aunque la sensación general que queda es de una oportunidad perdida de hacer una película como Airbag, La lengua asesina o, incluso, [REC], un tipo de cine que iba hasta el final sin importar las consecuencias, aunque es evidente que el nuevo encorsetamiento de lo políticamente correcto sea el más adecuado para el momento actual.


¿Qué te ha parecido la película?

Malnazidos

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: