Crítica de ‘La última película‘: El amor por el séptimo arte

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
La última película

Un niño de 10 años, hijo de un humilde comerciante de la India, emprende un mágico viaje por el maravilloso mundo del cine de la mano de un proyeccionista local. Un bonito tributo del director Pan Nalin (Samsara, 7 Diosas) al Séptimo Arte en general y a las películas en 35 milímetros en particular. La última película se presentó en la 66 Seminci, dentro de la Sección Oficial a concurso, el 24 de octubre de 2021, y se estrena en cines españoles el 18 de marzo de 2022 de la mano de Karma Films.

Una carta de amor al cine

La última película es toda una oda al séptimo arte y, como sucediera con Un segundo, recuerda claramente a Cinema Paradiso por todo lo que rodea al mundo del cine y a los proyeccionistas, más concretamente, e incluye referencias a cineastas que han influido al director indio.

En la película, después de ver una película en el cine Galaxy, la vida de Samay da un vuelco y el pequeño se enamora apasionadamente de las películas. Pero su padre descubre la obsesión ‘inmoral’ de su hijo de nueve años; le da una paliza y le advierte que se mantenga alejado del ‘asqueroso’ mundo que representa la pantalla grande. Aun así, la magia del cine continúa muy presente en la mente del pequeño. Mientras intenta colarse en el Galaxy, se cruza con Fazal, el proyeccionista. Ambos llegan a un acuerdo: Samay le entregará su almuerzo a Fazal a cambio de que este le permita ver las películas sin tener que pagar la entrada. En poco tiempo el trueque se convierte en una amistad entrañable. Ambos amigos ignoran, sin embargo, que no tardarán en verse obligados a tomar decisiones desgarradoras…

Una historia muy personal

Se trata de una película basada en la propia infancia del cineasta, en el oeste de la India, donde creció y no vio su primera película hasta los nueve años, pero eso le fascinó y ahora ha querido rendir homenaje al celuloide con esta cinta en la que aparecen referencias a realizadores que le han marcado personal y profesionalmente, como David Lean y Andréi Tarkovsky.

El protagonista es un niño de nueve años, Samay, cuya vida también da un vuelco cuando ve por primera vez una película en el cine, y el casting para seleccionar a Bhavin Rabari, que da vida a Samay, fue complejo, pero muy acertado, dado el resultado que vemos en pantalla.

El director tenía claro desde el principio que no quería un niño de una gran ciudad, al estar ya maleados, y han conseguido con Rabari el resultado esperado, siendo un pastor de búfalos y cabras que no había visto apenas películas, y disfruta como el protagonista, emanando naturalidad y frescura en su interpretación. Aprendemos desde el principio que Samay tiene una imaginación activa y una gran inclinación por la narración, contando siempre batallas a su grupo de amigos, y viendo de forma natural que acabaría amando al séptimo arte.

Volviendo a los orígenes

Pan Nalin muestra su amor al cine con una belleza natural y una increíble frescura infantil, estando La última película plagada de momentos increíbles pero también cotidianos, haciendo que se sientan reales los personajes y el mundo en el que viven.

Desde el primer fotograma de la película está claro que La última película es una carta de amor al arte del cine, estando dedicada a quienes han marcado este arte, desde los hermanos Lumiere hasta Tarkovsky, y en una época en la que parece que se producen las películas casi como se consumen, de forma masiva, es de agradecer que alguien decida volver a las raíces de esta pasión.

La fotografía alterna los colores del Bollywood que todos asociamos con otros tonos más apagados para contrastar la pobreza en la que viven, pero cada plano se nota que está ideado para lucir hermoso y fascinante, evocando esos días en los que pasábamos las horas jugando con los amigos. Otro de los detalles que llama la atención es el uso del color gracias al contraste entre la oscuridad de la sala de cine donde vemos películas coloridas y brillantes, y es que ¿Cuántas veces no habremos querido levantar la mano para tocar la luz del proyector?

La última película es una película dedicada al arte del cine y, aunque pueda ser predecible, e incluso muy poco innovadora, su maravillosa puesta en escena, junto a su protagonista, hace que se capture en estado puro la magia de la experiencia cinematográfica.


¿Qué te ha parecido la película?

La última película

8.5

Puntuación

8.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: