Crítica de ‘Aguas profundas (Deep Water)‘: Una película más bien superficial

Las críticas de Laura Zurita:
Aguas profundas (Deep Water)

En la película, Vic y Melinda Van Allen son una acomodada pareja de Nueva Orleans cuyo matrimonio se desmorona bajo el peso del resentimiento, los celos y la desconfianza. A medida que sus provocaciones mutuas y sus juegos mentales se intensifican, las cosas se convierten rápidamente en un juego mortal del gato y el ratón cuando los flirteos extramatrimoniales de Melinda empiezan a desaparecer.

Aguas profundas, basado en la novela «Deep Water» (1957) escrita por Patricia Highsmith, es un thriller protagonizado por Ben Affleck y Ana de Armas, y  dirigido por Adrian Lyne después de una pausa de 20 años. Completan el reparto Tracy Letts, Rachel Blanchard, Dash Mihok, Lil Rel Howery, Jacob Elordi, Finn Wittrock y Kristen Connolly. La película se estrena en Prime Video el 18 de febrero de 2022

Adaptación de la novela

Aguas profundas está ambientada en la actualidad, entre personas de un muy buen nivel económico. Se ha mantenido la mayor parte de la narración de la novela, pero se han hecho algunos cambios que son importante, entre ellos, el carácter de la relación entre la pareja y, también, y muy importante, el final. De esta manera, supuestamente se ha modernizado, pero al no apoyar estos cambios con la correspondiente adaptación de los mimbres de la trama, esta modernización queda fallida e incoherente.

En la película se supone que los protagonistas se quieren profundamente. Pero este amor, aparte de unas frases dichas puntualmente entre ellos, es un postulado, porque lo que presenciamos es una relación fuertemente tóxica de dos personas que están juntas con más tensiones y disgustos que alegrías y afectos. Seguramente en la época original de la novela, el divorcio era considerado algo terrible, y una pareja tendría razones de peso para no separarse,  y la elección de seguir juntos a pesar de los pesares tendría sentido.

En Aguas profundas, al estar la obra ambientada en la actualidad, y no dársenos ninguna explicación de por qué la pareja no quiere separarse, cuesta comprender lo que los une. Esa falta de tratamiento de la base de la pareja es un fallo del guion. Vemos momentos aislados de la vida de matrimonio, y a veces no comprendemos cómo los hechos y los estados de ánimo de una escena conflictiva parecen haber desparecido sin razón en la escena posterior.

Buen hacer de los actores y buena factura técnica

Aguas profundas no emociona y no se le puede atribuir a falta de talento de los actores. Ambos protagonistas han demostrado en otras películas su valía, pero aquí tienen que enfrentarse a unos personajes esquemáticos, un planteamiento de cada uno por separado y de ambos como pareja sin interés, y una intriga que intriga muy poco. Desde el principio sabemos quién es responsable de los asesinatos, y el interés debería centrarse en cómo se llega a ello, y en qué quedará la historia, interés que no llega nunca del todo, con lo que la película no atrapa.

Ben Affleck defiende como puede su personaje, que se supone movido por la pasión, pero que aparece más bien acartonado. Ana de Armas lo tiene aún más difícil, ya que nunca vemos la acción desde su punto de vista, no sabemos sus motivos ni su carácter, y su comportamiento se antoja caprichoso hasta la inmadurez.

Aguas profundas es fácil de ver, tiene buena factura técnica, y retrata con brillantez el mundo de gente privilegiada en el que viven los protagonistas. La fotografía, el sonido y la ambientación son impecables y dan fe del buen equipo técnico y de que no se han escatimado medios, con buen producto como resultado.

Un final insatisfactorio

El final, sin entrar en detalles, se ha cambiado de manera radical. Es un desenlace que parece metido con calzador, para satisfacer a un público que quiere mantenerse dentro de la corriente de pensamiento correcto, pero al hacerlo se le quita credibilidad, fuerza y lógica interna.

Conclusión

Aguas profundas es una obra de intriga que no intriga, bien defendida por sus protagonistas a pesar de su falta de consistencia.


¿Qué te ha parecido la película?

Aguas profundas (Deep Water)

5

Puntuación

5.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: