Crítica de ‘A tiempo completo‘: Una mujer en una situación difícil

Las críticas de Laura Zurita:
A tiempo completo

A tiempo completo, segundo largometraje del director francés Éric Gravel (Aglaé, a prueba de choque), protagonizado por Laure Calamy (Solo las bestias, Vacaciones contigo… y tu mujer), se presentó en el Festival Internacional de Cine Venecia de 2021, recibiendo los Premios Orizzonti al Mejor Director (Éric Gravel) y a la Mejor Actriz (Laure Calamy).

Tuvimos la oportunidad de ver la película en los cines Mk2 Cine Paz en un preestreno organizado por la distribuidora, Festival Films, y Días de cine.

Sinopsis

Julie hace todo lo que puede para sacar adelante a sus dos hijos en el campo, mientras se sostiene en su trabajo en un hotel de lujo de París que poco, o nada, tiene que ver con su formación, con sus aspiraciones. Cuando, por fin, consigue la entrevista de trabajo que tanto llevaba ansiando, estalla una huelga nacional que paraliza el sistema de transporte público. El frágil equilibrio que Julie había construido se ve, de pronto, comprometido y tendrá que emprender una desenfrenada carrera contra reloj.

Premio a la Mejor Actriz

El premio a la Mejor Actriz otorgado Laure Calamy está bien merecido. Muy lejos de las siempre impecables heroínas de las comedias románticas o de las modelos de ensueño, la cámara la sigue constantemente muy de cerca, sin idealizaciones, y dibuja de una manera implacable tanto su exterior como su interior. Vemos sus redondeces, los estragos del cansancio y las marcas de la edad. En su puesto de trabajo aparece entera y pulida, pero cuando se encuentra sola en sus acelerados viajes por París retornan su insondable agotamiento y su infierno interior. Gracias al buen hacer del director y de su protagonista, presenciamos mucho más que eso. En los inmisericordes primeros planos se adivinan todos los matices de los pensamientos y de los sentimientos de Julie. No hay estridencias ni aspavientos, solo minúsculos gestos de su expresivo rostro.

Julie no aparece como una figura inequívocamente positiva. Es decidida, inteligente y tiene muchos recursos, pero también gasta impulsivamente un dinero que no tiene y observamos comportamientos muy dudosos con sus compañeras de trabajo. En resumen, Julie es una persona con sus virtudes y con sus defectos, llena de matices y a la que nos gusta ir descubriendo.

La vida en tiempos de huelga

Las huelgas de transporte en Francia se siguen a rajatabla y los trayectos de Julie, siempre largos, se hacen interminables y azarosos. En cierto sentido, A tiempo completo es un documento antropológico sobre cómo las huelgas de transporte paralizan París. La dirección de Éric Gravel, intensa y precisa, tiene el claro objetivo de hacernos vivir en primera línea el estrés que se genera en Julie.

Una estupenda muestra del talento del director es su elegante manera de contar los tediosos días de trabajo, con su prolongado transporte a la ciudad mientras va amaneciendo y con la noche cayendo en el agotador viaje del regreso.

En el cine actual se usa y se abusa del recurso de la cámara en mano, con más o menos sentido. En esta ocasión el director consigue un efecto inquietante, con encuadres tortuosos, con luz mortecina, con caras cansadas, y transmite perfectamente el estado de ánimo -de desánimo, en realidad- y de impotencia de Julie. La banda sonora apoya y subraya el efecto, con unos bajos a veces más sentidos en el cuerpo que oídos.

De hecho, algunas de las escenas me hicieron recordar una anécdota -más o menos- apócrifa, en la que, al preguntarle a Picasso por la inspiración de “Las señoritas de Avignon”, respondió que era el abarrotado metro de París por las mañanas. El montaje de la película nos puede recordar la estética cubista, con sus planos detalle de inconexos fragmentos de viajeros y de un mundo en el que todo parece teñirse de gris.

El final de la película es abrupto, aunque no inesperado. Una conclusión a la que se puede llegar es que el director ha elegido un desenlace, pero dejando entrever que la historia podría haber acabado de manera diferente, porque el destino de nuestra protagonista no está en sus manos.

Conclusión

A tiempo completo es una película dramática que nos mete de lleno bajo la piel de su estupenda protagonista, viviendo su estrés y sus dilemas.


¿Qué te ha parecido la película?

A tiempo completo

8

Puntuación

8.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: