Crítica de ‘Azor‘: Muchos silencios y pocas nueces

Las críticas de Daniel Jiménez:
Azor

Azor es un drama con temática financiera, coescrito y dirigido por Andreas Fontana. Una película que nos sumerge de lleno en la parte más oscura y deleznable de la banca que tiene lugar durante la dictadura de Videla en Argentina. Esto lo llegamos a presenciar a través de un banquero suizo, que aterriza en Buenos Aires para sustituir a su socio que desaparece misteriosamente.

Se trata de una coproducción entre Francia, Argentina y Suiza, en la que se entremezclan varios idiomas como el español, francés e inglés. Esta cinta ha pasado por innumerables festivales de cine internacional, desde el Festival de Mar del Plata hasta la Berlinale del pasado año. También pasó por el pasado Festival de Cine de San Sebastián, dentro de la Sección Horizontes Latinos. Azor está protagonizada por Fabrizio Rongione, Stéphanie Cléau, Alexandre Trocki, Elli Medieros, Ignacio Vila y Yvain Juillard, entre muchos otros. La película se estrena el  18 de febrero en las salas de cine españolas de la mano de Vitrine Filmes.

Tensión en el aire

La película desprende una tensión muy notoria, que va in crescendo a medida que va trascurriendo el metraje. En ese sentido, es una película que cuenta con un ritmo lento que a veces hace que el espectador pierda interés en lo que pretende contar. No obstante, esto no quiere decir que sea un enfoque totalmente errado el de la cinta, sino que es una película que pide paciencia al espectador, ya que todo se cuece lentamente.

La historia y el contexto que relata es tremendamente interesante, llevándonos a la Argentina que acababa de verse sometida por la dictadura de Videla. Las tropelías, ambiciones e hilos que se mueven a las sombras, lo llegamos a ver en Azor; algo que enfurece e indigna al que está delante de la pantalla. Aunque es interesante el planteamiento inicial de la cinta, no acaba llevándose a buen puerto, quedándose en algo superficial; es decir, la película carece de una profundidad narrativa.

Reparto sin gracia

En cuanto al reparto que protagoniza esta cinta, habría que decir que ninguno consigue conectar o llamar la atención del público del todo. Son personajes muy planos, empezando por el protagonista principal interpretado por Fabrizio Rongione. El personaje principal carece de carisma alguno, siendo los personajes femeninos que tienen a priori un papel secundario, los que más entusiasman con su papel en la trama. Por ejemplo la mujer del protagonista  es un personaje muchísimo más interesante, pero apenas le dan cabida dentro de la trama principal, siendo esto una verdadera lástima.

Los demás personajes secundarios que van apareciendo, acaban siendo bastante intranscendentes y muy homogéneos en sus formas. Es por ello, que la película cuenta con pocos personajes que demuestren albergar cierta complejidad narrativa, creando un desencanto e indiferencia palpable. Es muy predecible de ver y hubiera sido mucho más interesante haberse adentrado en los personajes femeninos, dado el contexto y época tan machista en la que se ambienta Azor.

Sorprendente fotografía

Una de las grandes virtudes de Azor tiene que ver con su estética visual; ya no solo por la asombrosa fotografía, sino también por lo bien que maneja en algunos tramos el lenguaje cinematográfico. Se aprecia una gran personalidad por parte de su director, aunque en líneas generales no haya llevado a buen puerto su propuesta. Otro aspecto técnico que es especialmente particular es su banda sonora, que no encaja con la atmosfera de la trama. Resulta algo rara y suele ser otro factor que te saca de la película y que no consigue que conectes con la intrahistoria que se desarrolla a lo largo del film.

Conclusión

Azor es una cinta que cuenta con una interesante trama, pero que no consigue llevarla a buen puerto, ni generar entusiasmo en el espectador. Es una cinta que aunque hay cosas destacables a nivel visual y en lo que se refiere al lenguaje cinematográfico que el director plantea, la película carece de alma y se hace pesada en muchos tramos. El reparto genera una sórdida indiferencia en el espectador, a pesar de que hay algún que otro personaje secundario que atrae la atención del público por momentos. En definitiva, una cinta poco llevadera y que tampoco cuenta con virtudes tan destacables como para acabar salvándola del naufragio.


¿Qué te ha parecido la película?

Azor

4

Puntuación

4.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: