Entrevista a Nando López: “No sé escribir si no es desde la verdad”

Desde “No es cine todo lo que reluce” hemos tenido el inmenso placer de charlar con Nando López; uno de los escritores y dramaturgos más importantes de nuestro país. A lo largo de esta entrevista, Nando nos habla del momento dulce que está atravesando, de la necesidad de crear referentes que impulsen a lo más jóvenes o sobre la necesidad de defender a ultranza una educación pública y de calidad en nuestro país, entre muchas otras cosas. Desde aquí, agradecer la generosidad y la inmensa amabilidad que ha tenido Nando López hacia este medio.

Su momento actual

Daniel Jimenez/NECTLQR: ¿Qué tal se encuentra Nando López?

Nando López: Pues estoy muy ilusionado, porque estoy con muchos proyectos bonitos en marcha; tanto por la gente que está en ellos, como por lo que significan. A lo largo de mi carrera, he intentado aunar lo literario con lo social, y ahora estoy teniendo la suerte de ver que mis libros llegan a mucha gente, pero que además también estoy con equipos editoriales y televisivos, que apuestan por la cultura desde una perspectiva social; sobre todo a lo referido con el compromiso con los jóvenes.

Por lo que ahora me encuentro con muchísimos proyectos, que me llenan de ilusión y que son coherentes con lo que he venido haciendo hasta ahora. En mi haber, ya se suman más de treinta libros entre teatro y novela, tanto para adultos como para jóvenes, y todos como que conforman un universo cohesionado. Por otro lado también está siendo dulce, por este renacimiento de “La edad de la ira”, por la serie que se va a estrenar dentro de  poco en Atresplayer Premium; algo que no solo va suponer que muchos vayan a adentrarse en la historia de manera audiovisual, sino también que muchos descubran o redescubran la novela gracias a ella. También estoy muy feliz por el libro de relatos que he sacado, llamado “Presente imperfecto”, que en tan solo un mes se ha conseguido lanzar su segunda edición.

Lidiar con el éxito

Daniel Jimenez/NECTLQR: Al ser un escritor exitoso, ¿has notado que el propio éxito te generase algo de ansiedad? En el sentido de que se espere cada vez más de ti por la gente.

Nando López: La verdad que más que ansiedad, siento responsabilidad por el trabajo que llevo a cabo. Es verdad que yo tengo la suerte y digo esto como un privilegio, de vivir de lo que escribo; algo que por desgracia en nuestro país y en general, no suele darse mucho. Es por ello que considero que soy un privilegiado, sobre todo por tener todas estas disciplinas artísticas que sirven como altavoz; ya sean mis obras de teatro, como mis novelas, ahora la adaptación audiovisual de “La edad de la ira”, etc.

Si esto ha pasado, es porque me leen muchísimas personas afortunadamente, por lo que en ese sentido siento que no puedo defraudarles; tanto a nivel de calidad de lo que escribo (que luego puede gustar o no), como a nivel ético. Siento que no puedo desperdiciar esas plataformas comunicativas que están a mi alcance, para luego hablar de cualquier cosa. Por lo que evito mucho lo banal y sí es cierto que siento cierta presión, cada vez que voy a empezar a escribir una nueva historia.

Me pregunto muchas veces si es esa la historia que necesito contar, pero del mismo modo me pregunto si es la que creo que necesito contar.  Porque tengo la inmensa suerte de que mucha gente que me lee me escribe, haciéndome llegar historias que me llenan el alma; es decir, gente diciéndome que alguna obra mía les ha ayudado en un momento de bajón o que les ha inspirado para llevar a cabo algo determinado en sus vidas, etc.

Por lo que por eso se debe, a que yo quiera estar a la altura de toda esa gente y que mi trabajo vaya en una línea en la que pueda seguir ayudando. Para mí el éxito, aunque es una palabra que a veces la damos un significado algo erróneo, es precisamente eso; ya que poder sentir que estas marcando una diferencia, alegrando o generando distintas emociones y reacciones en la gente, es el verdadero éxito de cualquier artista.

Referentes LGBTQ+

Daniel Jimenez/NECTLQR: Es verdaderamente palpable cómo tu obra artística ha marcado la vida de muchos jóvenes, al ofrecerles referentes LGBTQ+ de los que en general carecemos en esta sociedad. ¿Crees que necesitamos de referentes LGBTQ+ más que nunca?

Nando López: Para mí, la cultura siempre ha sido una manera de entender el mundo; por lo tanto, considero que la cultura debe de ofrecer referentes. Es  cierto que durante mucho tiempo hemos carecido de ellos dentro del colectivo LGBTQ+, sin tener unos espejos en los que mirarnos y sin historias dentro de la ficción que nos representaran. Incluso a día de hoy, seguimos teniendo mucho camino que recorrer en ese sentido, a la hora de representar las diferentes realidades dentro del colectivo; es decir, mostrar el descubrimiento sexual y amoroso, pero que no esconda el dolor que pueda haber.

Hay una frase que han rescatado para la serie de la novela, que dice lo siguiente: “La homofobia y la transfobia siguen matando en este país”. Cuando se rodó la escena en la que suena esta frase, que además sale en el tráiler de la serie, era el mes de septiembre y habían pasado solo dos meses desde el asesinato de Samuel; algo que nos da una idea hasta qué punto, nos sigue faltando camino por recorrer.

Es algo que intenté retratar en “La edad de la ira”, mostrar lo hermoso de un despertar sexual y amoroso en esa etapa adolescente, pero también esa parte que intenta abrirse camino entre la oscuridad. Tanto en la novela como ahora en la serie, se ha intentado trabajar desde una visión luminosa, pero sin evadir el dolor que normalmente viene del rechazo y la homofobia que siguen  estando latentes.  La cultura es muy poderosa, porque en el momento en el que tú te ves reflejado a través de ella, a veces consigues entender tu propia realidad o la manera en la que te sientes en determinada etapa vital.

Intento con mis libros dar voz al que carece de ella o al que ha carecido de ella durante mucho tiempo, generando referentes positivos en los que se puedan ver reflejados y en los que se puedan apoyar. Pero no intento escribir solo para que las personas LGBTQ+ se vean representadas, sino que sea la propia humanidad y universalidad de los personajes, los que consigan llegar a cualquier persona que los conozca; independiente de su orientación sexual, identidad de género, etc…

Entrevista a Nando López: “No sé escribir si no es desde la verdad”
Foto: Daniel Piedrabuena

Una realidad hostil

Daniel Jimenez/NECTLQR: Vivimos en un país, donde creemos que en materia de derechos de las personas LGBTQ+, somos uno de los lugares más avanzados, pero la realidad nos muestra lo contrario. ¿No crees?

Nando López: Fíjate que eso es otro de los hallazgos de la propuesta televisiva. Creo que tanto desde guion  como desde dirección, se ha entendido muy bien el corazón del libro. Hay algo que está captado con especial sensibilidad, que es precisamente esa contradicción entre una sociedad que cree que ya ha dejado atrás la homofobia, la transfobia y el machismo, pero donde todo eso sigue sucediendo, incluso recrudeciéndose más y más.

Una sensación que tengo como autor de la novela, es que a día de hoy es mucho más pertinente la historia que cuenta, que cuando se publicó en su día; ya que este año hemos visto peligrar los derechos de la comunidad LGBTQ+, hasta el punto que en diciembre nos estábamos manifestando para que no nos quitaran las leyes que protegen al colectivo. Estamos viendo en el día a día, como se están alcanzando records en lo que se refiere a agresiones homófobas, por lo que sí que es cierto que es más necesario que nunca seguir luchando . En ese sentido, espero que la serie invite a la reflexión y que ayude a romper silencios.

Valentía en la escritura

Daniel Jimenez/NECTLQR: En tu maravillosa obra tanto como escritor y dramaturgo, se puede ver un posicionamiento claro de como ves el mundo y sobre algunas realidades sociales que crees que deben cambiar. ¿Para ser escritor crees que se necesita de cierta valentía?

Nando López: Honestamente, no sé si me calificaría como alguien valiente; ya que soy de los que se tapa los ojos en ciertas escenas de terror (Risas). Pero sí creo que la literatura exige ser consciente de un elevado nivel de exposición, porque al final yo no sé escribir sin trabajar con la verdad; es decir, la verdad tanto mía como la que observo a mi alrededor. Es verdad que cuando te abres, eso te hace más vulnerable.  Lo que pasa es que también creo, que eso genera un vínculo más poderoso con las personas que te leen.

Por ejemplo, hay un caso muy concreto en “Presente imperfecto”, donde el último de los doce relatos, lleva como título “¿Maricón de qué?” ; que fueron las últimas palabras de Samuel antes de ser asesinado. Yo estaba terminando de escribir este libro, y creía que no podía acabarlo sin incluir el nombre de Samuel; ya que la literatura es también otra forma de inmortalidad. Pensé que para que estuviera presente desde un lugar honesto, tenía que hacerlo desde la autoficción.

 No sé si fue valentía, pero sí fue el esfuerzo de abrirme por completo, porque creía que el tema lo merecía. Lo que sí exige es asumir que la literatura es un dialogo muy desnudo, con los que te leen. Además la mentira y la impostura se perciben muy fácil, y yo tengo la suerte de contar con lectores muy fieles, porque saben que en cada obra van a encontrar esa verdad que intento plasmar siempre.

Su etapa como docente

Daniel Jimenez/NECTLQR: Eres Doctor Cum Laude en Filología Hispánica y fuiste docente de Secundaria y Bachillerato durante muchos años. ¿El hecho de que trabajaras con adolescentes en tus años como profesor, te influenció a la hora de querer escribir novelas y obras de teatro juveniles?

Nando López: Sin duda, yo estudié filología porque amaba la literatura, y luego de ahí pasé a ser editor y traductor, para luego saltar casi por casualidad en el mundo de la enseñanza; casi un poco por probar un nuevo oficio. A través de la docencia descubrí un trabajo que me terminó apasionando, y que me hizo darme cuenta de dos cosas en particular: Lo importante que era dar voz a los adolescentes y también volvió a despertar en mí mi propia adolescencia. Por un lado veía importante darles voz, dado a que es una generación que tiene mucho que decir, que tiene un bagaje social complicado y  que tiene un discurso muy crítico de las cosas; un discurso que a veces se trata con cierto paternalismo, por las generaciones más mayores.

Y por otro lado lo que te comentaba de volver a despertar mi adolescencia, debido a que me di cuenta de que había momentos de mi vida que por aquel entonces quería olvidar o dejarlos atrás, porque al final la adolescencia no es una etapa sencilla para nadie. Muchas veces se sufre por determinadas circunstancias que se dan, y uno parece que intenta poner una especie de muro entre la vida que tiene en la actualidad y la que tuvo siendo adolescente. De ahí nacieron novelas como “La edad de la ira” y mis siguientes novelas juveniles, porque en un primer momento tenía pensado escribir solo para adultos, pero fue gracias a la enseñanza que me di cuenta que quería escribir también para un público juvenil.

Entrevista a Nando López: “No sé escribir si no es desde la verdad”
Foto: Daniel Piedrabuena

Personajes sin etiquetas

Daniel Jimenez/NECTLQR: En una sociedad donde pretendemos etiquetarlo todo, es muy sanador lo que podemos encontrar en obras como la tuya. Al final, independientemente de la identidad de género, orientación sexual o raza que tengan tus personajes, vislumbramos a personas. ¿Crees que debemos dejar que ciertos rasgos de nuestro ser, sean los que nos definan categóricamente?

Nando López: Es que es justo eso, somos personas. Creo que tenemos que visibilizar todas nuestras formas de ser, orientación sexual, identidad de género, formas de pensar, etc. No obstante, no podemos permitir que sea lo único que nos defina, y creo que durante mucho tiempo hemos caído en unos tópicos dentro de la literatura y en el cine, que nos simplifican.  Claro que la orientación sexual o la  identidad de género forman parte de lo que uno es, pero también como tratas otras cosas; es decir, también forma parte de mi identidad mi seguridad, sensibilidad o mi pasión por el cine clásico, por ejemplo.

Por eso sí que es verdad que peleo para que mis personajes no sean unidimensionales; ya que precisamente lo que me interesa como autor, es romper los prejuicios y esa normatividad que nos provoca muchas veces tanto dolor. Dolor, porque simplifica al máximo las distintas realidades que puedan existir, lo que ha provocado durante mucho tiempo que hubiera gente que no se viera representada en la ficción.  Por eso abogo por que mis personajes estén llenos de complejidades, y que reflejen que hay muchas maneras de ser y de amar.

Finales de las tramas LGBTQ+

Daniel Jimenez/NECTLQR: También las tramas  LGBTQ+ por mucho tiempo han girado en torno a la propia sexualidad de los personajes, a diferencia de las heteronormativas. Ya no solo eso, sino que generalmente tienden a acabar mal sí o sí; cosa que en tu obra pasa todo lo contrario. ¿Ves que la gente necesita de tramas LGBTQ+ que acaben bien y arrojen algo de esperanza?

Nando López: Total, ahora me está pasando algo muy bonito con una obra teatral, que es para gente de doce-trece que se titula “Por qué tiene que ser todo tan difícil”; una historia de amor-amistad, que se da a muchos niveles. Cuenta con diferentes historias protagonizadas por personajes de esa edad, y una de ellas está protagonizada por un chico cis-gay y un chico trans-gay, donde la historia entre ellos acaba bien. Y te puedo asegurar que los encuentros que tengo por los diferentes institutos a los que voy a dar charlas, son preciosos. Y cada vez que sale esa escena la gente aplaude, porque les encanta que sea un final feliz y que salgan dos chicos que se abracen y se quieran.

Eso también hay que contarlo, porque necesitamos referentes que nos impulsen; es decir, si todo es dramático y todo es triste, pues al final no brindamos un halo de esperanza o de luz con ello. Hace poco me escribió un chico trans, dándome las gracias porque por fin se veía representado con un personaje de ficción. De hecho, me mandó un dibujo de él junto al personaje, que me pareció algo tremendamente precioso y que al final esas cosas son las que me llenan de alegría. Es algo que afortunadamente me pasa mucho y te diría otra vez, ya que antes hemos hablado del éxito, que precisamente esas cosas son las que considero que son el verdadero éxito. El poder inspirar y ver que otras personas se sienten mejor y que les de energía para seguir adelante, es algo que te llena de una gratitud y alegría inmensa.

La importancia de la educación pública

Daniel Jimenez/NECTLQR: Ejerces un activismo admirable,  en lo que respecta a la defensa de la educación pública. Has mencionado en alguna ocasión, que no todo el mundo parte con las mismas ventajas y que evidentemente hay jóvenes que tienen mayores obstáculos a la hora de conseguir formarse. ¿Tú tuviste que lidiar con ciertos obstáculos, para llegar a donde estás hoy?

Nando López: Creo que soy tan sensible a esas dificultades y ese clasismo de esta sociedad tan desigual, porque he tenido la suerte de no vivirlo; es decir, yo he vivido en una familia trabajadora que tenía los estudios míos y de mi hermano como una prioridad. En ese sentido, siempre se me han abierto las puertas para formarme y para ser lo que yo quería ser el día de mañana; algo que no todo el mundo desafortunadamente, ha podido tener o no tiene a día de hoy.

Es por ello que soy muy consciente y que estoy inmensamente agradecido por haber tenido la posibilidad de formarme, dado a que sin la educación pública yo no hubiera conseguido llegar hasta aquí. Creo que el ser tan consciente de esa suerte que tuve al poder tener oportunidades y los recursos necesarios para formarme, hace que sea tan beligerante a la hora de exigir que todo el mundo, independientemente de sus condiciones, cuente con las herramientas óptimas para poder formarse. Ahora mismo estamos en una sociedad, con un sistema educativo que desatiende a las personas con este tipo de dificultades, y eso debe de cambiar.

La adaptación televisiva de “La edad de la ira

Daniel Jimenez/NECTLQR: Por último, ¿qué nos puedes contar de la serie que se va a estrenar de “La edad de la ira”?

Nando López: Pues el estreno de esta adaptación televisiva de la novela, será el próximo 27 de febrero a través de la plataforma de Atresplayer Premium. El director es Jesús Rodrigo y el guion ha sido escrito por Juanma  Ruiz de Córdoba y Lucía Carballal. Y bueno, el elenco como ya sabrás, estará conformado por Manu Ríos, Amaia Aberasturi, Daniel Ibáñez, Carlos Alcaide y Eloy Azorín, en los papeles protagonistas. Lo que sí te puedo contar es que creo que han hecho un trabajo de una sensibilidad enorme y que han respetado la esencia de la novela, sin ceñirse al libro de manera estricta ni literal; algo que  considero que tienen todas las buenas adaptaciones en común.

Han conseguido respetar la estructura casi de mosaico, siendo una serie con una narrativa muy contemporánea; ya que al igual que en la novela se cuenta con muchas voces, en esta serie también vamos a seguir el viaje de La edad de la ira, a través de diferentes miradas. Por otro lado, es una serie que no omite nada de la crudeza de la novela, pero a la vez se refuerza mucho la luminosidad. Hay algo de la esperanza del libro, que aquí se ha fortalecido a través de una poesía visual muy cuidada en la que la dirección de Jesús Rodrigo y la fotografía de Neus Ollé juegan un papel determinante.

Creo que la mirada que maneja esta serie es muy interesante, porque es una mirada desde los protagonistas adolescentes; es decir, no es condescendiente, sino que está captada desde dentro de los personajes. En mi opinión, han sabido captar muy bien el corazón de la novela y se complementa muy bien con ella. Hay diferencias, por supuesto, pero la esencia ha quedado intacta y además es muy novedosa la manera en la que se cuenta.

La verdad que ha habido una gran implicación del equipo y del elenco, en la que me gustaría destacar dentro de los personajes adultos la presencia de Eloy Azorín; que ha puesto lo mejor de sí para dar vida a Álvaro y de quien soy fan desde Todo sobre mi madre. Y luego del reparto de actores más jóvenes, compuesto por Amaia, Dani, Carlos y Manu, pues solo me sale decir maravillas de ellos; ya que sus interpretaciones están llenas de una verdad y sensibilidad apabullante, a la vez que tienen una química inmensa entre ellos. Todo el compromiso que han tenido los cuatro con el proyecto es algo totalmente encomiable y que creo que va emocionar mucho a quienes los vean el trabajo que han hecho con esta adaptación y el propio viaje que supone la serie.


Créditos fotografías: Dani Piedrabuena

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: