Crítica de ‘Seduciendo a un asesino (Deceit)’: Obsesión y engaño

Las críticas de Daniel Farriol:
Seduciendo a un asesino (Deceit)

Seduciendo a un asesino (Deceit) es una miniserie británica creada y escrita por Emilia di Girolamo (Londres: Distrito criminal, The Tunnel) y dirigida por Niall MacCormick (The Sister, Albatross). Está inspirada en hechos reales y muestra la investigación del asesinato de Rachel Nickell en 1992. Una agente de policía encubierta se convirtió en cebo sexual para el presunto asesino y poder así conseguir una confesión explícita para encarcelarlo. El caso se convertiría en uno de los más infames en la historia de la aplicación de la ley británica. Está protagonizada por Niamh Algar (Censor, The Virtues), Sion Daniel Young (The Left Behind), Eddie Marsan (Midas Man, Ridley Road), Harry Treadaway (Honeymoon, Pelican Blood), Nathaniel Martello-White, Rochenda Sandall, Charlie Carter y El Anthony. La serie se ha estrenado en HBO el día 30 de Noviembre de 2021.


La controvertida «Operación Edzell»: ¿Investigación o manipulación?

Seduciendo a un asesino (Deceit) es una interesante miniserie británica que intenta apartarse de los estándares del thriller policíaco común para profundizar en otros aspectos más psicológicos y sociales que, por desgracia, no siempre consigue retratar adecuadamente. Bajo un título en español que haría las delicias del tuitero @PeliDeTarde (el original podría traducirse como «Engaño»), la serie se inspira en la historia real de la controvertida operación policial conocida como «Edzell» que fue llevada a cabo en 1992 por la Policía Metropolitana de Londres. En la misma, una inexperta oficial de policía trabajó encubierta convirtiéndose en el cebo sexual para Colin Stagg, el principal sospechoso de la violación y salvaje asesinato de Rachel Nickell, para de esa forma conseguir una confesión que esclareciera un caso que había sacudido la opinión pública.

Durante cuatro capítulos se explora con detenimiento la preparación y el proceso de la investigación que resulta extremadamente complejo dadas las características psicológicas del sospechoso. La agente Sadie Byrne se transforma entonces en Lizzie James con el objetivo de seducir y ganarse la confianza durante meses del asesino, iniciando primero una relación a distancia a través del correo ordinario, luego con llamadas telefónicas y finalmente encontrándose cara a cara. Sin embargo, pese a todos los esfuerzos, el presunto criminal nunca llegó a delatarse ni confesar haber cometido el horripilante crimen del que se le acusaba. Cuando más tarde salieron a la luz las tácticas empleadas por la policía para detener al sospechoso, se puso en duda la honorabilidad de una operación basada en pruebas poco concluyentes y un perfil psicológico realizado por el forense Paul Britton que podría ajustarse a casi cualquier otro asesino en serie.


Atmósfera crítica

Seduciendo a un asesino (Deceit) es una contundente critica al sistema y a la mala praxis profesional que tuvieron policías y psicólogos en el tratamiento de los datos que se tenían. Es una crítica que queda patente especialmente en el desenlace y en los rótulos finales, pero de la que durante el transcurso de la serie no se percibe ese posicionamiento en pos de una narrativa que prefiere jugar con la intriga y la incertidumbre enfocada hacia los espectadores que desconozcan la resolución del caso. Me parece un poco contradictorio por parte de Emilia di Girolamo que las verdaderas cartas se muestren tan tarde.

Los cuatro episodios están dirigidos con ritmo y mano firme por el escocés Niall MacCormick. Junto al fotógrafo Jan Jonaeus (Cazadores de leyendas, The Mallorca Files) idean una estética suficientemente malsana y sombría que encaja bien con la temática, aunque algunos degradados y efectos de cámara me parecen excesivos. La iluminación juega con la paleta de colores para mostrar los distintos estados de ánimo por los que pasa Lizzie, ya que toda la serie está realizada desde su punto de vista. En general, se consigue la atmósfera adecuada y la ambientación también ayuda en la recreación temporal de la década de los 90 en la que transcurre la acción de la serie.

 

El lado oscuro de Lizzie

En realidad Seduciendo a un asesino (Deceit) trata sobre la obsesión. Todos los personajes que aparecen están obsesionados con conseguir o alcanzar una meta. El psicólogo quiere demostrar su capacidad para detectar los patrones de comportamiento de los asesinos en serie. Los detectives de la policía quieren atrapar al sospechoso a toda costa. La opinión mediática quiere que se haga justicia lo más rápido posible. Colin Stagg se enamora de Lizzie y crea una relación de dependencia hacia ella. Mientras que la protagonista, fantástica como siempre la actriz irlandesa Niamh Algar, necesita el reconocimiento profesional de sus compañeros masculinos y se obsesiona hasta casi perder la cordura con esclarecer el caso.

Esa es la parte principal y más efectiva de la serie. El descenso a los infiernos del lado oscuro de Sadie/Lizzie en el que comienza a confundir la realidad con la ficción para adentrarse peligrosamente en las perversiones reflejadas en las fantasías sexuales que tiene el sospechoso y su morboso acercamiento hacia el placer de matar. Es una pena que la serie no sea más valiente en este sentido y la deriva psicológica de la chica se adentre únicamente en el territorio de la locura más que en indagar los placeres prohibidos que nos confrontan a nuestro sentido de la moralidad. Seduciendo a un asesino (Deceit) no logra destacarse por encima de otras series policíacas del momento, pero si se mira con atención sí que ofrece en su visionado algunos destellos que indican por dónde hubiera encontrado una forma expresiva que la diferenciase.

Listado de episodios de ‘Seduciendo a un asesino (Deceit)’

La miniserie británica Seduciendo a un asesino (Deceit) está compuesta por 4 episodios de unos 50 minutos cada uno.

Episodio 1

Sadie es una agente de policía encubierta ambiciosa a la que después de desempeñar un papel clave en una importante redada de drogas, le ofrecen la oportunidad de trabajar en un caso que podría disparar su carrera. Durante septiembre de 1992, el DI Keith Pedder y el psicólogo forense Paul Britton planean la Operación Edzell, una operación encubierta contra Colin Stagg, después de convertirlo en el principal sospechoso de la agresión sexual y asesinato de Rachel Nickell. Sadie se convertirá entonces en Lizzie James para ganarse la confianza del sospechoso y extraerle una confesión del crimen.

Episodio 2

La policía arresta a Stagg bajo sospecha del asesinato de Rachel Nickell. Se siente cada vez más atraído por ‘Lizzie’. La policía toma conocimiento de que se ha filtrado a la prensa la existencia de la operación encubierta, pero desconocen cómo sucedió. A través de las cartas y llamadas de teléfono entre ‘Lizzie’ y el sospechoso, siguen sin conseguirse pruebas de su implicación, por lo que el equipo de investigación hace que ‘Lizzie’ se reúna con Stagg.

Episodio 3

A medida que pasan las semanas, ‘Lizzie’ es incapaz de descifrar al principal sospechoso Colin Stagg, y pronto queda claro que la presión a la que está sometida está comenzando a tener un impacto profundo en su propio comportamiento. ‘Lizzie’ le dice a Stagg que quiere al hombre que mató a Rachel Nickell. Él le dice que no la mató. Sin embargo, la policía lo arresta por su asesinato porque dio detalles de la posición en la que se encontraba cuando la encontraron muerta.

Episodio 4

En noviembre de 1993, mientras Stagg está siendo interrogado y mantenido en prisión preventiva, una joven y su hija, Samantha y Jazmine Bisset, son asesinadas en Plumstead, al sur de Londres. La policía no está de acuerdo sobre cuán similares son los asesinatos de Nickell y Bisset. El caso contra Stagg se vuelve mediático y comienza a circular la opinión de que la policía se extralimitó en su investigación para inculpar a un inocente del asesinato de Rachel Nickell.


¿Qué te ha parecido la serie?

4/5 - (4 votos)

Seduciendo a un asesino (Deceit)

6.3

Puntuación

6.3/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: