Crítica de ‘Invitado de honor’: Un padre, una hija y un conejo

Las críticas de Daniel Farriol:
Invitado de honor

Invitado de honor es una tragicomedia canadiense escrita y dirigida por Atom Egoyan (Exótica, El dulce porvenir). La historia nos presenta a Veronica, una mujer que desea permanecer en la cárcel aunque ha sido acusada injustamente por una agresión sexual a un menor. Ella y su padre, Jim, se encuentran actuando fuera de los límites del buen comportamiento mientras el pasado los persigue. Está protagonizada por Laysla De Oliveira (En la hierba alta, Needle in a Timestack), David Thewlis (Landscapers, Wonder Woman), Luke Wilson (Rumbo a lo desconocido, Roadies), Rossif Sutherland (Catastrophe, Hellions), Sima Fisher, Gage Munroe, Tennille Read y Tamara Podemski. La película se ha estrenado en España en Movistar+ y Filmin el día 19 de Noviembre de 2021.

Atom Egoyan, un director que siempre hay que tener en cuenta

A menudo sucede que los críticos que ensalzan efusivamente a un autor en sus inicios acaban siendo los primeros encargados luego en denostar todo lo que hacen a posteriori. Es el caso del director canadiense de origen armenio Atom Egoyan, autor en la década de los noventa de obras mayúsculas como El liquidador (1991), Exótica (1994), El dulce porvenir (1997) o El viaje de Felicia (1999), entre otras, y del que existe ahora una convicción generalizada de que su cine ha sido domesticado por la industria, cayendo en el más absoluto ostracismo. Sin embargo, si uno mira con detenimiento algunas de sus últimas obras como Cautivos (2014), Remember (2015) o esta Invitado de honor (2019), aún puede hallar destellos de aquella genialidad temprana que se fue apagando. Es por eso que me parece injusto como hacen otros el desdeñar sistemáticamente cada nueva película que realiza cuando seguimos encontrando en las nuevas películas muchas de las características que lo hicieron grande.

Está claro que Invitado de honor es caótica, imperfecta y extraña, pero también hay que reconocer que es una tragicomedia inusualmente excéntrica, original y morbosa que disecciona la complejidad de las relaciones humanas y de nuestra convivencia con el sentimiento de culpa. Tanto en la forma como en el fondo hay un Egoyan reconocible. Vuelve a urdir una trama compleja que se desarrolla en distintos planos temporales y a través principalmente de dos personajes, una hija y su padre. Pese a tener en apariencia una relación cordial, es la incomunicación existente entre ellos la clave para entender la evolución de sus vidas apegadas a la tragedia al estar influenciados por el recuerdo deformado de algunos hechos que acontecieron en el pasado.

Un padre, una hija y un conejo

Invitado de honor cuenta la historia de Veronica (Laysla De Oliveira), una mujer que acude a una Iglesia para reunirse con el Padre Greg (Luke Wilson) que es el encargado de preparar el oficio por el funeral de su padre, Jim (David Thewlis). Mientras conversa con el sacerdote para explicarle cómo fue su progenitor en vida, iremos rememorando junto a ella y desde su punto de vista algunas vivencias que le marcaron. Veronica es compositora y directora de orquesta, fue encarcelada por un delito sexual cometido contra uno de sus alumnos adolescentes, algo que ella asumió como cierto aunque fuera falso. En realidad descubriremos que fue un castigo autoinflingido para redimirse de los pecados que sí cometió. En ese sentido, la película propone los dilemas y recovecos morales que siempre están presentes en el cine de su autor.

Jim, por su parte, fue un hombre que tras cerrar su restaurante se convirtió en un inspector de sanidad encargado de ir a otros establecimientos para decidir si cumplían con la normativa o debían ser clausurados. Se podría decir que con ello adquirió una especie de poder para inmiscuirse en las vidas de los demás y en decidir sobre el devenir de sus negocios, algo que nunca pudo controlar en su propia vida. Es un personaje de actitud extravagante al que no siempre alcanzamos a comprender, se muestra errático y toma decisiones que podrían convertirlo en alguien odioso, sin embargo, la sutileza en la interpretación del fantástico David Thewlis le otorga una dimensión profunda y trágica que explota en todo su patetismo en la escena de la fiesta.

Y como tercer personaje clave tenemos al conejo Benjamin, un animal que sirve de nexo silencioso en la relación de incomunicación entre padre-hija. Simboliza la pureza del amor que aún se profesan bajo todas esas capas de reproches, resentimientos y recuerdos tergiversados. En la superstición popular de la cultura occidental existe la creencia de que una pata de conejo es un amuleto que da suerte. Es algo que Jim y Veronica no encuentran en sus vidas. En la película el azar no existe, son las decisiones conscientes que toman las que les convierten en personajes de una tragedia griega.

La vida desordenada

Invitado de honor no es una película fácil. Los distintos saltos temporales están bien estructurados para su comprensión, pero a menudo parece que estemos asistiendo a dos películas distintas que se han juntado en la sala de montaje. Hay demasiados conflictos y subtramas alrededor de la relación principal entre Veronica y Jim, lo que hace que muchos de ellos queden desdibujados y se pierdan en el contexto global (el personaje del autobusero, el novio suicida, etc). Egoyan propone un complejo puzzle espacio-tiempo para desentrañar los traumas del pasado y los pecados que necesitan ser perdonados.

Es un ejercicio de estilo descompensado gobernado por un humor advenedizo e incómodo que surge del dolor y de las necesidades emocionales insatisfechas en sus personajes. Así pues, estamos ante una película atípica y escurridiza, pero no irrelevante, algo que queda demostrado con el bello y enigmático plano final junto a un espejo (una transición pacífica que conecta con el inicio) para hablarnos de lo que perdura en los demás tras finalizar nuestra existencia.


¿Qué te ha parecido la película?

3/5 - (1 voto)

Invitado de honor

6.4

Puntuación

6.4/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: